Translate

domingo, 5 de septiembre de 2010

Independentistas de saldo

El otro día estaba viendo fotos antiguas, y me topé con el álbum de un campamento de verano en Inglaterra. Era el único canario del grupo con el que fui, que estaba formado por gente de todos los rincones del país. Eso hacía que la experiencia cultural no se limitara sólo al hecho de que estuviéramos en el extranjero, sino también a descubrir las diferentes formas de pensar y expresarse de cada uno.

Hice buenas migas con casi todo el mundo, especialmente con andaluces, madrileños y extremeños, pero los dos catalanes eran un mundo aparte, y aunque no me llevaba mal con ellos no eran santo de mi devoción. La razón es que eran absurdos y cerrados de mente, y tenían cosas de gilipollas, como ponerse a hablar en catalán entre ellos en medio de una conversación grupal, para a continuación seguir charlando con todos en español. ¿Se puede ser más maleducado?
Eran independentistas a muerte, y como suele pasar en muchos de esos casos, no sabían razonar el por qué de su pataleta, porque eso es lo que era: una pataleta

Antes que nada, aclaro que esto no es una entrada sobre política ni en la que meterme con las ideologías; creo que uno puede ser nacionalista, independentista o lo que le salga de la polla, pero siempre con argumentos y teniendo los pies en la tierra, porque si no pasas de idealista a subnormal. No sé lo suficiente del tema como para ponerme a dar lecciones a nadie, tampoco me interesa ahora mismo, pero creo que los catalanes que profesan esa animadversión profunda hacia su país, sí que deberían estar informados, porque si no corren el riesgo de hacer el ridículo en cuanto abran la boca. Dicho esto, volvamos a estos dos individuos:

Sacaban el tema cada dos por tres, aunque no viniera a cuento y a nadie le interesara, sólo por ver si alguno le hacíamos caso, y a partir de ahí soltar triunfantes su perorata de lo que molaba Cataluña y lo que apestaba España. Patético.
Ella era una borde, así que ni siquiera le prestaba atención, pero con el chico me llevaba relativamente bien, así que cuando mutaba en independentista orgulloso, diciendo cosas como que él no era español sino catalán, me veía obligado a replicar. Algunas de nuestras conversaciones fueron algo así:

- Porque vosotros los españoles, bla bla bla...
- ¿Los españoles? ¿Y tú que eres, yugoslavo?
- No, soy catalán.
- ¿Y dónde te crees que está Cataluña?
-
No, porque bla bla bla dominación bla bla bla independencia bla bla bla …
- Lo que tú quieras, pero Cataluña, hoy por hoy, pertenece a España. ¿O no?
- No
(con dos collons)
- ¿Cómo que no? ¿Has mirado bien tu DNI?
- Sí, pero es que yo no me siento español.
- Ya, ¿y qué?
- Pues que no soy español, porque no me siento así.
- Te das cuenta de que eso no tiene ningún sentido, ¿verdad?
- Para mí sí.
- Si yo te dijera que yo soy rubio porque no me siento moreno, ¿me convertiría eso en rubio?
- No es lo mismo.
- Es exactamente lo mismo, sólo que mi ejemplo es más simple, pero los dos casos son igual de ridículos.

(…)

- ¿Cuándo alguien de fuera te pregunta de dónde eres, tú que les dices?
- Les digo que soy de Reus
- ¬¬ ¿Y si te preguntan dónde está eso?
- Les digo que en Tarragona
- ¿Y si te preguntan por el país?
- Les digo que Cataluña
- Pero sabes que eso es mentira, ¿verdad?
- ¡Pero es que nosotros deberíamos ser un país independiente!
- Lo que tú quieras, pero no lo son. Y decir lo contrario es ilógico. ¿Debería decir yo que soy del país “Canarias”?

- Es que a mí me han impuesto mi nacionalidad, y por eso no la acepto.
- A ti no te han impuesto nada; tu nacionalidad es la que es porque naciste donde naciste. Igual que eres alto porque has nacido así, no porque te lo haya impuesto nadie.

(…)

- ¿Te puedes creer que la única asignatura que suspendí fue el castellano ?
- ¿Cómo es posible?
- Pues que se me da fatal, porque a no ser que sea absolutamente necesario hablo siempre en catalán.
- Pues me parece tristísimo, la verdad.
- Es que mi lengua es el catalán. Es la que siento de verdad.
- Puedes sentirla todo lo que quieras, pero que no sepas bien el idioma mayoritario de tu país (porque sí, es tu país, por mucho que te duela), por una cuestión de patriotismo, pues qué quieres que te diga… lo veo muy poco práctico.
- En Cataluña todo el mundo habla catalán. No necesito saber español.
- o_O ¿Pe...pero tú te oyes? Sabes que existe más mundo ahí fuera, ¿no?

(…)

Pasados un par de días lo di por perdido. Si al menos tuviera labia para soltarme una explicación mínimamente racional, podría haber dado mi brazo a torcer, pero con unos argumentos tan idiotas y una mente tan cerrada, hacerle razonar era como enseñar a cantar a un cerdo: pierdes el tiempo y molestas al cerdo.

Por lo que sé de otras amistades que viven o han vivido en Cataluña, se ven menos cabezas cuadradas en el centro de las grandes ciudades que en los pueblos, donde existe gente que directamente no entiende ni papa de español. Es lamentable. Tienen la oportunidad de ser bilingües desde pequeños, y en lugar de tomarlo como una aportación cultural, rechazan la lengua “maligna y opresora”. Quieren ser libres, y al final se recluyen ellos mismos en su pequeño reducto, volviéndose inútiles más allá de la frontera. ¡Hay que ser cateto!

Una de las cuestiones del lenguaje que crispa a muchos es el tema de los estudios. Resulta que vivimos en España, donde el primer idioma oficial es el español, y se supone que tenemos libertad para movernos por todo el territorio nacional. Eso sí, si vas a estudiar a Cataluña debes saber catalán (que pa eso “son” su propio país), y si no, te jodes. Alguno podría pensar que es normal que tengan la costumbre de dar las clases en su lengua habitual, pero que si hay estudiantes de fuera, especialmente Erasmus, den el brazo a torcer y las den en un idioma que dominan a la perfección. Pues no. Según me han contado aquello es Esparta, así que o lo tomas o lo dejas; ¡Hablar en español, lo que les faltaba!
Sobra decir que quien dice carreras universitarias, también dice cursos, ciclos y colegios.

Como dato interesante, cabe apuntar que existen colegios ingleses, italianos o alemanes, pero no españoles. Eso son ganas de joder y lo demás es tontería.

Es incomprensible que teniendo una herencia cultural tan interesante como un idioma propio, se cieguen ante consignas de liberación, y haya quienes lo usen como arma y escudo.
Yo tengo unas ganas locas de conocer Barcelona; por lo que he visto y me han contado debe ser una ciudad fascinante, y quiero pensar que lo normal será que si voy allí y hablo en español me respondan igual, y más si ven que soy de fuera; que no lo tomarán como un ataque a su identidad sino como lo que es: un español hablando castellano en España. Tengo plena confianza en ello, pero cuando no pocas personas te cuentan que tuvieron que pedir ayuda para hacerse entender, porque un par de tozudos se cerraron en banda, o que hay catalanes que se quejan si en un comercio alguien les atiende en español, empiezo a perder un poco la fe. Vale que sean la excepción y no la norma, pero no entiendo cómo puede haber gente así. De verdad que no.

Estoy releyendo la entrada antes de publicarla, porque siendo un tema polémico auguro la presencia de más de un comentarista crispado. Creo que ha quedado clara mi postura, es decir: no critico a los independentistas o el hecho de que posean un idioma particular, sino los endebles y risorios argumentos que sostienen muchos para serlo, y el mal uso que se da a una lengua que debería enriquecer a una pequeña porción de los españoles, en lugar de servir para separarles de un porcentaje aún mayor.




66 comentarios:

Murciégalo dijo...

Buen tema y muy bien argumentado :)

Curioso. Me pasó lo mismo cuando fui a Irlanda. Dos valencianas no paraban de hablar valenciano cuando estábamos en grupo e incluso lo hacían cuando estabas tú sola con ellas. Eso es una falta de educación. Yo no tengo la culpa de que Franco fuera un cabrón con ésta gente y ahora miren al resto de españoles como "el enemigo" porque papi y mami les han comido el tarro con eso desde pequeños :S. Yo no había nacido cuando estaba Franco, cojones. Ni ellas tampoco.

Sin embargo, también había un grupo de gallegos que me cayeron estupendamente y que se limitaban a hablar gallego con familia y amigos. Incluso entre ellos hablaban gallego, pero únicamente cuando estaban solos. En grupo, siempre en español.

Indo dijo...

ole y ole. así se argumenta algo.
tienes toda la razón y el que se pique, será que ajos come, como se dice en mi pueblo.

JuanRa Diablo dijo...

En algunos temas hemos tenido nuestras discrepancias, Peibol pero este en concreto lo suscribo al 100%
A mí este asunto me produce una mezcla de indignación, pena e impotencia enorme. No puedo concebir que haya, para tantos catalanes, ese odio irracional y desmedido hacia España. No lo entiendo.
¿Qué lavado de cerebro han dado a las nuevas generaciones para que estén tan convencidos de que están sometidos, de que España es el enemigo?
He llegado a la conclusión de que el mal es un germen que han ido cultivando determinados políticos independentistas desde hace mucho tiempo, imponiendo su radical parecer de forma notable en todos los ámbitos. Con leyes tan injustas que permiten que partidos minoritarios con poco peso en las urnas tengan tanto poder como el que puedan tener partidos que son votados por miles de personas, estos pequeños dictadores van ganando más y más terreno consiguiendo lo que para ellos sería un logro y que en realidad no es más que un lamentable aislamiento cultural y político por un egocentrismo desmedido.

Me gustaría que algún catalán o cualquiera que esté viviendo allí y pueda constatarlo me asegurara o desmintiera si es cierto que en los libros de texto de los colegios se omite el nombre de España en la medida de lo posible y que se llegan a leer cosas como que el Ebro es un río que nace en el extranjero y pasa por Cataluña.

Y que hay padres (esto no me lo tienen que decir, esto ya lo sé) que están orgullosísimos de que sus hijos sepan hablar catalán e inglés y ni una palabra de español.
¿Alguien me sabe explicar esto? ¿Felices de su ignorancia? ¿De tirar piedras sobre su propio tejado? ¿De cerrarse puertas? ¿De verdad se creen mejores o más importantes que el resto?

Como valenciano que entiende el catalán y que lo sé hablar siempre diré que me apena que por cuestiones lingüisticas se estén cometiendo semejantes tropelías; sin duda desembocarán en graves errores que después no se podrán enmendar.
Pero es que no hay mayor ciego que el que no quiere ver.

Abisal dijo...

