Translate

miércoles, 2 de junio de 2010

La caída

La semana pasada volví al gimnasio después de un tiempo sin ir. Como siempre, fui hacia una cinta estática, me amarré bien los cordones, busqué música estimulante en el iPod, y me puse a correr. Para evitar pisármelos o que se deshagan, tengo la costumbre de meterme los lazos de los cordones dentro de los tenis, y cuanto más a presión estén, mejor. Estaba en pleno éxtasis cuando me di cuenta de que uno de los lazos se había salido. El nudo seguía hecho, y tampoco es que fuera arrastrándose por el suelo, así que como estaba acabando decidí dejarlo estar; para un minuto que me quedaba en la cinta, no merecía la pena pararla, para volver a meterlo en su sitio y luego reanudar la velocidad. ¿no?
Me pisé los cordones y me estampé contra el suelo.

Podría haber tenido una caída mucho más aparatosa y dejarme los dientes, el culo o la cabeza. En vez de eso, me agarré con las manos al panel de control, di un par de pasos con las rodillas mientras recuperaba el equilibrio (la cinta seguía andando), y me puse en pie como si nada hubiera pasado. El chico que suele correr a mi lado me preguntó si estaba bien, y yo, quitándole importancia y sonriendo, le dije que sí, que raspado pero bien.

(No sufrais por mí, que ya está cicatrizando todo)

Como la dignidad es lo último que se pierde, recogí mi iPod, bebí un poco de agua, me limpié las rodillas chorreantes y seguí a lo mío. Afortunadamente no había casi nadie a esa hora, y los que estaban eran conocidos, así que no fue demasiado humillante. Cuando llegué a casa con las rodillas despellejadas (la cinta se había encargado de llevarse un par de capas de piel), sabía lo que me esperaba: amor materno cachondeo familiar. El día que Sara y yo llegamos a mi casa tras haber atravesado la riada, ella pensaba que mi madre se iba a apiadar de nosotros por vernos empapados; craso error: lo primero que hizo al vernos fue descojonarse e ir corriendo a por la cámara de fotos. Esta vez no fue menos.

Me quedaba la esperanza de encontrar un poco de misericordia en mi hermana; vale que tendamos a descalificarnos gratuitamente, pero… ¿quién no se ablandaría ante una herida en carne viva?
Entró por la puerta, me vio y me preguntó que me había pasado, y antes de que pudiese contestar, mi madre se adelantó:

- “Es que tu hermano se fue a Lourdes de rodillas. Jajajajaja”


Madre no hay más que una… y la mía está desnaturalizada.




34 comentarios:

Raquel dijo...

Ay, que leñazo más bien dado. Las fotos que has puesto son muy ilustrativas, la verdad, quizás demasiado...Menos mal que tuviste reflejos porque podías haber acabado con la cara hecha un mapa; dentro de lo que cabe tuviste suerte. Yo cada día me reafirmo más en que el ejercicio físico es una cosa muy peligrosa.
Un saludo, y que te sanen rápido las heridas.

Pétalo dijo...

Jajaja, es que Peibol, caerte en el gimnasio no tiene perdón. Yo también me habría partido. Es el típico momento en el que estás tú todo metido en tu tema en plan "que culo se me va a poner con la carrerita que me estoy pegando" y pum! ego al suelo!! Es muy comico. Pero bueno, las rodillitas bien, que es lo importante.
El video de Peter no tiene precio, XD.

Sara dijo...

Jajajajajaja, joder con tu madre xDDD Ahora que yo también me he despellejado media rodilla... te comprendo.... es una mezcla entre qué torpe soy, ¿cómo es posible? y dolor.... Lo mejor de todo es cuando la gente se te queda mirando por la calle en plan: dios....a esta la maltratan xDDD eso o es una niñata que cree que vuelve a tener 9 años...Pero bueno, ya cicatrizará, no temas! Besos!!!!

El Sombrerero Loco dijo...

jajajajajajajajajaja joder... realmente eso es amor de madre... xD

the boy who knew enough dijo...

Pobrecillo... menos mal que la cosa no fue grave... y respecto a lo de tu madre, yo creo que si te rompes una pierna hace un monólogo para el Club de la Comedia. Nadie mejor para reirse de sus hijos que las propias madres, la mía también lo hace...

Ciao

LaNiña dijo...

Sólo le faltaba añadir: ¡pero qué tonto eres hijo!

XDD Cómo se lo pasa de bien tu madre jaja, pero bueno, seguro que entre risas se cura todo más rápido (repite esto un millón de veces en tu mente para que funcione XD)

Besos.

Ana dijo...

¡Qué madre más cachonda tienes! Seguro que en momentos como estos es cuando entiendes los por qués de los parricidas, verdad?

