Translate

lunes, 11 de octubre de 2010

El flagelamiento anual

En el último mes he ido dos veces a misa por compromiso. La primera vez llegué justo cuando había empezado el sermón, así que me senté en uno de los últimos bancos en lugar de buscar a algún conocido. Nada más hacerlo, escuché cómo el cura decía lo siguiente:

- "… porque si un pastor tiene 100 OVEJAS y pierde una, no se queda con las 99, sino que va detrás de esa oveja para reunirla con las demás. Eso es lo que hace el señor: ir detrás de la oveja descarriada, del pecador, en lugar de conformarse con quienes ya ha acogido en su seno. Por eso en el cielo hay más gloria entre los ángeles cuando el señor consigue llegar a un pecador, evitando que viva al margen de la sociedad y así salvarlo."
Estupendo: voy a una historia religiosa sin ganas, y me mandan puyitas de que soy un indecente recurriendo al eufemismo de las ovejas. ¿Quién le habrá dado la dirección de mi blog?

El caso es que en ambas ocasiones se trataba de misas “de aniversario” (no sé si existe un término para eso), es decir, el acto que se celebra en nombre de alguien, un año (o varios) después de su muerte. A primera vista suena bonito, pues no deja de ser un homenaje, pero más allá de la primera vista lo veo absurdo. Me explico:

Como la sociedad es la que es, y ante un fallecimiento hay que comerse actos católicos impersonales, uno se resigna y pasa por el aro. Bien. Una vez pasado el velatorio, la misa y el entierro, ¿qué sentido tiene seguir con la parafernalia? Es decir, ¿no es acaso reiterativo? Es como si alguien celebrase un cumpleaños, y a la semana volviera a reunir a todo el mundo para recordar que es un año mayor... para volver hacerlo al mes, y a los tres meses, y de nuevo un poco más adelante. Los amigos de esa persona acabarían pasando de él por cansino, porque no estaría aportando nada nuevo, y sobre todo porque no se sentirían en la obligación de acudir a las nuevas “fiestas”.

Es muy jodido pasar por los momentos posteriores a una muerte, teniendo que mantener el tipo y “recibir” a los demás para que te den ánimos, cuando lo único que quieres es meterte en casa y olvidarte del mundo. Luego viene el funeral, que supone aceptar la realidad que no terminamos de creernos, pero no es hasta pasado un tiempo, al evidenciarse la ausencia de esa persona, cuando de verdad nos hacemos conscientes de la pérdida.
Con el tiempo todo vuelve a su sitio, de modo que no entiendo la imposición de revivir una y otra vez el funeral. ¿No es acaso regodearse en la tristeza? ¿Acaso llorar las penas en casa no es suficiente, y por eso tenemos que poner a los demás en el compromiso de llorarlas con nosotros en público? ¿No nos conformamos con que lo hayan hecho en su momento, y por eso les seguimos “animando” a hacerlo año tras año? ¡Qué engorro!

Por otro lado, cuantas más misas se celebran más significado pierden, pues se convierten en un mero trámite, y menos gente acude a las mismas. Al final serán únicamente los familiares más cercanos quienes sigan sometiéndose a esa pequeña tortura. ¿Para qué insistir entonces? Si se trata de recordar a alguien, ¿no es mejor hacerlo en la intimidad?

Tengo una amiga cuya familia se reúne en el día en que su hermano fallecido cumpliría años. Eso sí me parece una forma adecuada y bonita de recordarle; es una forma de decir “no te olvidamos”, sin necesidad de poner a nadie en un compromiso, ni pasar por el mal trago de lo institucional. Si siguieran convocando misas después de todos estos años se encontrarían solos en la iglesia. ¿Es necesario pasar por algo así? ¿No es acaso más triste?

Lo más absurdo es que esas misas ni siquiera tienen que ver con el difunto, sino que se suelta la misma perorata de siempre sobre magia e imposibles, para luego añadir una lista de nombres al final. Como cuando los locutores de radio, previa petición de terceros, dedican una canción a varios oyentes.

Se da además otro elemento a tener en cuenta: si se hacen varias en el primer año, y luego una cada doce meses, ¿cuándo hay que parar? ¿A los tres años? ¿A los cinco? ¿Veinticinco años quizás? Digo yo que cuando empiezas la rutina, luego sentirás que si paras de hacerlo al par de años, será una falta de respeto o aprecio… ¿no? ¿Acaso hacerla dos años supone alguna diferencia con hacerlo cuatro o ninguno? Será que mi nula espiritualidad me impide comprender estos rituales de flagelamiento, pero lo veo un engorro para todas las partes: La familia protagonista "no pasa página" porque se ve moralmente obligada a no dejar de hacerlo nunca, y los “invitados” sólo van para no quedar mal.