A mi me gusta mi lengua materna, que es el gallego, pero nunca lo utilizo delante de personas que no lo entienden. Comprendo, sin embargo, que se favorezca el uso del catalán, vasco o gallego en sus comunidades, de la misma forma que se ensalza la gastronomía típica o algunas tradiciones del lugar. Me parece lo más correcto exigir un nivel básico de conocimiento de la lengua de la misma forma que alguien que va a trabajar a Salamanca debe saber hablar castellano. Cuando yo era pequeña los que hablábamos gallego éramos tratados de paletos para arriba (dentro y fuera de Galicia) así se comprende que se rechaze algo que previamente te ha rechazado a ti. Lo que no defiendo son las posturas extremas y provocadoras como las que comentas. Creo que simplemente gilipollas hay en todas partes: entre los independentistas y entre los fachas, entre los góticos y entre los gafapasta... Te tocaron al lado, qué se le va a hacer. A la próxima igual te tocan independentistas majetes :)

H@n dijo...

Como catalanoparlante, por que sí, señores el valenciano y el catalán son LO MISMO, he de decir que los independentistas me parecen mucho mas absurdos si cabe que a ti.
Lo primero y acerca del gran tema valenciano-mallorquín-catalán... tienen las mismas diferencias que entre mi castellano y el de Peibol: el utiliza el ustedes, y dice peiuga, y yo hablo cantando... Las diferencias entre los 3 catalanes son las mismas, yo no tengo problemas en entenderme con un catalán o un mallorquín, a no ser que quieran cerrar el acento y joder la marrana, pero yo también puedo. A ver si me vais a decir que es fácil entender a un andalúz de pueblo cerrado o a un canario de idem...

En cuanto a lo de hablar su lengua entre ellos... ahí puedo entender más su postura, muchas veces no lo pueden evitar. Por ejemplo, cuando dos se van de viaje a inglaterra, y conocen gente, ambos hablan en inglés pero entre ellos les sale el castellano directamente... Es parecido, muchas veces es inevitable, pero sí es una flata de educación que te contesten en una lengua distinta a la que tu les hablas.

En un momento dónde todos vamos camino de convertirnos en los estados unidos de europa, cualquier independencia me parece tan sumamente absurda que no me vale ninguna racionalización... Pueden, (o podemos, que en Valencia tambien hay), creer que no fue justo nuestro pasado, que tenemos parte de historia distinta... pero... ¿alguien duda que Andalucía, que es tierra de árabes aún hoy, no tenga una historia distinta a la de Cantabria?

Bueno, me acabo de levantar y no se hasta que punto esto será un lio, pero el tema me encarniza un poco...

$. M. K. dijo...

Durante mi estancia en un lugar perdido del Reino Unido, hace la tira de años, teniamos una compañera en la staff-house (alojamiento que da la empresa mientras explotan a sus empleados) de Cataluña, el caso es que cuando vino su familia no hacían otra cosa que hablar en Catalán. Mis compañeros y yo nos quedamos a cuadros. Pero eso no es nada. Recorriendo la geografía británica me topé con un grupo del País Vasco que estaban en otro lugar perdido del Reino unido. Y no hacían otra cosa que despotricar de España y que al igual que los catalanes ellos no se sentían españoles.

Una amiga mía de origen italiano que reside en Barcelona, la obligaron a hablar catalan para seguir cursando sus estudios fuera de Italia. Afortunadamente para ella el catalan y el italiano se asemenjan etimologicamente por lo que no le fue del todo dificil, pero era algo que no podía comprender. Si está en España era para aprender el Español, aunque una lengua demás no viene mal, lo malo es que te lo impongan.

Yo lo tengo calro, si algún día voy a BCN al entrar en un tienda hablaré en inglés XDD

Un saludo!

Anónimo dijo...

Hola sr Peibol,
verdadera mala pata ir a un sitio y topar con los más zamucos del lugar. Eso le puede pasar a cualquiera y en cualquier sitio.
Hay que tener mente abierta y no estigmatizar a un pueblo entero por culpa de dos tontainas.
Por lo que explicas , los zamucos esos, entre ellos hablaban en su idioma, eso tiene una explicación, en general cuando hablas con alguien lo haces en la lengua en que te has conocido, y suele ser inconsciente el dirigirte a esa persona en
ese idioma, ...ey...también se puede forzar para molestar a otros, no digo yo que no, pero no es la norma habitual. Pero...los que no entendemos ese idioma...nos molestamos y nos ponemos inmediatamente de canto, y les tildamos de maleducados....
Siempre tenemos la opción de preguntar amablemente I´m sorry I did not understand, I do not know your language, como haríamos con un.....no sé, un finlandés, intentaríamos la comunicación ( siempre en el supuesto de personas normales ).
Bien, pero si se trata del vasco, gallego, catalán o bable.....nos toca los güitos.
Y hay andaluces que no se les entiende la mitad cuando hablan...y nadie se cabrea.

A parte, las malas experiencias se suelen contar con un énfasis especial. A los medios de comunicación me remito.
Por nuestro amadisimo país, hay de todo y en todas partes. Fundamentalistas de toda clase de cosas te los encuentras esparcidos por aquí y por allá. En mi opinión es mejor sacar la raiz cuadrada de las informaciones negativas que te lanzan, y optar por la comprobación personal in situ.

El tema que has elegido es de mucha complejidad , depende del analista te lleva a ver las cosas en plan hecatombe para los derechos fundamentales o ...bueno , bueno bueeeno...no es para taaaanto.
Los nacionalismos siempre separan a la gente, pero todos. Tanto el vasco, catalán, español o gallego o el que sea.
Ver a un españolista iracundo da tanto miedo como ver a un convencido de Esquerra republicana....iracundo también , y no menciono a los pro euskalerria independiente porque esos cogen armas y entran en otra categoria.
Respecto al idioma en la escuela y la Uni, pues es un problema que crean los políticos, a demás de ser tapadera despistante de otros problemas más acuciantes, porque en la práctica se suple con la buena voluntad de los profes...que lo que quieren es hacerse entender sea como sea y si es posible que los alumnos aprendan algo...ese es otro cantar. Esto simplificando mucho , eh!!.

Y si vienes a BCN, lo más probable es que te lo pases de peli,encuentres una variedad de gente apabullante...incluso según que barrios veas no te parecerá ni España, ni BCN, sino un animado barrio de Pakistan !!, a parte de muchas cosas más.

La gente debería viajar más y a ser posible sola, no en grupito, así aflora el espíritu de supervivencia y la empatía se redobla. Y eso no quita para que te guste tu pueblo un montón.

Ha sido divertido volver a tocar el tema que tanto preocupa a los de Intereconomía!!.
Saludos. Mari.

WMWìRiÄWMW dijo...

¡Buenas! Hoy un tema profundo...

He de decirte que he ido varias veces a Barcelona, también he estado en Tarragona y en algunos pueblillos. La gente (con la que me he encontrado) es genial, te hablan en castellano sin ningún problema, aparte de lo que piensen o lo que sientan respecto a España.
Hay que tener claro que una gran mayoría, tanto en los pueblos como en las ciudades, se sienten más catalanes que españoles y es algo que está ahí; pero nunca me ha supuesto un problema cuando he ido.

Yo soy andaluza y actualmente vivo en Madrid; te digo que en Madrid me he topado con más gilipollas suelto y "madrileño castizo" como ellos se llaman que me criticaban por mi forma de hablar (andaluz según ellos, porque eso no es castellano) y cosas así, que en Barcelona.

Hay gente de todo por todos lados, hay que saber escoger con quien te mezclas. ;)

En cuanto al tema de que entre ellos hablaran catalán, hombre... supongo que depende del momento y de cómo lo hicieran, pero a mí me ha pasado estar aquí en España con 3 inglesas y entre ellas se hablan en inglés, le es más fácil y supongo que lo hacen sin pensar. Igual me pasó a mí cuando estuve en Inglaterra cuando me dirigía a mis amigas, el inglés no me salía, me salía español.

En las escuelas, yo creo que el problema no está en Cataluña. Creo que sería muy positivo que todos supieramos un poquito de catalán, un poquito de gallego, un poquito de todo, y que desde pequeños nos enseñaran a respetar y a saber que allí hablan catalán, que aquí se habla esto y lo otro... Así a lo mejor no nos costaría tanto cuando en las cabecitas cuadradas te encuentras con algo que no esperabas. Sé que es muy difícil y que es mucho más rentable aprender inglés, alemán... pero no olvidemos que en muchos institutos ya se da chino... ¡En fin! Yo creo que a mí me serviría mucho más el catalán para conocer mi país y vivirlo más, tener más cultura, que conocer el chino... Por lo menos me gustaría que estuviera la opción; al igual que también sería positivo que en Cataluña te dieran la opción de hablar castellano.
Pero lo mismo sucede en el País Vasco a la hora de entrar a la universidad, para los de fuera son todo problemas.

Te animo a que visites Barcelona, es una ciudad increíble, abierta, con otra mentalidad distinta a la que tenemos nosotros... es así, nos guste o no, son más europeos (que conste que no digo ni mejor ni peor, pero distinta); a mí personalmente es algo que me gusta. Supongo que dependerá de cada uno.

También conozco a catalanes independentistas, respetuosos, y con los pies muy en el suelo, que me dan argumentos que me hacen pensar que están en todo su derecho a sentirse catalanes, del país Cataluña. Allá ellos, a mí personalmente no me molesta, ni lo veo como un robo de parte de mi país como dicen algunos, ni nada de eso. Yo no soy nada patriótica y lo de ser una cosa u otra me la trae al perlo, la verdad... no me gustan que me clasifiquen como nada, por mucho que sea española, porque lo soy.

Yo soy Miriam, y estoy encantada de leer tu blog y que me leas sin juzgarme por nada.

Me he enrollado mogollónnn! Un beso.
W.

Ana dijo...