Tus amigos deben envidiarte por tener una madre tan divertida, se nota que ellos no las sufren en sus carnes... La mía también era de traca, cuando ambas éramos más jóvenes, desde que murió mi hermano, las dos nos hemos vuelto más aburridas y serias.

Pecosa dijo...

¡¡Ohhh!! ¡¡Fotos de tus piernas!! Ya conozco alo de tí, aunque sean tus rodillas en carne viva...

Tu madre es la bomba. Así de espabilaos habéis salido los hijos.

peibol dijo...

Raquel:

Debería haber puesto uno de esos carteles, advirtiendo que las imágenes podrían herir la sensibilidad de algunos espectadores XD

La verdad es que sí; otra cosa no, pero tuve reflejos. ;)

Pétalo:

Doy gracias a que sólo hubiera dos personas más, y que caí con cierto estilo. De haberme ido de boca y ser arrastrado por la cinta, todavía me estarían señalando con el dedo al entrar por ahí. XD

Sara:

Ya conoces a mi madre XD. A ti te mirarán por la calle, pero a mí, cuando volví al gimnasio, me miraban las rodillas con lástima. XD

El Sombrerero Loco:

Si. Demostrado de forma peculiar, pero amor de madre al fin y al cabo XD


¡Saludos!

peibol dijo...

theboywhoknewenough:

Jajajajaj. Claro que sí; humor ante todo, pero... ¿y un mimo de vez en cuando? XD

LaNiña:

Jajajajaja. No, me preguntó que "cómo se me ocurría caerme de esa forma" XD. Ya ves mamá... ocurrencias que tiene uno XD

Ana:

Jo... no sé qué contestar ante tu comentario, salvo un sentido y sincero "Lo siento mucho". :(

Pecosa:

Jajajaja, gracias por lo de espabilados, y sí, lo es. Si lees las crónicas newyorkinas descubrirás otros de sus momentos de grandeza XD

Mis pies, y mis piernas, han salido ya varias veces en el blog; no de forma premeditada, eso sí. XD
Poco a poco irás haciendo el puzzle. Yo tengo tus ojos y tu nariz. ¡Chan chan chan!


¡Saludos!

JuanRa Diablo dijo...

A tu madre se lo tendremos que pasar por alto, qué remedio, pero a la constructora del templo de un dios, (léase Exorsister), se le debe exigir un mínimo de compasión!!

Cura sana, cura sana... :D
Un abrazo, patoso

PD1.- Fíjate en la rodilla derecha. Es talmente el hocico de un marrano XDXD

PD2.- No tienes miramientos para con los que no podemos ver los videos. Qué menos que una corta sinopsis en letra pequeña!

Cattz dijo...

Ohh, mi compañera de piso en Granada se descojonaba de mí en los gimnasios, conseguí caerme en los tres que probamos. Y de forma aparatosa, además. Y luego me entra la risa tonta y es aún peor, porque se la pegaba a ella y las dos nos reíamos hasta que dolía.
Pero la peor bronca me la llevé a los 21 años que me caí delante de mi facultad y destrocé los vaqueros por las rodillas(y mis rodillas), vaqueros que mi madre me había comprado sólo dos días antes.

Indo dijo...

ay, pobre!!!
yo es que como soy muy torpe, estoy acostumbrada a las heridas y mi cuerpo las cura pronto para que de tiempo a hacerme unas nuevas.
aunque cuando era pequeña me pasaba los veranos con las rodillas peladas, costras y a veces al borde de dejar el hueso al aire.
hace tiempo que no me caigo aparatosamente (cruzaré los dedos) pero voy siempre con cardenales y morados.
jo, al menos mi mamá sí me cuida. se apiada de que sea tonta y me de con todo.
cúrate y date mimos tú sólo que con una familia así... jejeje.

Irene dijo...

Menudo guarrazo te diste XDD.

Si te sirve a mí de pequeña, cuando me caía (que solía y suele ser a menudo) me decían: Se ve el hueso? (yo respondía entre sollozos, por el dolor y la vergüenza que pasas: NO)Entonces no pasa pasa nada...

Por cierto! Yo patino, y lo hago siempre en pantalón corto. Motivo: he roto más de tres tejanos largos patinando y he llegado a una conclusión: la piel se regenera, los pantalones no. Otra solución serían rodilleras, pero es que no sé ir con ellas así que...

$. M. K. dijo...

Bah!! eso es de aficionados!! No se figura las caidas que tuve yo con la bici (hasta que me la robaron)

Sabes que se han inventado las zapatillas con cierre de velcro. En su caso sería muy util. Me apuesto que la exorsister le habrá dedicado algunas palabras de ánimo =P


Un saludo!

peibol dijo...