El día que muera me gustaría que me recordasen por haber dejado huella, o porque aparezco en el pensamiento de los demás en cualquier momento, pero no porque reciban una llamada anual instándoles a acudir a la iglesia para escuchar que Dios es la polla. Eso no tiene ningún sentido, y lo veo una falta de respeto hacia la memoria de cualquiera.

35 comentarios:

Ana dijo...

Sinceramente estoy contigo en todo lo que has dicho. Hace poco yo también asistí a una de esas misas de aniversario y me resultó muy triste esa pequeña mención al final, ese listado como lo llamaste, porque eso parece que estan pasando lista. También choca un poco empezar a ver a menos gente que la que había el día del entierro, o de la misa del mes, y etc. Es super triste, a mi no me gustaría que nadie me recordara de esa manera, como un compromiso más.

SheSays dijo...

Sí, es verdad que esas misas son un rollo, pero yo lo veo como acompañar a los familiares, más que hacerlo por el fallecido.

Mi madre celebra a veces el aniversario de la muerte de mi abuela. Lo veo como una manera de sentirse reconfortada y si yo estoy en Vigo, la acompaño, no por mi abuela, que también, sino por mi madre, por hacerle sentir mejor en ese momento.

LaNiña dijo...

Yo tampoco lo entiendo, pero esto no hace más que reafirmar mi pensamiento sobre lo que la Iglesia hace, que es aprovecharse de cualquier cosa, hasta del dolor y de la muerte, para atraer a sus "fieles" y, como tú has dicho, decirles que Dios es la polla. (sí, y dos también no te jode...) Me dan asco. No hay más...

PD: No, no soy de las islas XD. Piensa en el vídeo de la entrada anterior...xD

Cattz dijo...

- LaNiña, estás en todas partes pequeña XD

- Peibol, odio las misas. Odio los sermones en los que te dicen que eres malo porque no crees en su dios. Odio a la mayor parte de esos católicos "no practicantes" que luego bautizan a sus hijos y les hacen chantaje económico para que hagan la comunión. Católicos de verdad casi no conozco, pero a esos los respeto bastante más. Esos de poner la otra mejilla, ayudar a los necesitados, ser indulgentes con las equivocaciones ajenas aunque me intenten evangelizar considero que sí que siguen su religión. El resto me parecen unos hipócritas que cogen los que les viene bien en cada momento.

Blog A dijo...

Si mi familia me hace una misa o un cura habla de mi, resucito fijo.
un hermano mio murio hace años, se llamaba José Guillermo mas conocido por todos como Pepe, pues el cura hablaba de un tal Guillermo y me estaba poniendo mala, pensé, si no le conoces idiota, y ni se te ocurra llamarle pecador.. Ya me alteré, es que hay cosas que me ponen mala.
Pero bueno, yo respeto a cada uno, que hago lo que quiera, yo no voy a funerales, ni por quedar bien ni por el muerto, mi madre si lo hace, son sus constumbre supongo.

papacangrejo dijo...

Esas misas en principio son una plegaria para que estén en el cielo, no son un recordatorio. Yo no soy católico pero he asistido a las que misas que mi madre ha hecho por mi padre (faltó hace 2 años), no voy por el sino por ella, para acompañarla. Aunque también es cierto que la última vez mi madre ya no nos dijo nada. Puedo estar de acuerdo o no con esta u otra religión pero no las voy a criticar porque lo único que lograré será herir los sentimientos de alguien que tiene depositadas sus esperanzas en esa fe. Además, no puedo asegurar que la mia sea la verdad verdadera.

Takeyourmamaout dijo...

El muerto al hoyo y el vivo al bollo. No te digo más.

Caótica dijo...

Pues yo no asisto a esas misas. Es más, yo no asisto a misas. Yo entro a las iglesias única y exclusivamente por interés artístico, o por trabajo (restauración).

No asisto a ese tipo de misas ni siquiera de mis familiares cercanos, y es algo que se me respeta. Así que no hay compromiso que valga que me haga a mi pegarme un sermón de un cura.

La exorsister dijo...

A mí me parece absurdo tener que pegarme media hora levantándome y sentándome, escuchando memeces, controlando que mi primo pequeño no la arme, cuando en el fondo me encantaría que hiciera alguna pregunta irreverente, y tratando de no mirarte y evitar un descojone general.

Que a mí no me hace falta nada de eso para recordar a abuela, que ya se nota bastante su ausencia en cuanto pisamos la casa.