Peibol, en menuda camisa de once varas te metes tocando "el tema". Como andaluza afincada en Cataluña me tropiezo con estos temas de vez en cuando. Ya escribí hace unos meses un texto sobre esto, que a ver si soy capaz de resumir un poco:
He tenido la suerte de nacer y asistir a la escuela en una comunidad autónoma en la que como única lengua teníamos el castellano; con las mutaciones de pronunciación de los andaluces pero castellano al fin y al cabo y lo se escribir, leer y ahora que no vivo allí y he perdido el deje hasta lo pronuncio de puta madre.
Ahora vivo en una comunidad bilingüe, incluso se podría decir que se empeñan en hacer que los pobres críos que van a las escuelas acaben siendo trilingües, o los menos afortunados, que no hablen bien ninguno de los 3 idiomas: ni castellano, ni catalán, ni inglés.
Mi novio y su generación, pertenecen a los que estudiaban castellano en catalán... curioso, ¿verdad? Según me cuenta él, la profesora de castellano daba la clase en catalán. Tan curioso como estudiar inglés en catalán. Igualito.
Saldríamos ¿perdiendo? los que, como yo, nazcan y se eduquen en comunidades que no tienen idioma propio más allá de sus propios dejes regionales, como Andalucía, Extremadura, Aragón, Madrid y las dos Castillas, La Mancha y León. Los demás tienen idioma propio, heredado de sus ancestros, y como es muy bonito conservar las tradiciones, vamos a pisotear el idioma castellano y vamos a sobreponer el nuestro por encima.
¿Qué sentido tiene defender el Castellano, si siempre habrá comunidades sin idioma propio que se verán obligadas a hablarlo? ¿Qué sentido tiene escoger el idioma nacional como lengua nativa, pudiendo escoger un idioma regional que te cerrará las puertas dentro de tu propia comunidad autónoma? Porque sí, señores, he visto niños y niñas que NO saben hablar castellano, porque son catalanes y toda su familia es catalana; espero que no se vean nunca en la tesitura de tener que salir de su región, porque se darán con un canto en los dientes cuando se crucen con un andaluz de sevilla que les hable deprisa, no van a entender nada de nada.
Estas son las cosas que yo no entiendo, ¿por qué no está bien que los catalanes, los vascos, los gallegos y todos aquellos con idioma regional propio, sean educados primero y principal en castellano? ¿Por qué hay que hacerle el feo a nuestro propio idioma? A ver, almas de cántaro, explicadme, ¿en qué otra región o zona del planeta se habla Catalán, que no sea en Cataluña, o Vasco, que no sea en Euskadi, o Gallego, que no sea en Galicia? A lo mejor resulta que en las antípodas hay islas o naciones que usan nuestros idiomas regionales y yo no me había enterado.
No debemos temer por la salud del idioma Castellano, pues se habla en casi toda Suramérica, con modificaciones, porque siempre recordaré el momento en que una señora me pidió Choclo (maiz) y Mostacholes (macarrones) en el súper en el que trabajaba, claro que aquella señora era argentina y hablaba el castellano con un precioso acento de la pampa... (ironic mode on)Sino llega a ser porque tenía en ese momento un compañero argentino, me quedo tiesa. ¡Y qué decir del significado universal de los verbos! El Castellano no corre peligro porque todo el mundo sabe que Coger es lo mismo aquí en España que en cualquier punto de suramérica y como éste verbo, seguro que hay muchos más.
Me niego a que cuando tenga un hijo tenga que ser educado en catalán por cojones. Quiero poder escoger. Quiero que mi hijo no se haga un lío con las reglas de acentuación, porque las catalanas y castellanas se contradicen casi todas y además en catalán existe la acentuación oberta y tancada y el uso de la ele geminada (l.l) y la cedilla (ç).
Me estoy planteando seriamente la posibilidad de marcharme de Cataluña cuando tenga hijos, así que puede que me queden sólo 4 ó 5 años en Barcelona.

Salamandra dijo...

Por favor, no sé si indignarme más con el post o con los comentarios. Voy a intentar comentar desde la serenidad y no desde las narices, que algunos me las habeis tocado pero bien.
Soy catalana, vivo en Barcelona, hablo en catalán normalmente y sí, entiendo el castellano, es más, ¡lo hablo, lo escribo y hasta me gusta! en mis 39 añazos he conocido a algún gilipollas de los que describís, y no os lo creereis, pero habían catalanes y oh! también de fuera. Porque amigos, gilipollas fanáticos los hay en todas partes y en todos los ámbitos, empezando por el independentismo y acabando por el fútbol. No nos estigmaticeis a todos por favor, afortunadamente, y hablo de Barcelona, somos una ciudad MUY acostumbrada a la gente de fuera, tanto a inmigrantes como a turistas ocasionales. Y no creo que se nos pueda tachar de poco acogedores precisamente (aunque de todo habrá, claro que sí).
En cuanto a la mala educación que dices, la mayoría de las veces no es voluntaria, en eso estoy 100% de acuerdo con Mari. Somos bilingües y cuando conocemos a alguien le otorgamos "inconscientemente" un registro idiomático cuando le conoces. Eso quiere decir que si tu primera conversación con esta persona es en catalán, posiblemente la próxima vez que le veas te dirijas a él en catalán de manera natural. Por lo que hablar a esa persona en castellano requiere un "darse cuenta" de ello y cambiar expresamente. Y no siempre sucede, no le veais mala intención (aunque repito, alguno habrá que lo haga). Imaginaos lo que es eso ya a nivel familiar que los códigos están muchísimo más viciados. Por poner un ejemplo, yo no es que no sea capaz de hablarle a mi hermana en castellano, si me doy cuenta de que hay alguien no catalano-parlante delante lo hago, pero es que a veces en el transcurso de muchas horas hay momentos en los que realmente no te das cuenta!!. No es nada intencionado aunque entiendo que pueda molestar.
Tampoco es verdad que se distorsiona la educación en las escuelas POR EL AMOR DE DIOS!!!!, Desde aqui hago un llamamiento al resto de las comunidades autónomas: no escucheis tanto a Jimenez Losantos y no mireis tanto Intereconomia: eso es basura anticatalana, nada que ver con la realidad.
No he hecho un estudio pero me juego un brazo a que NO HAY ni un solo catalán que no entienda el castellano (pero por favor, ¡si todo está en castellano!, empezando por la tele y acabando por las etiquetas de los productos que compras). Otra cosa es que si te vas a ese pueblito perdido en los Pirineos te encuentres a algún nonagenario al que "le cueste" hablar en castellano, pero eso no significa de ninguna manera que no lo entienda.
De verdad, os invito a todos a venir y que lo comprobeis por vosotros mismos. Encantada estaré de hablarlo cara-a-cara con cualquiera delante de un "pa amb tomàquet".
Petonets

Susana dijo...

Os dejo este link de Barbijaputa, porque yo no sabría expresarlo mejor:

http://barbijaputa.blogspot.com/2008/12/independencia-o-la-posibilidad-de-que.html

Anónimo dijo...

Lo que no entiendo es qué pinta un canario colonizado opinando sobre dos países que no son el suyo: España y Cataluña.

Que hagan lo que les dé la gana, no es problema nuestro, de los canarios.

¿A alguien le molesta que un alemán o un inglés hablen entre sí en su idioma? Pues es lo mismo.

Y recordar que los canarios también tenemos/teníamos un idioma propio que los españoles se encargaron de erradicar.

Pétalo dijo...

Que los canarios tenemos qué???? Jajajaja, perdona que me ría, "los españoles"?? Es que eres aborigen? Vamos a ver, saliéndome un poco del tema de Peibol, los aborígenes vivían aquí. Cuando los españoles llegaron, se cargaron a bastantes. Después, quizás a lo mejor se reproducieron con algunas aborígenes, con las que probablemente tuvieron algunos bastardos. Después de la purriada de años que han pasado, dudo mucho que en los canarios nos quede la más minima gota de ADN guanche. A mí no me colonizaron, yo soy descendiente de los colonizadores. Todos lo somos. Y hablamos de situaciones reales, por dios. Y estar resentido por situaciones que no tenemos forma de cambiar porque sucedieron así y no eramos nosotros los que decidíamos porque ni siquiera nuestros tatarabuelos existían es absurdo. El día que canarias se independice, me independizo yo de canarias. No quiero ser un moco rodeado de océano al lado de Marruecos, gracias.
Volviendo al tema de Peibol, por qué os enfadais algunos? Si ha dejado clarísimo que su intención no es generalizar ni sentar cátedra ni mucho menos. Proyectáis vuestras frustraciones en él. Él está hablando de la gente que es independentista porque sí, sin saber por qué ni tener razones para ello. Es lo que hablamos siempre de la falta de personalidad. Que hay muchos catalanes encantadores? Él no ha dicho que no los haya. Que hay catalanes que no son independentistas? Él no ha dicho que no los haya. Que hay catalanes que se sienten independentistas y tienen unos argumentos cojonudos y las ideas clarísimas? Él no ha dicho que no los haya!! A mí me parece que tiene razón, y que no vale con comer el coco a la gente para que quieran ser nacionalistas, vale con formar y educar para que la gente tome sus propias decisiones, y si al final la mayoria quiere, con buenas razones y buenos argumentos...entonces es otra cosa.

Pétalo dijo...

Se me olvidaba una cosa. Ser bilingue significa que se dominan dos idiomas exactamente por igual. No es lo mismo que estar en un país extranjero e intentar comunicarte en tu idioma para expresarte mejor y no perder matices. Considerar que tu primer idioma es el catalán...a mí me parece cerrarse puertas. Tenerlo como segundo idioma me parece estupendo y enrriquecedor. Ahora, limitarse, siempre me parece un error.

papacangrejo dijo...

Yo soy de Castellón y me considero español, pero no oprimo ni erradico lenguas. Si pides que no se generalice con todos los catalanaes, tampoco se debería hacer a la inversa, al contrario, seguramente encontréis más respeto de mi hacia vosotros que al revés. En la C.Valenciana puedes elegir el idioma en que estudian tus hijos, está la rama en Valenciano/catalán y la rama en español, cada uno decide. Pero esa suerte no la tienen todos. Cuando pides respeto a tus ideas, pero no respetas a los que en tu casa opinan diferente te conviertes en fascista, no hay que ser de derechas para serlo ¿sabéis?.
Ojalá essto fuera solo un tema de ideología, pero en verdad todo en esta vida se basa en el dinero. Mi opninión: Que les dejen elegir. Mi duda: ¿Aceptarían el resultado?
VIVA LA REPLUBLICA INDEPENDIENTE DE MI CASA.

Islander ! dijo...

No he visitado aún Cataluña, pero la verdad es que me encantaría hacerlo. Ahora, todas y cada una (aunque pocas) de mis experiencias con catalanes han sido patéticas y con pasadas de huéleme el culo. Peibol, un plas plas plas para tu entrada.

Susana dijo...

"Considerar que tu primer idioma es el catalán...a mí me parece cerrarse puertas. Tenerlo como segundo idioma me parece estupendo y enrriquecedor. Ahora, limitarse, siempre me parece un error."

Pétalo, un catalán ni considera, ni elige que su primer idioma sea el catalán o el castellano. Su primera lengua es la que mama, con la que se cría.
Según este razonamiento, todos deberíamos hablar en inglés, para tener las puertas abiertas.
Yo soy catalana y mis padres son extremeña y salmantino, por lo que mi primera lengua es el castellano, pero para los hijos de catalanes catalanoparlantes de origen su lengua es el catalán, es el idioma en su casa y es el idioma con el que piensan.
Me da la sensación de que hay mucha gente que cree erróneamente que la gente catalanoparlante lo es por elección, por llevar la contraria o algo así.
Hace poco un amigo me contaba una anécdota que me sorprendió mucho. Trabaja para una empresa con sede en Madrid y va cada cierto tiempo, en una de las reuniones con su jefa, una mujer culta, ésta le comento su periodo de vacaciones y cuando él escribió en su agenda "vacances" ella le dijo que como que lo escribía en catalán. Según le dijo ella no sabía que la gente aquí pensara en catalán...

Pétalo dijo...

Tienes razón, puede que no sea una elcción, pero aún así, me parece erróneo, porque es lo mismo que dices del inglés, tendemos hacia la globalización y hacia lo que nos es más util. Todos deberíamos saber inglés. Y lo prioritario en mi opinión para que alguien esté formado es que sepa cuantas más lenguas mayoritarias mejor. Que no digo que saber catalán me parezca mal ni mucho menos, que a mí me parece genial que tengan su propio idioma y lo hablen todo lo que quieran, de hecho me parece culturalmente súper enrriquecedor. Pero me parece que algunos pierden de vista el aspecto práctico.

