Translate

martes, 31 de julio de 2007

Machismo en Fotogramas

¿Qué pasa con las portadas de FOTOGRAMAS?

El marketing puede ser algo sutil o rastrero, y aunque en este caso hable de una revista que compro fielmente cada mes por ser significativamente mejor que sus competidoras, la elección de la persona que vaya a ocupar su portada en cada número es, como mínimo, vergonzante. Puedo comprender que por vender más ejemplares saquen una portada sobre la película de fama del momento y no sobre cualquier otra minoritaria que se estrene a la vez, hasta ahí llegamos todos, pero es que la presencia de féminas en pose cachonda y dejando poco a la imaginación, es alarmantemente elevada e insultante para cualquier mujer. Si a esto unimos la falta de originalidad que les caracteriza al escoger una y otra vez a los mismos actores o personajes, apaga y vámonos.
Como una imagen vale más que mil palabras, mejor vean y juzguen. Análisis de las portadas de 2003 a 2007:

De las 55 portadas recopiladas, 31 están protagonizadas íntegramente por mujeres, y 4 más están compartidas por ambos sexos, a saber: dos en las que sale Halle Berry (una habitual), una de king kong, y otra de Matrix en la que Mónica Belluci destaca sobre el reparto original de la saga.


Dicho así parece que no es tanta la descompensación, pero la cosa cambia al comprobar que en unos pocos casos las portadas son "modositas", como la de Renée Zellweger (y es que de donde no hay no se puede sacar), o una de las dos de Nicole Kidman, que nunca ha sido muy de prodigarse como la tia buena de turno.
De resto encontramos lo mismo repetidas veces y sin demasiada variedad de gente, porque sin ir más lejos, Angelina Jolie, sus escotes y su mirada lasciva (son una santisima trinidad inseparable), protagoniza nada menos que 5 portadas, seguida muy de cerca de Scarlett Johanson con tres, o Keira Knightley, Penélope Cruz, y Jennifer López con dos cada una, siendo especialmente preocupante este ultimo caso porque... ¿qué coño ha hecho "La Jenny" en el cine pa merecer ocupar una portada?
Y es que eso es lo más triste de todo; las portadas suelen hacer referencia a películas de mierda de las que incluyen amplios reportajes y a las que ponen luego a parir en sus propias críticas críticas. Así, tenemos portadas con Jennifer Aniston (promocionado alguna de sus comedias estúpidas), Jessica Alba o Cameron Díaz; pero los dos casos que sin duda se llevan el premio a la portada más fuera de lugar son el de Elena Anaya, que sale semidesnuda con boca de muñeca hinchable por su papel secundario en Alatriste (¿?), y la del mes pasado con Jessica Biel, que hace referencia a una sola página dentro de la revista. Señores de Fotogramas, ¡córtense un pelo por favor!


En cuanto a los chicos el análisis es rápido. Si no salen George Clooney (4 portadas), Tom Cruise (otras 4), Leonardo Di Caprio (2), o Brad Pitt (2), lo hará el superhéroe de turno (6 portadas, o 7 si contamos a Catwoman). Sólo dos excepciones: una con Banderas y otra con Harrison Ford.
En cualquier caso, ellos salen casi siempre elegantes, con traje, y no descamisados tapándose los pezones para que compres la revista. En fin... vergonzoso





2 comentarios:

sara dijo...

Oh My God!!! Pero qué currado el "post" ¿eh? Estoy orgullosa de ti xDD mi Pablo es todo un journalist jajaja.
Bueno, centrándonos en el tema del post, la verdad es que últimamente a fotogramas se le ve el plumero.... ya se sabe que venden mas dos tetas, que dos carretas, aunque en el caso de Keria Knightley eso es más que discutible jajaja.
En fin, parece mentira que una revista que lleva tantos años en el mercado, y que es, sin lugar a dudas, la mejor en su género (porque cinemanía y todas estas, apestan) se preste a estos chanchullos de márketing barato, pero vamos... que también tienen que comer. Pero digo yo que por poner algún día a Jude Law, Eric Bana en la portada, tampoco se va a morir nadie, ¿no?

peibol dijo...

Es que se pasa de castaño oscuro. Que además en los últimos años, es que ya las han sacado directamente desnudas; tapándose estratégicamente, sí, pero desnudas. ¿De verdad es necesario poner así a alguien del talento de Kate Winslet? Es lamentable...