Y si he ido hasta ahora es por respeto a abuelo y a mamá. Pero creo que para el año que viene me planto.

Además para el que crea en ello ¿qué valor tiene ir a esa misa, si el resto de año no pisa una iglesia? (Y hablo de tus parientes con tendencias más piadosas)

Biónica dijo...

Levantarse, sentarse, persignarse, y todos esos rollos son los mismos que utilizan las sectas. Para esto de la religión digo lo mismo que un fantástico tweet que tengo por ahí, que es de una chica que dice llamarse Frida Ruiz: "La religión es como los penes.Está bien tener uno,está bien estar orgulloso de él,no está bien tratar de meterselo a la fuerza a los demás".

Con esto no digo nada, y lo digo tó! XD

peibol dijo...

Ana:

¿Verdad que resulta trágico ver cómo los bancos de la iglesia se van vaciando a cada nueva celebración? Por no hablar de lo de la mención fría e impersonal de una misa que nada tiene que ver con nadie. Me parece una tomadura de pelo, la verdad.

Veo que estamos de acuerdo en que hay formas mucho mejores de recordar a la gente. ;)

SheSays:

Volvemos a lo mismo: Se hace por acompañar a los familiares, aún siendo un rollo, de modo que se va a desgana… y los familiares lo hacen por obligación. ¿No lo ves súper absurdo? ¡Ninguno de los presentes quiere estar ahí! Yo voy a cumplir, está claro, y también lo hago por sus familias, aunque creo que en el primer caso (pues el segundo se trata de la mía propia), valoran mucho más las veces que me los encuentro por la calle (que es a menudo), y nos ponemos a hablar un buen rato. Es más difícil hacer eso que ir a fichar una vez al año, ¿no?

LaNiña:

¡Oh Dios! ¡Eres de Móstoles, como la cani malota! No la conocerás, ¿verdad? Y si es así, dime: ¿tienes que pagar un peaje al verla para no poner en riesgo tu seguridad? XD

La verdad es que con lo evidente que era no sé por qué no caí. Quizás fue por eso, por querer buscarle tres pies al gato. :o

Me alegra ver que haya más gente que no lo entiende, porque cuando lo he compartido con otros no siempre comprenden mi razonamiento a la primera. :s

Cattz:

Cattz, he eyaculado con tu comentario, porque no podría estar más en sintonía con mi línea de pensamiento. Te doy la razón en el 200% hasta en la última coma.
De todo lo dicho, siempre me ha llamado especialmente la atención el planteamiento de: “Dios es bueno y maravilloso, pero si no crees en él vas a ir al infierno, al margen de tus valores como persona. Pero de buen rollo, ¿eh?, que Dios es amor y tal.” ;)
¿No te fascina lo contradictorio que resulta?

Blog A:

Si a mí me lo hicieran volvería del más allá para dar cogotazos. Pero sin acritud. XD

En las misas de mi amiga (el primero caso al que me refiero), siempre SIEMPRE dicen mal su nombre. Eso sí que me parece un pecado.

Yo he ido sólo a los funerales que considero y “me apetece” (es un decir) ir. Fui al de la madre de mi mejor amigo de infancia, aunque hiciera tiempo que no nos veíamos, pero por ejemplo no fui a los de mis tíos abuelos, con los que no tenía relación. Aplico la lógica y lo que me dicta mi conciencia, al margen de historias religiosas.

PD. Siento lo de tu hermano.


¡Saludos!

peibol dijo...

papacangrejo:

Volvemos a lo mismo; se va por compromiso, y siempre que oigo hablar de organizar las misas de rigor, veo a los responsables hacerlo con una desgana infinita, como un trámite burocrático más por el que hay que pasar. ¿Para qué someterse a ello entonces? ¿Por qué no pararse a pensar en cuál es la forma REAL en que nos gustaría honrar a alguien, en lugar de quedarnos en la del pasado?

Como bien dices, tu madre ya no os dice nada, y a eso iba también. ¿Para qué hacerlo durante tres años y después parar? ¿Acaso eso no es como si dieran el mensaje de que los primeros tres años se acuerdan del fallecido, pero luego ya no? Creo que para eso es mejor no empezar, porque la alternativa es continuar para siempre y acabar tu sólo en la iglesia. Dentro de lo que cabe, creo que si acaso lo más lógico sería hacerla el primer año. Y listo.