Anónimo dijo...

Es un tema de educación y saber estar. Yo soy de Valencia, hablo los dos idiomas, pero si se dirigen a mi en castellano, siempre contesto en castellano.Cuando estoy fuera siempre hablo en castellano, cuestión de lógica y jamas he renegado de mi pais. Es curioso cuando estas fuera de España y tienes algun problema, seas de la provincia que seas siempre vas a buscar la misma bandera, para que despues renieges de ella.

María

Caótica dijo...

He vivido cinco años en Valencia, he estado unas cuantas veces en Barcelona, viví un año en Amsterdam donde hice muy buenos amigos de Galicia, Cataluña, Madrid y el Pais Vasco. En Valencia nunca me sentí incómoda si en casa de los padres de mi amiga Nuria se hablaban en valenciano, porque soy capaz de entender que si has hablado toda la vida en esa lengua con esa persona, no te des ni cuenta de que la persona que os acompaña no os entiende. Por otra parte, tras el primer año viviendo allí, era capaz de entender el valenciano perfectamente.

Tengo amigos independentistas, y lo último que se me ocurre es ponerme a discutir con ellos sobre sus ideas. Si no se sienten españoles, sus razones tendrán. Me la pelan las fronteras, y las banderas. Me quedo con que nunca he tenido problemas para comunicarme con un gallego, con un vasco o con un catalan. Me quedo con que he tenido la suerte de que me han tratado bien allí donde he ido (siempre hay gente borde en todas partes, en Cataluña, en Holanda o en Lanzarote) Pero por qué nos vamos a quedar con eso?

Caótica dijo...

Me acabo de acordar de una anécdota muy graciosa que quizás os ayude a entender a algunos que, muchas veces, un catalán habla en catalán de un modo totalmente inconsciente. Cuando viví en Amsterdam comparti piso con una niña de Barcelona. Hicimos muy buenas migas, y en un par de meses, casi parecíamos de la misma familia. Un día estábamos en la cocina tomando te, nos habíamos fumado un porrito, y va la tía y me empieza a hablar en catalán. Y yo: Claudia, qué haces?, y ella: Alaaa!! ni me he dado cuenta!! Jajajaja.

El Zorrocloco dijo...

Pues yo creo que está todo dicho. Básicamente suscribo el comentario de Pétalo (eso me pasa por llegar de los últimos), sobre todo en lo que toca a los canarios (chiquito crack el anónimo XD). Sin embargo, no creo que sea mejor o peor que la lengua materna sea el catalán o el castellano, mientras se dominen las dos. Por algo precisamente es bilingüismo.

La verdad es que en Valencia nunca he tenido problemas con eso, claro que no son tan radicales en cuanto a la lengua como en Cataluña. Sí me pasó en una ocasión estar a la mesa con dos amigas de H@n y oírlas a ratos hablando en valenciano la una con la otra, y me parecía de muy mala educación. H@n luego me explicó lo que habéis dicho la mayoría, que simplemente no se daban cuenta, que para ellas era normal.

Sin embargo, la única vez que he estado en Cataluña, visitando Port Aventura, pasó una cosa curiosa. Llevábamos un rato dando vueltas con el coche buscando el hotel sin éxito, hasta que en una de estas vi un Mosso D'Escuadra y me paré a su lado. H@n bajó la ventanilla, le preguntó por dónde se iba al hotel, y el tipo le contestó... ¡en catalán!

Yo me puedo creer que dos catalanoparlantes que se conocen hablen catalán el uno con el otro sin percatarse de que lo están haciendo, pero que un desconocido se acerque a ti hablando en un idioma y tú contestes en otro... Todavía si me dices que es algún cazurro al que no le da la gana hablar castellano, pues te das la vuelta y que lo foquen, ¡pero un policía...! ¡Y de Salou! En plano verano, lo menos que debe hablar ese hombre en el trabajo es catalán XD H@n obviamente se enteró de todo, pero la cara de póker que se me quedó fue grande. Me pregunto si a los ingleses y alemanes les haría lo mismo...

Por cierto, que dentro de poco visito Barcelona, ya contaré qué tal XD

El Zorrocloco dijo...

Por cierto, que me acabo de acordar, el colmo del absurdo...

En Valencia me encontré una valencianoparlante de nacimiento que sólo hablaba en valenciano con otros valencianoparlantes de nacimiento. Es decir, que siendo tú valenciano, y hablando valenciano, si no era tu lengua materna contigo hablaba en castellano, porque no le gustaba el acento, le daba la impresión de que se reían de ella.

Motiva mucho que te hagan aprender un idioma para vivir en un sitio y luego haya gente a la que lejos de agradarle tu esfuerzo, les dé coraje y no quieron hablar contigo. Pero bueno, esto también me ha pasado hablando inglés en el Reino Unido, así que...

Todos los nacionalistas deberán viajar un poco más. Dejarían de considerarse el centro del mundo (cuando está claro que soy yo, obviamente XD).

Trouble dijo...

Tan absurdo es defender una idea y no saber la razón como quejarte por una cosa y no tomar cartas en el asunto (a parte de quejarte). Y te lo dice alguien que por ahora no ha hecho nada por todo aquello que le molesta, que es mucho y muy variado.

Pecosa dijo...

(Zorro: ¿¿me tengo que enterar por un comentario sobre el catalanismo que en breve vas a venir a Barcelona?? ">¡¿¿Pero esto qué es??!)

Pues yo soy catalana e independentista y no me ha gustado tu entrada.

¡Jajajajaj! Madre mía, se ha liado parda, nene.

A ver, ahora en serio. Barcelona es una cosa: es una ciudad a día de hoy mundialmente conocida, moderna, cosmopolita... Obviamente si no hablas catalán no hay problema, aunque se requiere para muchos trabajos.
Tengo un tío italiano que si quiere puede llevar a sus hijos a una escuela italiana dónde imparten todas las clases en italiano. Pero si mi novio argentino quiere (como es el caso) hacer un curso de teatro, no va a poder, ya que hasta donde yo sé se imparten en catalán. Me parece muy injusto.
Estuve unos años viviendo en el Penedès, y hay pueblos (que no son pueblos aislados perdidos en las montañas) en los que la mayoría de gente no sabe hablar castellano con fluidez. Hay palabras de lo más comunes que no saben decirlas en español. Hombre, muy normal no me parece.

Soy barcelonesa, soy catalana y soy española. Cuando vivía con mis padres hablaba en catalán con mi padre y en castellano con mi madre durante la misma conversación, cosa que creo que me ha resultado positiva a la hora de aprender otras lenguas como el inglés o el italiano.
Me encanta este país, me encanta que hablemos tantas lenguas. Me encanta el catalán, pero me parecería un absurdo no saber español.

¡Visca Catalunya i visca Espanya, collons!

(Oye, Peibol, ¿tú también te vienes a Barcelona? ^^)

Raquel dijo...

Es un tema complicado, se diga lo que se diga la gente suele acabar ofendida, y en el peor de los casos bastante rebotada; pero lo has tocado de una forma muy respetuosa, con mucho tacto. Es importante respetar el patrimonio de cada región, pero lo que me preocupa es la imposición. A nadie se le debería obligar a nada, ni a hablar castellano por narices ni a hablar catalán por obligación.
De la misma manera me preocupa el poco respeto que algunos catalanes sienten hacia españa y todo lo relacionado con ella; creo que eso lo único que consigue es perpetuar odios viejos, heredados y estúpidos, y crear mucho malestar. Lo mismo al contrario. Son prejuicios que no conducen a nada.
En definitiva, que lo primero que se debería aprender es a respetar, que es lo fundamental.
Saludos.

peibol dijo...

¡La virgen!

Voy a tener que tomarme una tarde entera pa poder contestar a todos los comentarios... ¿o debería llamarlos entradas de respuesta? ¡My god!

Prometo responder tan pronto me sea posible. Muchas gracias a todos por la acogida de la entrada :D

Anónimo dijo...

Una cosa son los individuos catalanes y otra los políticos catalanes que utilizan a los primeros para lograr sus interés bastardos. Cataluña es una región española ejemplar en muchos temas y de la que podríamos tomar ejemplo en otras regiones, pero lo que hay detrás de ese desarrollo es probablemente fruto del trabajo de gente de muchos lugares diferentes. Tampoco me gusta el centralismo madrileño lugar en el que podemos encontrar capullos que creen que si no eres de allí eres escoria de provincias. Qué le vamos a hacer, gilipuertas hay en todas partes. Creo que en general le damos demasiada importancia al sitio de dónde eres. A fin de cuentas que mas da. Lo importante es lo que eres. Por cierto todos los movimientos de independencia suelen tener un tufillo a insolidaridad y surgen cuando las cosas van bien ¿alguno conoce un movimiento independentista de Badajoz?. Recuerdo la que se armó cuando hubo una movida para que no se compraran productos catalanes. La indignación de los independentistas de pro fue impresionante. ¿Será verdad que al final nos necesitamos todos?
Viva mi tierra sea cual sea y la tuya aunque sea otra.

El Zorrocloco dijo...

Qué gran última frase, Anónimo, me la guardo =)

Cattz dijo...

Peibol... ¡¡pero si te ha comentado el mismísimo Don Pepito en el blog como anónimo!!! Deberías sentirte orgullosísimo como miembro de una raza esclavizada y arrancada de sus costumbres de controlar la población tirando niñas a los barrancos. Ah, esa riquísima cultura y finísima educación de la sociedad guanche que se siente en cualquier cueva natural en la que tengas la suerte de entrar que no sea una galería con gas...

En fin, comentando sobre el asunto principal. Mi mejor amiga es de Girona y catalanoparlante y pensante (la mejor manera de saber el idioma "materno" de alguien es hacerle sumar en voz alta) aunque su madre es andaluza. Una de sus mejores amigas es súpercatalanoparlante y cuando venía de visita tenía siempre un retraso de varios segundos al hablar porque le costaba bastante traducir lo que pensaba. Ella no usa jamás el castellano en Girona, no ve la tv en castellano (creo que TV3 es una de las pocas televisiones españolas que tienen una emisión decente y que no da vergüenza ajena) y no lee prensa en castellano.
La consecuencia es que no es realmente bilingüe a menos que ahora consideremos que yo soy bilingüe en inglés cuando me sale sólo una palabra de cada 4 y tardo medio minuto para formar una frase simple. Casi toda su educación fue en catalán, incluidas las clases en castellano y una vez llegó a la universidad, ni eso.
A mí me da un poco de pena y envidio la posibilidad que da el bilingüismo, pero de tanto proteger un idioma están desfavoreciendo el otro, cosa que hace que la gente los sienta como foráneos en su propio país.

peibol dijo...

TODOS:

¡La madre que os parió! ¿Sabéis lo que he tardado en contestar tanto párrafo uno por uno? Me halaga el entusiasmo, pero… ¡Voy ya por la décima hoja del documento Word… ¡y con la letra pequeña! XD

Como más o menos todos dais el mismo tipo de respuestas respecto a un tema concreto, al final de todo hay una contestación global. Vamos allá:

Murciégalo:

Gracias. ;)

Es eso; una falta de ecuación. A mí que no me vendan que les sale natural, porque si fuera así, también hablarían valenciano contigo, y sin embargo sabían a quién dirigirse en lengua materna y a quien no. ¿Verdad?