JuanRa:

¿Compasión por estar relacionada con un templo? ¡Como si la iglesia se caracterizara por ser misericordiosa! Claro que si tenemos en cuenta que las historias bíblicas están plagadas de castigos y sacrificios, tampoco es de extrañar que el clero no sea especialmente benevolente XD

(Si es que tú solito te buscas estos fregados JuanRa XD)

El vídeo es otro de esos que crean pensando en mí :D

Cattz:

Hombre, caerse en compañía, quieras que no, es mucho más llevadero. Además, si lo hacías siempre en gimnasios diferentes era menos humillante. Ahora tengo una presión enorme para que no vuelva a pasarme lo mismo. Una vez es mala suerte, pero más es torpeza XD

Las madres siempre preocupándose por las cosas importantes...

Indo:

Jajajajaja. Yo soy todo lo contrario; soy bastante habilidoso (modestia aparte), pero cuando me hago una herida tarda media vida en cicatrizar, aunque sea diminuta. :s

Visto lo visto, yo mismo me daré besitos en la pierna cada noche XD

Irene:

Jajajajaja. Como le digo a Cattz, las madres siempre preocupándose de lo verdaderamente importante (las minucias sobran).

Lo de las rodilleras no es mala idea, pero corriendo con ellas me sentiría como Forrest Gump. Paso XD

$.M.K:

Sé que las hay de velcro, y ahora que se me rompieron los tenis (por si fuera poco), estoy pensando que las próximas podría comprarlas así :D

Correría con menos tensión, desde luego ;)



¡Saludos!

Sra.Potts dijo...

Bueno hombre, todos tenemos costurones (así es como llama mi padre a las cicatrices) en las rodillas xD.

Ojo con los cordones, que los carga JuanR... el diablo!! mira que son traicioneros, los cabrones...

En cuanto a tu madre, en fin... mola :D

H@n dijo...

Mierda!!! Cómo odio estar tan lejos, che!
Yo te hubiera hecho una costurica la mar de mona! =B

Que va, es coña, eso no se cose, lo se xD
Lo que daría porque te hubieran grabado T_T

Por si te sientes mejor yo también soy un pato, tengo las rodillas marcadas de por vida de tantas veces que me las he pelado, y no solo de pequeña... pregúntale a Zorro si no me crees... xD

Mica dijo...

Qué bueno por favor!!! No es que me alegre de tu caída ni mucho menos. Me refiero a tu blog. Acabo de dar con él y llevo enganchada leyendo post casi una hora. Lamento la leche, pero si te sirve de consuelo yo también me las he pegado en el gimnasio ( nunca tan fuertes) y he seguido dignamente con el ejercicio como si nada.
Tu madre de lo mejorcito.
Con tu permiso, me quedo por aquí.

Gelen dijo...

Prohibido leer el post después de cenar... madre miaaaa!!! Al menos los dedos sigunen en su sitio y puedes seguir escribiendo!!

El Zorrocloco dijo...

Pero qué asco me das. Como no me enseñas la costra cada vez que nos vemos, ¡toma post! >__<

Pecosa dijo...

¡Jajajajjajaj!

peibol dijo...

Sra.Potts:

Lo curioso es que yo me estoy haciendo las heridas de guerra de mayor. De pequeño, aún trepando y brincando por todos lados, nunca me hacía nada. Maldita vejez... XD

H@n:

Na, mujer, esto un poco de betadine y lsito, pero gracias por el ofrecimiento (aunque me hubieras hecho una chapuza )XD

Tengo constancia de tu patosidad, por aquel post de mi hermana, en el que le contestaste algo así como "Los que van a caer te saludan" XD. Estuviste grande.

Para mí es la primera vez que me doy un bimbazo tan fuerte en las rodillas... y espero que sea la última. :o

Mica:

Pero qué forma más genial de empezar el día! ¡Con piropos! :D
Muchas gracias. Considérate más que bienvenida para pasar (y quedarte) por aquí. :)

Por lo que veo, todo el mudno se ha dado golpes en el gimnasio. Jo... y yo que me creía especial. Sniff!

Gelen:

Jajajajaja. No, si en realidad tengo que estar agradecido a mis reflejos para agarrarme al panel, porque si no habría tenido el mismo efecto de peladura, pero en la cara y las manos :s. En ese caso sí que habría tenido que poner un aviso al inicio del post.

Zorro:

Calla tonto, si sé que te encanta XD. Además, no es algo premeditado; me pica, me remango el pantalón para rascarme, y ahí estás tú clavando la mirada. ¡Es culpa tuya! XD

Pecosa:

:D


¡Saludos!

Oliver dijo...