Por último, me gustaría reflexionar sobre una cosa: ¿Por qué podemos hablar mal o expresar nuestros gustos aversivos en cuanto a música, cine, arte, televisión, comida, moda, política, educación, sociedad, etcétera… pero los creyentes imponen un muro de moralidad que impide opinar sobre las religiones? ¿Dónde está la diferencia como para hacer esa distinción y convertirlo en un tema intocable? Al fin y al cabo, no es intocable cuando se trata de alabarla o meterla por los ojos, ¿no?
Es como en las dictaduras; si hablas del jefazo, que sea para alabarlo.

Veo muy arrogante eso de “opina sobre cualquier cosa, menos sobre esto”. Y no lo digo por ti, ojo, sino en general.

Espero no haber perdido un lector con mi respuesta, que no es nada personal. ;)

PD. Siento lo de tu padre.

PD.2. La plegaria para que estén en el cielo se supone que se dio en su momento… y que los creyentes prácticantes reformularan de vez en cuando en la intimidad. Me parece un poco hipócrita hacerse el sueco un año, para luego ponerse de punta en blanco para juntar las manos y mirar al cielo para pedir favores personales.

Por cierto, aclárame una duda, que prometo que va sin sorna: Si se supone que ya están en el cielo… ¿a qué responde el rezo? ¿Acaso los van a echar de ahí? :s

Takeyourmamaout:

Jajajajajajajaja ¡Qué frase más grande! Ojalá se aplicara más esa filosofía. El mundo sería un lugar mejor y más práctico. :s

Caótica:

Lo mejor que haces, la verdad. Ya me he saltado alguna que otra, pero en el fondo te envidio.

Yo en otras circunstancias me rebelaría, pero en este caso no hace falta, pues todo el mundo sabe que soy más ateo que nadie, y que me muerdo la lengua para no soltar herejías, pero por evitar malas caras de mi madre (que si fuera por otra persona ya ves tú), paso por el trámite, y mientras tanto me pongo a jugar con el móvil, hacerle comentarios maliciosos a mi hermana o escribir en una libreta material jugoso para el blog. ;)

Exorsister:

No es absurdo, es lo siguiente; en la primera misa a la que hago referencia me senté con otra hereje, y nos quedamos sentados todo el rato, que entre que es una gilipollez estar con el sube y baja (pobres viejas de rodillas cascadas) y que no creemos en eso, para nada íbamos a hacer el paripé. Con tu familia meapilas es otro negociado, desgraciadamente.

Me plantaré contigo, que así no quedas tú tan mal. Al fin y al cabo O y P no fueron al funeral (muy fuerte) y nadie dijo zape. ¡Hala! Decidido.

Tus/mis parientes de tendendcias más piadosas, ahí donde los ves, tienen sus momentos chuqui de ir a misa… aunque tampoco es que se les salga la devoción por los poros. :s

Biónica:

No es que sean los mismos que utilizan las sectas, es que TAMBIÉN se trata de una secta; con una mejor imagen, muchos siglos de vida y millones de adeptos, pero una secta al fin y al cabo.

Jajajajajajjajajajajaja. El símil con los penes es magistral; debería pasar a la posteridad entre tantas otras citas célebres. :D

(Sí, lo has dicho todo :D)


¡Saludos!

papacangrejo dijo...

No tienes que disculparte. Son formas distintas de verlo. Como dije antes yo no soy católico y no digo que no critique pero la gente no se toma igual la religión que otras cosas.
Lo de repetirlo igual es como algunas vacunas, que hay que repetir de vez en cuando. Desde luego, por mi, que no hagan ninguna.
Si existiera el cielo passaría como aquí, habría tráfico de influencias, total estamos hechos a imagen y semejanza de dios.

P.D:Tampoco decía que no se deba o no se pueda criticar a la religión, simplemente como afronto yo ese tema.
P.D2: Hasta el próximo post ;p

Amanda dijo...

Como ya han dicho por ahí, se ha de respetar las costumbres de los demás por un bien social, pero del mismo modo se han de respetar tus costumbres.
Entre las mías está en lo no asistir a ceremonias religiosas de ningún tipo (ni bodas, ni bautizos, ni funerales) simplemente porque no me reconforta, no creo en ello y porque no doy alas a una religión que cree que una mujer parió al enviado de un ser supremo siendo virgen y éste resucitó después de ser crucificado. Por no decir que es la misma religión homofóbica, misógena y anticientífica.

H@n dijo...

Yo estoy de acuerdo con todo lo que has dicho, sin embargo el que yo vaya o no a una ceremonia discrepa de lo que decías la mayoría de vosotros. Yo voy a aquellas en las que el se que para el "protagonista" hubiera sido importante que yo estuviera. Si un familiar con creencias se casa, iré, cuando mi abuela que era una señora de pueblo y como la mayoría tenía sus costumbres, fui...
Y digo esto tras haberme arrepentido muchas veces de no ir al funeral de una persona por quien sentía mucha estima, que falleció de mayor, y que años después me he encontrado preguntándome si seguía vivo...