Tus gallegos son el ejemplo a seguir; disfrutan de su cultura, pero saben estar en presencia de otros. Y no es una cuestión de localismos; me parecería igual de mal que en un grupo de ingleses y dos españoles bilingües, los españoles cuchichearan entre sí en castellano.

¿Probaste a decirles lo de Franco? ¡Te habrían comido viva! Jajajaaja

Indo:

Jajajajaja. Muchas gracias. ;)

JuanRa:

No sabes cómo me alegra oírte, y he de decir que yo suscribo tu respuesta al 100%, especialmente en cuanto a lo de la mezcla de indignación, pena e impotencia enorme. Yo tampoco concibo ese “odio irracional y desmedido hacia España”. Sobre todo porque no repercute en los políticos que han propiciado la situación, sino en ciudadanos anónimos que nada tienen que ver con las razones que les ha llevado al rechazo.

PD. Egocentrismo desmedido. ¡Ese es el término!

PD.2. Yo también quisiera saber lo de los libros de texto, porque si al chico del campamento le costaba tanto decir España, no sería tan raro. Lo de los padres sí es cierto; no en el porcentaje que nos venden, a Dios gracias, pero sí que he sabido de casos de cachocarnes así.

Abisal:

Es eso Abisal; utilizarlo cuando procede. Lo contrario es como ponerse a contar secretos al oído delante de más personas, ¿no?

Yo también comprendo que se impulsen los idiomas locales como parte de la cultura, pero ni tanto ni tan calvo; ni hablarlo “a escondidas” porque es “de paletos”, ni gritar a los cuatro vientos que ese el único idioma que piensan hablar, por no ser capaces de mirar más allá de sus ombligos. :s

Mi amigo era “majo” (qué raro se me hace usar esa palabra, me suena a cuadro de Goya XD), sólo que con ese tema era cerradito de mente. ;)

H@n:

¡Hala lo que ha dicho! ¡Que son lo mismo! ¡Prepárate para la lluvia de piedras! XDDD

Que a una valenciana catalanoparlante me diga que los independentistas le parecen si cabe más absurdos que a mí, es un gustazo de dimensiones épicas. :D

Me gusta cómo suena eso de los Estados Unidos de Europa, y me encanta tu forma de pensar de lo absurdo que resultan los nacionalismos en esas circunstancias. ¡Así da gusto crear entradas polémicas!

(La segunda parte de mi respuesta hacia ti está al final, en un comentario conjunto).

PD. ¡Que yo no digo peiuga, muiaia! XD


¡Saludos!

peibol dijo...

$.M.K:

Lo de los estudios es un absurdo y una injusticia. Me imagino la cara que se le quedará a muchos extranjeros o españoles de fuera de Cataluña, cuando al mudarse a la tierra del pantumaca se vean en la tesitura de tener que lidiar con una lengua nueva sí o sí.

Como bien dices, aprender la otra lengua no viene mal; que te la impongan es otra historia.

Muy bueno lo del inglés en una tienda catalana. Jajajajaja. ¡Me lo apunto! XD

(La segunda parte de mi respuesta hacia ti está al final, en un comentario conjunto).

Mari:

Es verdad que no se puede estigmatizar a un pueblo por dar con un gilipollas (o zamuco), y hacer a partir de ahí una generalización, pero por si no ha quedado claro, que ahora me dejas con la duda, no fue mi caso, ¿no? :o

Tienes razón en que las malas experiencias se comentan más y con más énfasis (y la manipulación de los medios también es brutal), pero en este caso me podría haber ensañado más de lo que lo he hecho, porque créeme que aquello era para mear y no echar gota. Había un chico vasco de 14 años, que decía que estaba a favor de que ETA diera “sustos” de vez en cuando, para que no olvidáramos que estaban ahí. De esa pata cojeaban un par de ellos. :s
Nunca he sido amigo de las generalizaciones, y soy el primero que pone los ojos en blanco cuando alguien lanza una opinión categorial y tajante de un grupo; pero no hablo de “los catalanes” sino de “ciertos catalanes independentistas sin razones de peso” ;)

En alusión a lo que comentas de viajar, cierro con una frase que me parece magistral: “El nacionalismo se cura viajando”

PD. Sigo con unas ganas locas de ir a Barcelona, y sé que cuando vaya, me va a encantar. ;)

(La segunda parte de mi respuesta hacia ti está al final, en un comentario conjunto).

WMWíRiAMW:

Yo creo que lo del sentimiento hacia tu tierra, al margen del que tengas hacia tu país, es algo universal, y no necesariamente negativo. Lo veo más como una cuestión de identificación con tus costumbres locales y el cariño hacia el sitio en que has nacido, y mientras no suponga odiar al resto, sino simplemente tenerle un aprecio especial, no hay problema.

No hace falta que me animes, visitaré Barcelona de todas todas. La veo como una ciudad avanzada (europea que dirías tú :p) e interesante, y me encanta Gaudí. No te quepa duda de que iré. ;)

Ya sabía que eras Miriam, que para eso me has comentado antes. Con un nombre tan bonito, ¿por qué torturarnos a escribir esa palabrota con doble uves y diéresis? XDDD ¿Me permites llamarte Miriam? :D

Me gusta tu filosofía de enseñarnos a todos nociones básicas de cada lengua del estado, aunque sólo sea para saludar, dar las gracias o pedir perdón, si estamos en Galicia, Cataluña o cualquier región con idioma propio. Por otra parte comprendo lo del chino; al fin y al cabo, es de los idiomas más hablados del mundo (¿o era directamente el más hablado?), y todos auguran que será la próxima gran potencia económica. ¡Así están todos los ejecutivos aprendiendo chino como locos! :p

(La segunda parte de mi respuesta hacia ti está al final, en un comentario conjunto).


¡Saludos!

peibol dijo...

Ana:

Eso pienso yo, que quién me mandaba a meterme en esto XD
Tu comentario da para mucho y se nota que lo has escrito con ganas, que te ha salido de dentro, así que no sé por dónde empezar. Jejejeje

Lo de estudiar castellano en catalán me resulta curioso; es cierto que muchas veces se dan las clases de inglés en español, pero creo que son casos distintos, puesto que se trata de aprender una lengua extranjera, ¿no? En cualquier caso yo toda la vida estudié el inglés en inglés, que es como mejor entra. ;)

Yo creo que quienes salen perdiendo son precisamente lo que, ya sea porque lo maman así desde chicos, o porque luego lo deciden por cuestiones políticas, pasan de supuestamente bilingües a monolingües… siendo el español el idioma que rechazan. Como ya he dicho en otros comentarios, no creo que saber muchos idiomas sea negativo, pero si por ello dejas de lado el de tu país, creo que tienes las de perder.

El caso lo tienes en los niños que mencionas, seguramente víctimas de padres tozudos o un sistema deficiente, que creen que los están “liberando” del estado opresor cuando, como bien dices, lo único que hace es cerrarles puertas (además de inculcarle una animadversión histórica en muchos casos, que no creo que ni les vaya ni les venga).

Me sorprende ver que precisamente sea una catalana quien se muestre tan ofuscada con el tema, pero en la postura contraria a la que se esperaría. Por lo que me cuentan mis amistades de allí, que también están quemadas con el tema, puedo hacerme cargo de tu cabreo. El otro día, sin ir más lejos, una amiga de Barcelona, me contaba que un cliente de la tienda en la que trabaja, se quejó porque una dependienta ¡sudamericana! le atendió en castellano. Ver para creer…

¡Saludos!

peibol dijo...

Salamandra:

Hola Salamandra, bienvenida.

Espero que esa tocada de narices por una parte y por otra sea debido a un malentendido, al menos por mi parte, porque creo que he dejado claro qué es lo que me molesta o no comprendo, y que no estoy arremetiendo contra todos los catalanes porque sí.

Creo que todos estamos de acuerdo en que los gilipollas son algo universal, y por la misma razón, hay independentistas, lógicos o ilógicos, en cualquier región del país. Tendrías que escuchar los irrisorios argumentos de los independentistas canarios a muerte, ¡esos sí que son para echarles de comer aparte!

La entrada la escribí en base a estos dos catalanes (uno y dos), y de ahí extrapolé a los que son como ellos, y la falta de congruencia de algunos aspectos derivados de lo que defienden. Ni estigamatizo al pueblo entero, ni digo que cualquier independentista, deba ser rechazado por el mero hecho de serlo. Sólo pido un poco de coherencia si vas a defender algo a muerte, ¿no?
Es como cuando alguien grita consignas contra un político dejándose llevar por la bulla de la oposición, y cuando le preguntas qué es lo que no te gusta de lo que ha hecho, no sabe responderte nada. Da un poco de pena, ¿no?
Si realmente estos dos me hubieran dado razones de peso, entrando en cuestiones histórico-políticas que yo no dominara, aunque pudieran tener tintes demagógicos, lo habría dejado correr, pero cuando escuchaba cosas del tipo de “Yo a los turistas les digo que soy del país Cataluña, porque es mentira que sea español, y además nunca pienso salir de mi barrio porque Cataluña lo es todo”, es lógico que, como mínimo, pidiera una argumentación lógica, ¿no?

En cuanto a lo de la educación, no creo que aprender otro idioma distorsione la misma (de hecho en ningún momento lo he dicho), sino que me parece de tozudo y lo menos práctico del mundo, la postura de algunos (y subrayo lo de algunos) de quedarse con una lengua y obviar o estigmatizar la otra; la de “la España opresora”.

Lo de los catalanes que no sepan español también me cuesta creerlo, y como en este caso no he estado ahí, me fío de la información de mis amigos catalanes (que los tengo XD), que no creo que me mientan. Habrá que ir allá y descubrirlo delante de un "pa amb tomàquet". ;)


PD. Jamás escucharía a Jiménez Losantos; antes la muerte.

PD.2. Espero haber aclarado dudas, y si no es así te invito a volver a participar. ;)

(La segunda parte de mi respuesta hacia ti está al final, en un comentario conjunto).


¡Saludos!

peibol dijo...

Susana:

Tratándose de Barbi, creo que voy a estar de acuerdo con ella. Le echo un vistazo en cuanto pueda. ;)

Anónimo:

Yo sí que no te entiendo a ti. ¿Qué tiene que ver que sea canario? ¿Acaso no puedo opinar sobre lo que pasa más allá de la costa de mi isla? ¿Significa eso que no puedo opinar sobre el holocausto porque ocurrió en Alemania? Me parece un disparate, la verdad.

Que algo no sea “problema nuestro” no significa que no se pueda tener una opinión al respecto, o participar de forma activa en ello; si todos actuáramos así, los países o zonas con problemas en los que hay cooperantes internaciones, estarían aún peor de lo que están, por poner un ejemplo fácilmente visible. Es más, si aplicáramos eso en nuestro día a día con quienes nos rodean, nos habríamos ido a la mierda hace muchísimo tiempo.