Jajajajajajaja, suerte que no fue en la elíptica! Madre no hay más que una, desnaturalizada o no, cuídese esas rodillas. saluditos

Ana dijo...

Ay Dios, ya sé que esta mal reírse del mal ajeno pero no he podido evitar mearme de risa (no literalmente por suerte) Lo cuentas de una manera que hace que inconcientemente recordemos los leñazos que nos hemos pegado por ahí. En el fondo creo que todas las madres son iguales, la mía haría lo mismo, y mi familia no dejaría de recordarme el episodio ni en la noche de navidad del 2045, jaja. Una anecdota muy divertida la tuya, espero que no te queden señales...
Un beso
:D

anasisterdiablo dijo...

ji,ji

La exorsister dijo...

Los hermanos que se rompen las rodillas unidos, jamás serán vencidos... y si la envidia fuera tiña, yo tiñosa perdida... por eso aquí os dejo el autógrafo que tengo yo en mi rodilla izquierda. FOTO

peibol dijo...

Oliver:

¿La elíptica? ¿Es posible caerse de una elíptica y pelarse así las rodillas? XD

Ana:

Jajajaja, de eso se trata: De sacarle un poco de humor a la situación ;)

anasister:

:)

La exorsister:

¡Tiñosa! La mía mola más. Eso sí, la tuya será forever. :o


¡Saludos!

Superpatata dijo...

Ostras, qué dolor!!!! pobrecillo...
Ains, el vídeo no lo he visto porque lo odio, me pone nerviosa esa escena jajaja
Un abrazo, y a ver si se te curan pronto.

Anónimo dijo...

Hola sr. Peibol,

me gusta el mensaje que envias sobre el sentido del ridículo.
Recordaba un poco al Julius de Bryce Echenique, cuando se tira al agua desde un barquito , los demás le miran , pero él lo está pasando fatal porque no es un buen nadador, saluda con la mano sonriendo como si no pasára nada.

Bueno es saber que existe la gente contenida, que no está por la labor de dar el cante si la situación se puede remediar sin estridencias.

Y como caso práctico de : un pequeño esfuerzo a tiempo evita males mayores,.Me ha parecido muy pero que muy ilustrativo.

Y haz caso a tu madre, los cordones de las zapas, siempre controlados.

Saludos. Mari.

peibol dijo...

Superpatata:

Jajajajaj. Sí, acaba poniendo tenso, por eos puse la versión de unos segundos, y no la de casi un minuto. ;)

Mari:

Claro que sí, antes muerto que sencillo. Si tú no le das importancia, los demás tampoco van a hacerlo. ;)


¡Saludos!

Misaoshi dijo...

xDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDD

A veces cuando corro en la máquina también me da palo apagarla por: se me cae el moño y me molesta el pelo, se me caen los cascos y les doy patadas con las rodillas, me da un poco de mareo....

... a partir de ahora daré al pause y aprenderé de tu error xD

Belén dijo...

Dios! Debo ser lo más malo que hay, mira que me sabe mal, enserio, pero no puedo parar de reirme! jajajajaja
Ay, tu madre, qué graciosa!! jajajaja
Si te sirve de consuelo o, por lo menos, para sentirte acompañado, cuántas madres hay como la tuya! Si me pasa algo similar, el primer instinto de mi madre es decir: ¿Qué te ha pasado? Pero en cuanto se lo he contado y la mujer ve que no hay peligro... se puede estar riendo hasta cansarse y cuando se le ha pasado, todavía cuando vuelva a verte más tarde u otro día o que le venga el pensamiento y seguir riéndose sola! Para ponerle la guinda al pastel: se lo cuenta a demás familiares y a sus amigas, por supuesto, que nadie esté desinformado!
Aún así, el otro día una amiga me llamó para contarme que se había caído y se hizo daño en un pie y estará 15 días sin poder moverlo y al contarme la caída no se me ocurre otra cosa que echarme a reír y soltarle: que torpeeeee! Menos mal que me conoce y se puso a reír también, sino no tendría amigos!! xD
Un besito y espero que tus rodillas ya estén perfectamente :)

peibol dijo...

Misaoshi:

Créeme, eso de guiarse por la pereza cuando corres en una máquina no es buena idea. No querrás que tus rodillas acaben como las mías, ¿no? :p

Belén!:

Jajajajaja, naaa mujer, si pa eso lo puse. Ya que me escoño, por lo menos le saco partido riéndonos todos un rato ;)

¡Lo mejor que puede hacer uno al caerse es reírse! ¿Qué alternativa queda? :o

Lo de las madres es un misterio; cuando crees que son todo amor y misericordia... ¡ZAS! Te sorprenden con una salida como esta. Eso sí, eso las hace mucho más interesantes :)


¡Saludos!