A los bautizos por ejemplo no suelo entrar, porque me tocan la moral, son impuestos y me encrispan... ojalá nadie hubiera ido al mio >_<

Lo de reunirse el día que cumpliría años... buf, me parece bonito, peor no se si sería capaz de aguantarlo, me pone triste solo de pensarlo.

Música dijo...

No hay que recrearse en el dolor pq si no sería imposible seguir adelante. Estoy con H@n en la primera parte de su comentario. Cuando buscamos a las personas que nos importan las vemos de manera auténtica en sus casas, creencias y discursos, y esto que parece fácil para nada lo es.
Que gracia lo de la parábola de las ovejas y tu comentario "quién le ha dado la dirección de mi blog?"
La paz sea contigo hermano jajaja

Anónimo dijo...

Hi Sr Peibol,

vaya mezcla!!, religión, usos sociales, sentimientos fúnebres, costumbres,cultura occidental de ayer , hoy y mañana....

Imagino que el objetivo de las misas de funeral es dar la posibilidad de reunir a los que les dolió la desaparición de alguien, en la sede del Club, que también participa de una forma cortés en el recordatorio a través del sacerdote que oficia .

Por cuánto tiempo ha de hacerse? Pues, el que lo organiza lo hará en función de la naturaleza, educación, costumbre, aprecio al desaparecido, necesidad de volver a ver a los que le amaron.

No creo que estas cosas se hagan para controlar a los vivos, ni crear obligación.

No todos los años celebra uno su cumple de la misma manera, a no ser que seas de costumbres inamovibles, cosa que entonces ya definiría a esa persona.

Vivimos en el área de influencia de la Iglesia Católica, pero si lo miras desde el punto de vista puramente cultural, algunos actos sociales importantes como pueden ser el llegar al mundo, el entrar en la adolescencia, el comienzo de una vida en común y ya por último dejar de existir, requieren un día especial en el que una familia explica a todos que algo importante ha sucedido,ya sea alegre o sea triste.

Los católicos tienen sus ritos para ello (bautizo, primera comunión , confirmación, matrimonio, sacerdocio, funerales....puede que haya más ceremonias, pero no las conozco).

Otras religiones en otras culturas tienen exactamente lo mismo. Con otra parafernalia, claro.

Y respecto a la muerte y el recuerdo es natural que sigamos haciendo funerales, por una necesidad de expresar que no olvidamos , al menos por un tiempo, y siempre hay amigos tremendamente corteses que ese día acompañan.

Lo veo así.Y no soy espiritual ni de coña.

Saludos. Mari

LaNiña dijo...

Jajaja no, no la conozco en persona (gracias al cielo XD), pero sí que tengo amigos que la conocen, más que nada porque un buen amigo mío la tiene de vecina, el pobre... Y ni siquiera pienso acercarme a tal... ¿cosa?, así que no sé si habrá que pagar peaje de riesgo o no. Aunque si estás muy interesado puedo hacer ronda por su bloque, a ver qué me dicen XD (joe, qué mal rollo te entra sólo de pensarlo :S )

Yo también me he encontrado con gente que no piensa como yo, sin embargo, como la mayoría de mis amigos y una mínima parte de mi familia son casi tan herejes como yo puedo explayarme a gusto con ellos. Da un gusto...

PD: Cattz, ¿acaso lo dudabas? XD

Sara dijo...

La verdad es que estoy 100% de acuerdo con lo que has dicho, no tengo nada más que añadir, sinceramente.
Igual a tu abuela le hubiera gustado que la recordasen así, no lo sé, la verdad, pero la mayor parte de la gente que fallece no te suele decir qué es lo que quieren que hagamos cuando mueren, es lo que tú dices, ¿hasta cuándo? ¿diez años es suficiente? Al final, si dejas de celebrarlo parece que esa persona queda en el olvido, y no es así en absoluto, así que.... no tiene mucho sentido la verdad.
Ir cada año me parece super demoledor para la moral de cada uno, yo fui a uno, y sinceramente, si tuviera que repetir cada año, no podría. Bastante chungo es ser "protagonista" de un evento para mí, como para encima ser la protagonista de un evento horrible. Fuck off, pero de los buenos!
Un beso y ánimo dear!