Por cierto, Cataluña no es un país, y mi nacionalidad es española. ¿No es contradictorio que me digas que soy un “canario colonizado”, y después decir que no soy español?

Lo que me molesta no es que un alemán o un inglés hablen entre sí en su idioma, ¿cómo podría molestarme? Lo que en realidad destaco es la falta de educación de quienes lo hacen delante de otro grupo de españoles, aún sabiendo que son españoles, sabiendo hablar español, y marcando la diferencia para que no se les entienda. Es una falta de respeto equiparable a separarte del grupo con esa persona, e irte un metro más allá, a la vista de todos, para que vean cómo se cuentan un secreto.

Como dice Pétalo, el idioma propio que añoras, no es que se encargaran de erradicarlo, es que sencillamente dejo de haber guanches que lo hablaran. Que sí, no deja de ser una salvajada colonialista, pero no creo que sea equiparable al caso que hablamos ahora. Además, tanto tú como yo somos descendientes de colonizadores; siendo así, y ya que consideras que no debemos meternos en asuntos que no nos conciernen, ¿por qué defiendes a los aborígenes si tú no eres uno de ellos?

Pétalo:

Muchísimas gracias Pétalo. Los comentarios comenzaron bien, dándome la razón porque entendían que lo que criticaba era algo puntual, y no a los catalanes o a los independentistas en general. Luego la cosa se fue torciendo, así que se agradece el apoyo. Jejeje

Me congratula esa concatenación de preguntas lanzadas al aire, seguidas de su negación (¿Qué tal y cual? Él no ha dicho que no los haya…). Me quedo tranquilo al saber que el mensaje ha llegado claro, al menos a ti te ha llegado transparente. :D

Yo también creo que ponerse el catalán como primer idioma es cerrarse puertas, por la sencilla razón de que, por mucho que les duela, vivimos en España. Que sepan hablarlo a la perfección es cojonudo, de verdad, pero que sea en detrimento del español… pues qué quieres que te diga. :s

PD. La primera parte de tu comentario está respondida en la respuesta al anónimo anterior.

papacangrejo:

No estarás diciendo que soy un fascista de izquierdas por no respetar las ideas ajenas, ¿verdad? :o Más que nada porque no es lo que he hecho; no le estoy faltando el respeto a nadie por sus ideas, sino por la falta de coherencia para defenderlas.

Es interesante que se establezca la posibilidad de elegir los idiomas, aunque sigo pensando que dominar el idioma regional, a cambio de tener un nivel deficiente del nacional, es de lo menos práctico. Lo ideal creo que sería dominarlos los dos, y que no hubiera quienes demonizaran la lengua “opresora” por cuestiones políticas.


¡Saludos!

peibol dijo...

Islander!:

Gracias por el aplauso; ahora me dejas con las ganas de saber cómo fueron esas experiencias de “huéleme el culo” (me fascina esa expresión; creo que sólo se dice aquí). ¡Cuéntame! :D

Susana:

Respecto al apunte que le haces a Pétalo, poniendo un paralelismo de lenguas, creo que no se puede equiparar el dúo inglés-español con el español-catalán. Son cosas totalmente distintas.

Cierto es que, como dices, el idioma materno no se elige, se mama, y es en el que se piensa. También lo es que no se nace con la cabezonería de rechazar el español, está claro, y es normal que es la lengua que les sale natural. Ahora bien, no estoy hablando de eso, sino de lo que se da a continuación, al crecer, cuando ciertos individuos (creo que he dejado claro que hablo de algunos casos) hacen de su identidad catalana su bandera y causa, entendiendo que ese patriotismo supone rechazar a la nación, y por ende al otro idioma. Vale que te guste tu tierra y te sientas identificado con ella, pero… ¿es necesario hacer gala de ese desprecio constantemente… y además sin coherencia para expresar el por qué?

Repito que hablo de mi amigo y los que son como él, que aún siendo la excepción, me tocan las narices por absurdos. Como dice Pétalo en el comentario posterior al tuyo, hablar dos idiomas es muy enriquecedor ¡y cuantos más mejor!, pero hay quienes pierden de vista la lógica y la práctica, en base a consignas políticas de liberación.

María:

Muy interesante la reflexión de la bandera XD. Da que pensar, desde luego.

Veo que estás conmigo; que aunque sepas hablar hasta en yugoslavo antiguo, hacerlo delante de gente que no te entiende, sólo por marcar la diferencia y dejar claro tu rechazo hacia su “cultura” (que en este caso no deja de ser la misma), es sencillamente una falta de educación y saber estar. Política aparte. ;)

Caótica:

Lo mejor que haces es no discutir con ellos, porque es el tipo de cosas que están tan arraigadas que va a ser difícil que den su brazo a torcer.

En mi opinión, se puede ser nacionalista y nacionalista, entendida la primera forma de ser como un cierto patriotismo, y algo de descontento hacia cómo el estado se porta con tu región, y la segunda como lo que se suele entender normalmente: el rechazo absoluto y muchas veces irracional hacia “los de fuera”, extrapolándolo a los ciudadanos anónimos del país, aunque no tengan que ver, en lugar de centrarse en los políticos, que en teoría son los que han propiciado la situación con la que están desconformes. Menos mal que estos últimos son los menos.

Como ya he contestado en otra respuesta: el nacionalismo se cura viajando. ;)

(La segunda parte de mi respuesta hacia ti está al final, en un comentario conjunto).

El Zorrocloco:

Pues si no tienes nada que decir, casi mejor, que así no tengo nada que contestar. Jajajaja. Me gusta que suscribas el comentario de Pétalo, pa no repetirnos. XD

Yo también estoy de acuerdo contigo; el bilingüismo, o las doscientas lenguas que quieras dominar, está genial, pero tú lo has dicho, si no se hablan las dos no es bilingüismo, sino conocer el idioma.

(La segunda parte de mi respuesta hacia ti está al final, en un comentario conjunto).

PD. Un crack el tío, tú lo has dicho XD


¡Saludos!

peibol dijo...

Trouble:

¡Pero Trouble! ¡Es que es imposible hacer frente a todo lo que nos molesta! XD Será por jodiendas en la vida…

Eso sí, sí yo tuviera una vendeta tan arraigada y la defendiera siempre a muerte, procuraría informarme antes un poco para no hacer el ridículo. ¿no?

Pecosa:

¿¡Cómo no va a haberte gustado mi entrada si tú me diste el visto bueno en primicia!? XDD

No me cabe duda de que Barcelona debe ser como Madrid (maticemos esto antes de crear polémica XD): Una gran ciudad cosmopolita y “europea”, que siempre sorprende, y en la que la gente sea más abierta y liberal que en los pueblos o pequeñas ciudades. ¿Se nota que tengo ganas de ir? :p

Los ejemplos de tu tío italiano y tu novio argentino reflejan lo que decía de los colegios; no tienen inconveniente en hacer colegios bilingües de lo que haga falta, y sin embargo no se dan facilidades para el español, que debería ser lo más lógico. Si eso no son cabezonería y ganas de joder, que baje Dios y lo vea.

Lo de los pueblos yo tampoco lo veo normal, la verdad, o bueno… normal sí, me lo puedo creer, pero me resulta muy triste. Está claro que el bilingüismo desde pequeño sólo puede traer cosas positivas (como la facilidad de idiomas, en tu caso), pero siempre que uno se lo plantee como tú, como una aportación y no como una elección entre uno y otro. Y más en este caso.

PD. El Zorro es un zorro XD, ¡a saber si te llegas a enterar de no haber sido por esta entrada! Jejejeje

Me temo que para verme a mí habrá que dejar pasar un tiempo; ya sabes que lo bueno se hace esperar. XDDD

Raquel:

A la vista está que tienes razón, que más de uno se lo ha tomado a mal, aún cuando creo no haber dicho nada “incorrecto” y dejar claros los puntos concretos a los que me refería. Se agradece tu apreciación. De verdad.

Interesante término que no se había tocado: imposición. Provenga de donde provenga, y del bando que provenga, es negativa. Ni se va a prohibir a los catalanes hablar en su lengua, ni se debería poner ninguna traba a los españoles que se las ven y se las desean cuando van allí por una temporada larga (lo del novio de Pecosa sería un buen ejemplo de esto). ¿Qué fue del vive y deja vivir?

No podría estar más de acuerdo contigo en el final de tu comentario, es decir, que lo único que se consigue es “la perpetuación de odios viejos, heredados y estúpidos, y crear mucho malestar. Lo mismo al contrario. Son prejuicios que no conducen a nada.
En definitiva, que lo primero que se debería aprender es a respetar, que es lo fundamental.”

Chapeau!


¡Saludos!

peibol dijo...

Anónimo:

Y una tercera cosa serían los individuos catalanes que, guiados por los políticos catalanes que les utilizan para sus intereses bastardos, se dejan guiar y acaban contagiados del espíritu de William Wallace. :s

Creo que nadie puede negar lo que dices sobre la prosperidad catalana, razón por la cual es fácil llenarse la boca hablando de independencia. Aquí, en Canarias, hay cuatro flipados que también lo hacen, y si bien los independentistas catalanes a ultranza pueden pecar de demagogos, los canarios directamente dan vergüenza ajena, porque no salen del “¡Los godos nos invadieron hace siglos!” XD

Desgraciada o afortunadamente, pues hay que repartirse los males, gilipollas hay en todos lados, y sí, le damos demasiada importancia al lugar del que venimos. A mí cuando alguien se pone demasiado patriótico, desbarrando sobre lo increíble que es haber nacido español, siempre le pregunto lo mismo: ¿Crees que te sentirías menos orgulloso de haber nacido en Francia? No suelen saber qué responder…

Cattz:

¡Oh Dios! ¡No me puedo creer que haya llegado al último comentario que tengo que responder! XD

Creo que el Don Pepito nos ha marcado a todos, especialmente, y como no podía ser de otra forma, a los bloggers canarios. Me daba en la naríz que iba a haber un buen comentario sarcástico sin desperdicio por tu parte. No me has decepcionado lo más mínimo. Jejeje :D

El caso de tu amiga no hace sino confirmar lo que ya se ha repetido aquí hasta la saciedad. ¿De qué te sirve dominar tu idioma local a la perfección, y cerrar los oídos a todo lo que suena a español, si desde que salgas de tu rinconcito vas a estar perdida como una extranjera? ¡Qué desperdicio! ¿no?

Copio el final de tu post porque me parece genial (y porque estoy cansado de escribir XD): “A mí me da un poco de pena y envidio la posibilidad que da el bilingüismo, pero de tanto proteger un idioma están desfavoreciendo el otro, cosa que hace que la gente los sienta como foráneos en su propio país.”

No tengo nada más que añadir ;)

PD. No mientas; tú te lamentas de no haber sido una de esas niñas despeñadas, ¿verdad? XD

¡Por mi nombre llámame (tun-tún), Abre entra y quédate…!


¡Saludos!

peibol dijo...

H@n, $.M.K, Mari, WMWíRiAMW, Salamandra, Caótica, Zorro, y todos en general:

He pasado de puntillas por el tema de hablar catalán entre ellos de forma consciente, para no responderle a todo el mundo lo mismo varias veces, y aún así me he repetido. Aquí va el popurrí de respuestas:

Muchos me decís que no lo pueden evitar, que les sale de forma inconsciente porque es a lo que están acostumbrados; si estás acostumbrado a hablar con tu hermano en catalán, y siempre lo has hecho, no siempre vas a tener la perspicacia, al menos no de entrada, de cambiar el chip habiendo un “español” (es un decir) delante. De acuerdo.
Ahora bien, hay matices dentro de esto:

La excusa/explicación ha surgido a raíz del ejemplo que pongo con los chicos del campamento, y en este caso no se puede aplicar, por la sencilla razón de que ellos dos no se conocían antes de coincidir allí. Hablaban castellano con fluidez (menos cuando se les trababa la lengua con algún tecnicismo), y sólo cambiaban el chip para girarse el uno hacia el otro, compartir un par de frases, y con la misma seguir hablando con los demás. A mí que no me cuenten milongas, ahí estaban siendo perfectamente conscientes de que hacían la distinción, más que nada porque era información privada, que no se incluía en la charla grupal, y que luego obviaban, como si no hubiera existido. ¿Cuál es la diferencia entre eso, y haber puesto la mano delante de la boca para susurrarle algo al oído? Ninguna. Bueno sí, que la segunda opción es propia de los niños, y la que ellos llevaron a cabo, era una cuestión de despotismo y mala educación.

Otra cosa distinta sería que la gran mayoría de personas hablaran en catalán, y de vez en cuando hubiera gente del resto del país delante; ahí si podrían despistarse más, pero si es algo habitual, no me creo que se les vaya tantísimo la pinza, sino que es más una cuestión de no esforzarse.
Hace años, cuando hice el viaje aquel con mi hermana por Europa, luego pasé cerca de una semana con ella y sus amigos foráneos en Cork. Yo llevo toda la vida hablando en español, y sin embargo, en cuando me presentó a su grupo y estábamos allí todos, ni a mí ni a nadie se le ocurría hablar otra cosa que no fuera inglés. Era una cuestión de lógica.

Muy de vez en cuando alguien decía: “Sorry. Spanish break”, para poder decir una muletilla española puntual… que sobre la marcha se explicaba a los demás, aunque fuera de un modo ortopédico. Creo que educación debe primar por encima de las pataletas de cada uno, que si estás enfadado con los políticos de donde vives, los demás no tenemos que pagarlo con que seas un malcriado, ¿no?

(sigue en el siguiente)

peibol dijo...

Son casos como los de SMK los que te hacen ver que no todo se puede aplicar a “pequeños despistes momentáneos”, sobre todo si son evidentes, se prolongan en el tiempo, y hasta se les da un pequeño tirón de orejas a quienes los cometen. Si persisten en su postura por orgullo es para darles con un periódico enrollado en la boca, por impertinentes.

Es cierto Mari, que puede que tendamos a ser susceptibles con estos temas, pero estarás de acuerdo conmigo en que cuando se hace por chulería y nacionalismo, con gente que no tiene nada que ver con el tema, hay razones como para determinar que se peca de malcriadez, ¿no?
Se puede preguntar amablemente por lo dicho o si pueden hablar en español, de buen rollo, como la anécdota en Ámsterdam de Caótica, pero en mi caso no sólo se daban cuenta de lo que hacían, sino que no cambiaban el chip cuando alguien se lo decía; es como si nos echaran un pulso, dejándonos ver que habían ganado al estado opresor. ¿No se daban cuenta de que se equivocaban de objetivo para el castigo?

Salamandra, como ya dejé claro, sé que no hablo de la mayoría, sino de los gilipollas, que hay a puñados y en todas partes. Si es involuntario y, o se de dan cuenta o les hacen darse cuenta, y sobre la marcha son considerados y cambian el chip, genial. Si se mantienen en sus trece por cabezonería y “ganar la batalla”, es otra historia, ¿no?

No dudo que la mayoría de la gente hable catalán por costumbre y que a veces les cueste darse cuenta de cuando la situación exige un esfuerzo, pero no es de ellos de quienes hablo, sino de la otra rama. ;)

Como ejemplo de historias aún más superlativas, estarían las que comenta el Zorro, a saber:
Un policía en Salou al que le preguntan una dirección en español y contesta en catalán, y una valencianoparlante, que sólo hablaba contigo en valenciano si era tu lengua materna, aunque lo hubieras aprendido y lo hablaras a la perfección, porque no le gustaba el acento artificial. El primer caso es desconcertante, sobre todo tratándose de una zona turística donde debe estar acostumbrado a todos los idiomas, y está claro que si lo hizo fue sencillamente porque le dio la gana. La chica del segundo caso sencillamente me parece una gilipollas. Sin más. Que alguien se esfuerce en hablar valenciano para hacerse entender, aún cuando ella sepa bien el castellano, y le venga con desprecios por no ser “un valenciano auténtico” es de estúpida y desagradecida. ¡Arg! ¡Coraje de tía!

Y con esto y un bizcocho, me voy a acostar, que estoy rendido. ;)

¡Gracias a todos!

Anónimo dijo...

Hola sr Peibol,

Una vez más óle , óle y óle, me descubro el sombrero , el cráneo y la duramadre.......contestar a todo quisque te imprime un valor añadido pocas veces visto.
Verdaderamente eres un tipo razonable.

Saludos . Mari.

Salamandra dijo...

Hola peibol, gracias por la respuesta. Sé que hablabas de un par de personas en particular, pero es que estamos tan mal vistos por el resto de España por culpa de ciertos medios/políticos que a veces ya salto sin darme cuenta de que realmente tenemos a mucho gilipollas suelto.
Totalmente de acuerdo en que son un par de idiotas, pero es que realmente esa no es "la realidad" de los catalanes, no pasa de ser un porcentaje muy pequeño de gente que se comporta así.
Tenemos muy mala fama inmerecida, no es tal fiero el lobo como lo pinta toda la propaganda anticatalana de las currys valenzuelas, los losantos, los pedrojotas y resto de gentuza.
Que nos sentimos catalanes por delante de españoles, pues seguramente. Que me definan España, porque creo que un gallego no tiene nada que ver con un andaluz, como tampoco tiene que ver con un catalán. ¿Sentirse uno del propio terruño es malo? yo creo que no. Negar que somos españoles es una imbecilidad y una pataleta absurda, pero "sentirse" catalán es un crimen? ¿tu no te sientes canario cuando viajas por el resto de España? ¿no somos todos distintos?

Vente para la ciudad Condal cuando quieras, ya verás que te trataremos bien.
Un abrazo

JuanRa Diablo dijo...

Bufff, tremendo lo que hay aquí!!! ¿No habrás escrito más en estas respuestas que en dos o tres entradas juntas? XD
La verdad, mereces un premio y de los gordos por ponerte a contestar comentarios tan kilométricos, con tantas ganas y fundamento. Eso es ser un blogger serio y lo demás son cuentos :D

Esa noche te acostarías bien desahogao :P

La exorsister dijo...

Te comentaría así con fundamento, pero creo que queda poco por añadir. Desde luego has tocado un tema peliagudo.

De sobra conoces mi opinión, te resumo en un par de líneas.
- tenemos de guanches lo que tu de monje.
- los independentismos son absurdos.
- canaria, española y europea y viceversa.
- independentismo no es lo mismo que identidad.

y esas cosas.

Violeta dijo...

Imbéciles los hay en todas partes y de todos los colores, independentista o no, eso es sólo algo agregado ;)
Yo fui a Barcelona y no tuve problemas, la verdad. Había gente que iba hablando catalán por la calle, cierto, pero salvo un camarero que groseramente se atrevió a corregir mi petición de "un cortado" por la de "un tallat", o algo así, que me pregunto yo a qué tanta impretinencia, ¿no me había entendido?, pues a lo suyo, coño... como decía, salvo este camarero, la gente amabilísima y con un sntido del civismo que, por desgracia, no he visto en mi Tenerife querido en la vida.
Saluditos

Amaranta dijo...

Dices que hay que tener argumentos que fundamente el hecho de que un pueblo quiera independizarse de otro. Que te parece bien que la gente se quiera independizar pero que tienen que tener fundamentos de peso para quererlo. A mi me gustaría que tú me dijeras cuáles son los argumentos por los que tú verías lógico que determinadas regiones se quisieran independizar.

Si miramos la historia de la humanidad el único argumento de valor o peso que han tenido los pueblos para unirse o para desligarse ha sido la fuerza bruta. Te quiero invadir, te invado y para eso me cargo a media población si fuese necesario. Que los pueblos querían independizarse, pues ahí tienes las guerras de independencia de todos los países americanos. No necesitaban argumentos, necesitaban voluntad de hacerlo y la fuerza física necesaria para enfrentarse a aquellos que los tenían "invadidos".

No estoy alentando guerras, dios me libre, me ha llamado la atención que pidas argumentos. No hay argumentos que sirvan de nada y mucho menos que sirvan para convencer al resto de España que ellos tienen "derecho" a la independencia. Aquí sólo cuenta la voluntad. Y los catalanes cuentan con esa voluntad, y es algo que los demás españoles no podemos negarles, negarles su voluntad de querer independizarse del resto de España. Sí que le podemos negar su independencia, porque a día de hoy no la tienen. Pero una cosa sí te voy a decir, el que un pueblo quiera luchar por su independencia sin utilizar la fuerza bruta, utilizando simplemente cualquier medio legal y pacífico para llegar a ella, a mi me parece un gesto que los demás cuando menos deberíamos respetar. No están los tiempos como para que vascos y catalanes nos acribillen a atentados al resto de los españoles que no entramos en juegos nacionalistas, porque tu post y las ideas que en él expresas son tan nacionalistas como las ideas de los independentistas catalanes. Me pareces que están tan en saldo como todos ellos.

La voluntad es la única razón de peso para que un pueblo se una ante una meta común. Ya quisiéramos el pueblo pueblo español tener una voluntad así. No sé si te has preguntado el por qué le preguntas a cualquier gibraltareño si se siente español y lo ves con toda la pinta de un cateto de pueblo español diciéndote que él es inglés. Nos ha jodido el gibraltareño, eso es voluntad, aunque seguramente si se mirara con atención a un espejo sabría que argumentos no tiene ninguno para sentirse inglés, es más español que un arao. Pero tiene voluntad y eso no hay argunto que lo rebata.

peibol dijo...

Mari:

Muchas gracias Mari. Me alegra que valores el esfuerzo, porque creéme que ha sido mucho el tratar de no repetirme y decirle a cada uno algo mínimamente distinto. :S

De verdad, gracias. ;)

Salamandra:

Ese es precisametne el miedo que tenía, que a pesar de hablar de un pequeño porcentaje de personas, sabía que en cuanto vieran el tema del post, más de uno saltaría por determinar que era un ataque directo hacia todos los catalanes. Me imagino lo quemados que debéis estar con el tema, pero... ¡no me maltrates, que yo he puntualizado! XDDD

Curiosa tu comparativa entre gallego y andalúz para reflexionar sobre lo que es "ser español". Como digo, sentirse antes catalán (o canario, o lo que sea) por encima de español, es algo normal y no negativo; el problema viene cuando pasas la línea entre el apego y la devoción totalitarista, ¿no?