Anónimo dijo...

creo que a estas celebraciones se asiste mas por los que quedan que por los que se han ido. En ellas te encuentras gente que dice " mira que yo he venido, no pienses que no me importa tu pérdida", otros dicen "mira tiene lágrimas de cocodrilo. En vida lo trataba de mala manera y viene aqui a hacer el teatrito", otros dicen " joder que mal rollo, menos mal que a mi no me ha tocado", otros ni siquiera estan alli y los más fastidiados son los que dicen " que putada que te hayas ido.Ahora estoy solo y con la sensación de haber quedado en deuda contigo. La verdad es que podía haberte dado mejor vida pero ya no tiene remedio". Todo eso, y mucho más, se dice sin soltar una palabra mas que las frases de rigor.

Cattz dijo...

Mi madre quiere que la incineremos y echemos sus cenizas a un árbol que le gusta mucho que está delante de casa. Y mi padre quiere que donemos su cuerpo a la ciencia, así que imagina qué tipo de familia tengo que me dieron libertad incluso para decidir hacer o no la comunión (aunque me bautizaron, eso sí).

He acudido a varias misas por acompañar y porque las familias supieran que estaba allí, no porque el rito signifique lo más mínimo para mí. Y no hice mofa ni me burlé cuando fui. Pero cuando le digo a alguien que no he hecho la comunión, ni pienso bautizar a mis hijos, ni casarme por la iglesia ODIO con todas mis fuerzas que intenten hacerme cambiar de idea. ¿Acaso voy yo dándole el coñazo a la gente que va a misa los domingos para que dejen de hacerlo porque me parece que hacen el lelo? No, pues que respeten mi forma de ser y mis "tradiciones" que no son las suyas.

Doctora Anchoa dijo...

Lo peor ya es cuando muere alguien que no es creyente, y la familia hace funeral y con todos los extras, hisopo con agua bendita incluída.

Murciégalo dijo...

Casualmente el día 11 hizo un año de muerta mi abuela. Como no estoy allá, me salvé de tener que ir a la iglesia. Es verdad lo que dices; en éste tipo de sermones te hablan de Dios, del espíritu santo, de la virgen y de Cristo, para al final nombrar rápidamente a las personas que han fallecido

anasisterdiablo dijo...

Hola Peibol..estaba ya en las últimas de filipinas,a puntito de cerrar el ordenador e irme a dormir de una vez, pasé por aquí pero no puedo decirte nada más que eso..porque a estas horas de la noche ni siquiera sé lo que opino yo de todo esto....Tú no me has visto,pero yo te he dicho buenas noches y dulces sueños..ánimo con tu nuevo proyecto..

peibol dijo...

TODOS:

Buenas. Estoy liadísimo, pero prometo contestar en breve a todos y cada uno de los comentarios.

Un saludo ;)

Pecosa dijo...

Qué fuerrrte la foto del final. Es sectario sectario.

¿Eso de las misas de aniversario es muy común? No lo había oído nunca...

peibol dijo...

papacangrejo:

Vuelvo a lo mismo; la gente se toma la religión de forma distinta, como algo intocable porque sí, y yo no lo concibo así; no comparto que un tema tan polémico haya que evitarlo y hacerse el loco “por si acaso”. Pues no; no es que vaya atacando gratuitamente, pues hablar de religión con un creyente es como echarle margaritas a los cerdos, pero si dejo de hacerlo quiero que sea por desgana o decisión propia, no porque me impongan el veto de la moralidad. La religión es lo peor que le ha pasado a la humanidad; ha sido y es utilizada para manipular a las masas, para dar respuestas “fáciles”, imponer represiones absurdas y perjudiciales, y como pretexto para millones de crímenes y matanzas, más en la antigüedad pero también ahora, amparadas bajo el pretexto de lo sagrado y lo divino. Con esos antecedentes, me paso la impunidad de hablar del tema por el forro.

¿Puedo preguntarte cuál profesas tú?

Amanda:

¡Este es el tipo de respuestas que me provocan orgasmos sin necesidad de tocamientos! ¡Ole! :D ¡Si es que no se puede añadir nada más! :D
En el fondo me gustaría poder decir lo mismo, pero si bien es cierto que lo cumplo, hay ciertas ocasiones, muy puntuales, en que por el bien de mi armonía familiar paso por el aro. Con mi abuelo de por medio, que es un cacho de pan, no procede ponerse reivindicativo, que ya el hombre tiene bastante con lo que tiene. Quitando esas excepciones familiares, jamás se me ve el pelo en una iglesia. El otro día, cuando mi padre fue a sacar unas monedas para la colecta, lo miré inquisitivamente y le dije: “ni te atrevas”. Una cosa es dar el brazo el torcer y otra pasarse. :s

H@n:

Es lo que le contestaba a Amanda, que en el fondo la envidio, porque al final todos acabamos tragándonos algún ritual así sin necesidad. Mi abuela era muy religiosa, y aunque no voy por respeto hacia ella, pues ir o no ir no va a suponer ningún cambio, sé que el aniversario es un día jodido para mi abuelo, y si fuera toda la familia menos yo, se lo tomaría como algo personal hacia él, y no hacia la iglesia.

Yo a los funerales sí voy, aunque luego me quede por fuera en la misa. “Me gusta” estar presente para decir adiós con su gente; supongo que es una forma de hacerse mejor a la idea.

Te alegrará saber que no estoy bautizado porque a mi padre le parecía una gilipollez… y que además era algo que debíamos decidir nosotros cuando fuéramos mayores. No nos veremos en el infierno… :o

Música:

¡Es que lo de las ovejas parecía hecho adrede, como si estuviera esperando a que entrara para soltarlo! :o

Recrearse en el dolor no es bueno, pero obviar los acontecimientos tampoco, como cuando alguien tiene motivos para saber que tiene una enfermedad pero no quiere someterse a una prueba para no asumirlo. Por eso la postura de “no voy a hospitales ni funerales porque no me gusta la muerte”, no me parece muy práctica y, en ocasiones, tampoco correcta.

Mari:

Buena mezcla, ¿eh? ¡Quién da más! :D
El objetivo de las misas es el que señalas, pero lo que acaba siendo es algo muy distinto. :s En cuanto al tiempo que ha de prolongarse la celebración de convocatorias, por mucho que dependa de cada uno y sus circunstancias, volvemos a lo mismo: Empezar implica acabar; acabar supone decir “que ya es suficiente”, pero no hacerlo hace que se convierta en un suplicio para todos. Para eso mejor no empezar, ¿no?

LaNiña:

¡Dios no! ¡No puede ser! ¡Júrame que tus amigos la conocen sólo por una cuestión de proximidad física de su casa! ¡Necesito que me lo confirmes! XD

En mi familia sólo hay tres herejes: Mi padre, mi hermana y yo. Mis primas tienen un toque no religioso (que no hereje), pero de pura cepa sólo nosotros tres. Estamos en minoría, y aunque me explaye con las blasfemias, no sabe igual. :s


¡Saludos!

peibol dijo...

Sara:

No esperaba menos de ti :p

Veo que captas lo que quiero decir, es decir, que pares cuando pares de hacerlo, vas a quedar mal, porque supone decir que ya es suficiente, que no se merece más (por no hablar del flagelamiento que implica). Para eso mejor recordar a la persona eternamente… pero en la intimidad. ¿no?

Anónimo:

Cierto, de ahí que diga que es más una cuestión de sentirse en compromiso; si de verdad se fuera por los que se han ido, es decir, por voluntad propia, no se harían tan cuesta arriba.
Como bien dices, se ve quiénes acuden y por qué, y no siempre tienen motivos muy encomiables. ¿Qué necesidad hay entonces de hacer el paripé? :s

Cattz:

Tu familia tiene las cosas claras, y ve que no hace falta ser religioso para tener ese toque de espiritualidad una vez llegada la muerte. Yo me he encontrado en tu situación; dar con las caras de asombro al informar de que ni estoy bautizado, ni he hecho la comunicación, ni haría pasar a ningún descendiente por eso.

Cuando les planteas la situación desde el punto de vista racional ("para qué hacerlo si no se es creyente, y es injusto que yo decida por ellos algo tan personal"), no tienen argumentos para rebatir. Creo que nadie ha intentado hacerme cambiar de opinión porque ven que no me muevo por el corazón, sino por la cabeza, y no hay nada que espante más a un creyente de cara a discutir, que un argumento lógico.

Doctora Anchoa:

Pfff, y lo triste es que es con todo: bautizos, comuniones, bodas y lo que se tercie. ¿La excusa? “Es por si acaso”. ¬¬

Murciégalo:

Es insultante. Para esa mierda que no les nombren, que hagan una misa distinta… o que las familias sean coherentes y no hagan nada. ¿De verdad les aporta algo ir a una misa normal en la que nombran a su fallecido de pasada? :s

anasister:

Jajajajajaja. Al final vas a resultar como tu hermano, que le desmonto la espiritualidad a base de reflexión . :D ¡No escaparas a la retórica de peibol! :D

Pecosa:

Es tan sectaria como habitual, tristemente. Sí, es bastante común, y son una jodienda.


¡Saludos!

JuanRa Diablo dijo...

Eh, cuidao, que sigo dando importancia a la espiritualidad, eh?

Que cada vez me son más absurdas las religiones, sí; y que ya no considero necesario que los buenos principios que hay en ellas tengan que impartirse (o expandirse) necesariamanete en templos e iglesias, también (como tú dices, con una educación familiar sensata basta ) pero la espiritualidad es otra cosa, algo interno, algo emocional que ni los mejores científicos del mundo me sabrían convencer de que no existe.

Además, qué coño, ¿no es más bonita la vida pensando que nos rodean "hadas", aunque no las podamos fotografiar? ;)

Cattz dijo...

Juanra, mi lado espiritual carga pilas en los bosques, no en los templos :D

LaNiña dijo...

Uy, acabo de ver que has contestado xD
Confirmado, sólo por proximidad próxima. Además, ¿por quién me tomas? Jamás llamaría amigo mío a alguien que lo fuese de... lo que sea eso xD

peibol dijo...

JuanRa:

¡Te estoy tumando los pilares JuanRa! ¡Me siento poderoso! :D

Jajajajaja. Sí, supongo que tiene su encanto... dentro de unos límites, y si la presencia de esos seres espirituales no interfirieran con la vida normal de las personas, cosa que no ocurre, pues los utilizan para reprimirse, castigarse o convencerse de cosas. :s

Me guío más por el planteamiento de Cattz

¿Te gustó la peli? :)

Cattz:

Cattz, eso debería ser transformado en una cita célebre. ¡Es genial! "La espiritualidad se carga en los bosques, no en los templos". :D

LaNiña:

Jajajajjaja. Ya me lo imaginaba, pero comprende que necesitara indagar; como quien descubre a alguien que vive al lado de La Esteban. XD


¡Saludos!

JuanRa Diablo dijo...

Eh, que se me pasó esta respuesta!

Sí, me gustó.
Me chocó que uno de los personajes fuera Arthur Conan Doyle, el autor de Sherlock Holmes ¿¿qué hacía ahí?? XD Eso sí, se parece mucho al verdadero.

Poco después puse esto. ¿Te suena?

http://albumdiablo.blogspot.com/2010/10/cinexploradores-270.html

Anónimo dijo...

Hola de nuevo! Leyendo posts antiguos me he encontrado con éste y no puedo dejar de comentarlo. La última vez que yo fui a la iglesia, también fue a una misa "aniversario". Antes que nada añadiré que aunque fui educada en el catolicismo (sí, igual que el 90% de la gente que conoces ;)) con los años, el sentido común y la ciencia corriendo por mis venas, preferí tener mis propias reglas y creencias. Finalizada la aclaración, allí estábamos: mi mejor amiga llorando por la muerte de su padre años atrás, su familia más directa, amigos de sus padres, su pareja, yo y el cura soltando la charla del rebaño. Pescándola al máximo estaba cuando oigo un ruido raro..miro a mi derecha y veo lo que nunca pensé que podría ver en el banco de una iglesia: una Doña limándose las uñas. Sí, sí, tal cual. Porque claro, habrá un sitio mejor que el banco de la iglesia para limarse las uñas? Yo la miraba, ojiplática y la señora de lo más natural. El cura "Dios tenga en su gloria a esta oveja que nos dejó antes de tiempo.." y el crach-crach-crach (onomatopeya de la lima con las uñas! :D) a mi lado. Me pareció tal falta de respeto..

Y esto lo uno con otro post tuyo que me pareció genial "Curas oportunistas" a lo que añadiría "y feligreses añadidos", porque cuando salimos de la iglesia la Doña no paraba de decir que Dios tendría en su gloria al padre de mi amiga y que debíamos rezar cada día por su alma..Eso sí, con las uñas monísimas. ¿No te enerva que la gente vaya de practicante y que al final tú tengas más valores que ellos???

Se supone que si vas a una misa es por respeto al difunto y a la familia..Si quieres invertir tu tiempo en tus "quehaceres" quédate en tu casa, tía..Y eso que la "no-creyente" era yo y estaba intentando guardar la compostura por respeto al resto sí creyentes...

En fin, a punto de estallar de ira al recordarlo, te mando un saludo ;)

Mali

peibol dijo...

Mali:

¿Ves? Lo de las uñas no podría ser mejor ejemplo de cómo va desvirtuándose el asunto con el paso del tiempo. En el fondo comprendo a la señora y todo. XD

Lo mejor es tratar de fugarse de estas cosas lo más posible. A la última misa conmemorativa de mi abuela, sin ir más lejos, no fui. Respeto más a mi abuela acordándome de ella, aunque ese día fuera a la playa, que tragándome una monserga en la que no creo, sólo por quedar bien.

¡Saludos!