JuanRa:

Jajajajaja. Pues creo que sí. Al final fueron 9 folios completos de Word, así que debería convalidarlo por tres semanas de posteo e irme de vacaciones, Jajajaja.

Gracias. A ver si alguien me lo concede... ¿Qué tal un billete a Barcelona para contar mi experiencia en directo? :p

Exorsister:

Pues sí. Queda poco que decir, y como eres mi hermana, y no voy a quedar mal por no contestarte extensamente, lo dejaremos en que hay poco que añadir. ;)

Violeta:

Lo de que la gente hable por la calle en catalán no supone ningún problema (¡sólo faltaría1); como si quieren hablar en chino. Lo del camarero es de ser GILIPOLLAS; es sobre ese tipo de gente de quien escribo.

Se merecía "un sinpa", por arrogante.

Cuando vaya no tengo duda de que me tratarán bien, pero cuando me tope con alguno de estos auguro hostilidad por mi parte XD


¡Saludos!

Trouble dijo...

Creo que ya sé porqué los dueños de blogs que reciben muchos comentarios pasan olimpicamente de responderlos. Y me dá que tu tambien lo sabes xD

El Kioskero del Antifaz dijo...

Sinceramente y con todos los respetos, pero creo que te has metido en un jardín que te
viene grande, y no porque no tengas capacidad de argumentar, pero sí porque basas tus argumentos sobre un tema tan “delicado” en una anécdota ocasional. Ahí la objetividad no existe.

Por mi trabajo he tenido que pasar temporadas en lugares como Madrid, Nueva York o Corea. En todos y cada uno de esos lugares he conocido a gente estupenda a excepción de algún desgraciado como los hay en todas partes, pero nunca por una mala experiencia generalizaría en contra de todo un pueblo –cosa que no haces de un modo explícito-, pero tu texto rebosa más de lo que has oído decir por ahí que de lo que conoces en realidad.

Yo me siento catalán. Y si, por cuestiones de política territorial soy también español. Y si, mi DNI así lo dice, pero mi DNI no me representa en lo emocional ni en nada de lo que siento. Se trata tan solo de un documento que poco tiene que ver con mi verdadera identidad como ser humano, individuo o persona. No caigas en la trampa de considerar que el DNI es como el evangelio, eso es muy palurdo, de veras.

Como te digo soy catalán y me siento catalán, y si en una conversación amigable me preguntas por qué, te lo contaré sin duda; tampoco a mi me falta capacidad argumentativa, y creo que eso lo sabes. Ahora bien, la mayoría de las veces que se me pida que argumente eso, lo más posible será que no responda por dos motivos:

1) Posiblemente convenza a alguien con mis argumentos, y sinceramente... yo no quiero convencer a nadie de nada ;-)

2) En realidad pocas veces se nos pide una argumentación, más bien lo que se nos pide es una justificación. Como si alguien fuese capaz de justificarse por lo que siente! O como si alguien tuviese derecho de pedirle a nadie que se justifique por sentir.

Por otra parte, a todos los que se les llena la boca en la defensa de España les diría que España está -en teoria- compuesta por una rica diversidad cultural. Deberían ser considerados idiomas españoles, además del castellano... el catalán, el gallego, el euskera, el bable, el guanche... y como tales deberían ser apoyados. Y ese estado central tan español, debería poner todos los medios para que esos idiomas creciesen en sus respectivas comunidades autónomas, cosa que no sucede. España no ha defendido nunca su pluralidad identitaria ni su riqueza cultural, y creo que no es necesario que ponga ejemplos. De modo que nos toca a nosotros hacer lo que se debería hacer sin discusión alguna por parte del Estado español. Cuando resulta que también se nos cuestiona por eso. Qué se supone que debemos hacer?

Catalunya no odia a España. No hay un solo medio de comunicación catalán que atraiga un minuto de audiencia despotricando en contra de España. No obstante no son pocos los medios de comunicación españoles que basan toda su franja en machacar a Catalunya: COPE, Tele Madrid, El Mundo, Intereconomia, El ABC, La Razón... Quién odia a quién?

Cuando se habla de nacionalismos y nacionalistas, olvidamos que el nacionalismo español también existe. No?

Te invito a venir a Barcelona. Verás como no solo hablamos catalán y que nos entendemos perfectamente con todo el mundo, y lo más importante, te servirá para que abras un poco tu mente al respecto de este tema; cuanto menos, para que puedas hablar con conocimiento de causa, y no por la experiencia vivida con dos idiotas.

Para terminar. Estoy harto de oír a amigos que van a pasar una temporada a Londres o a Nueva York y que con agrado comentan: “Que bien! Me servirá para mejorar mi inglés”. Ahora bien... si van a Catalunya... “Para que esforzarme si esos son españoles? Que me hablen español! Que coño!”. Pues yo pienso que si me tocase ir a Galicia o al país vasco sería una buena oportunidad para mi y para poder aprender algo de gallego o de euskera. Notas la diferencia?.

Te considero un tipo inteligente "muyayo" ;.) y sé que si le das una vueltilla más a tus ideas al respecto de todo eso, seguro que llegarás a conclusiones que te harán aún más grande, si cabe.

Islander ! dijo...

Tan sólo decir que me toca tremendamente las narices la popularidad por parte de los peninsulares/los de baleares/Ceuta, Melilla de creer que por estas tierras se dice "muyayo". Hasta donde yo sé, la "ch" se pronuncia a la perfección y me encantaría saber por qué se piensa que no.

El Kioskero del Antifaz dijo...

Lamento si te ha sabido mal lo de “muyayo” y pido sinceras disculpas si ha podido no agradar a alguien, pero verás... está entrecomillado y seguido de un emoticón como este “ ;-) “, se trata de un guiño, de una broma, de un toque de complicidad entre quien suscribe este texto hacia Peibol, que es de origen canario.

No obstante, comprendo que aunque haya sido en broma, “te toque tremendamente las narices” que alguien te agreda, aunque haya sido de un modo involuntario, en tu manera de hablar. Entiendo pues que comprendes a la perfección que los catalanes nos sintamos agredidos con la de veces que se ha tratado de pisotear nuestro idioma, y que como consecuencia de ello, pongamos medidas para defenderlo; al igual qe haces tú en tu último comentario.

Veo que nos vamos entendiendo ;-)

Islander ! dijo...

No pasa nada, desde un principio capté el entrecomillado y el guiño y la complicidad que tienes con Peibol la ignoro. No pretendía en ningún momento atacarte a ti personalmente ni nada por el estilo, sólo que es algo que siempre me ha llamado la atención a la par que molestado, ni me acordaba de ello y de repente lo veo, le sumamos mi pésimo humor mañanero y quedó tal que así.

De algún modo cada uno siempre tira por lo suyo supongo :) Un saludo. Peace.

peibol dijo...

Amaranta:

Por alguna razón tu comentario se marcó como Spam, y lo he visto de casualidad. Llego tarde para comentar, pero aquí estoy

Lo que yo pido es coherencia, básicamente. Sé que hay veces que uno no puede explicar un sentimiento con palabras, pero si alguien se va a poner fundamentalista e intentar hacernos ver que Cataluña (o el país vasco, o lo que sea) es la élite, y que los demás somos la mierda, lo mínimo que se puede pedir es que tenga algo qué decir, en lugar de las frases demagógicas y, en este caso, carentes de verdad y sentido. Si para ti eso me convierte en un nacionalista, pues qué quieres que te diga, no estoy de acuerdo. En primer lugar porque siempre me la ha sudado bastante todo ese tema, que la gente es gente y la tierra tierra, y lo que se muevan por donde se muevan me es bastante indiferente; valoro a las personas y a los lugares, por separado. En segundo lugar, porque si me lees bien te darás cuenta de que no les estoy obligando a desarrollarme una tesis al respecto ya que, como admito al principio del post, ni estoy puesto en el tema, ni es lo que busco, sólo pido que no me digan “Mi país es Cataluña y yo no soy español”, y que pretendan discutírtelo. Por mucho que yo declare que mi país no es España, sino la Atlántida, y más concretamente Canarias, estaría mintiendo. ¿O no?

La cosa Amaranta, es que no concibo que alguien se ponga tan beligerante con un tema intentando desacreditar a los demás, cuando más allá de dos consignas no sepa decir NADA más. Que tienen una voluntad de hierro, genial, pero eso no da veracidad a ninguno de los disparates que me decía, que estén alimentados por los sentimientos que sean, eran eso: disparates (a las conversaciones te remito). Tampoco creo que “sentirse así” justifique la mala educación, que es otra de las cosas que criticaba, y lo aplicaría igual (aunque no sea comparable), a un peninsular que se perdiera en una conversación entre canarios, por no conocer un término local, y que al preguntar se le negara la “traducción” (que con estos dos elementos pasó más de una vez). Eso es soberbia, cuestiones políticas aparte.

En conclusión, que puedes ser independentista o nacionalista y sentir lo que quieras, pero si vas a ir de sobrado para dar lecciones al respecto, tratando de desacreditarnos a los demás, lo mínimo que puedes hacer es tratar de dar coherencia a tus palabras. “Mi DNI miente” me parece una frase estúpida e irreal. Tu DNI dice algo que te incomoda, pero hoy por hoy, lo que es, es.

Voy a seguir el mismo esquema a ver qué tal:
“Mis genes mienten: En realidad mido 1,90, tengo los ojos azules y mis padres descienden de los vikingos.Y además, aunque los papeles digan lo contrario, no he nacido en España sino en Finlandia” ¡Hala! Ya soy nórdico gracias a mi voluntad.

¿Entiendes a lo que me refiero?

¡Saludos!

peibol dijo...

Trouble:

Jajajaja. Sí, yo también comienzo a entenderlo XD.

Islander!:

Jajajajaja. Es algo contra lo que no podremos luchar nunca. Eso, y que al decir “guagua” la gente haga chistes idiotas sobre ladridos. ¬¬

¡Saludos!

peibol dijo...

El kioskero del antifaz:

¡Toc toc! ¿Se puede? No quiero interrumpir la charla con Islander :p

Baso mis argumentos en una anécdota ocasional… refiriéndome a esa anécdota ocasional; es decir, arremeto contra el cabeza cuadrada este… sabiendo que se trata de un cabeza cuadrada, y no de “un catalán más”. Y sí, de ahí paso a cosas más generales en referencia a la gente como él, pero no al pueblo entero.

Podría haber escrito lo mismo respecto a los independentistas canarios o de Logroño XD, pero esta claro que siendo un tema que levanta tantas ampollas, ni habría suscitado el mismo interés, ni desde luego el mismo volumen de críticas.

Creo que he dejado más que claro que el ataque va hacia los sujetos alfa dentro de un pueblo, no hacia el pueblo, por la sencilla razón de que generalizar es absurdo, y porque mis otros amigos catalanes huyen de estos elementos como de la peste, y suscriben mis palabras en esto post sin sentirse ofendidos. Saben que no va por ellos ni por su gente, sino por unos cachocarnes en particular.

Dices que tu DNI no te representa en lo emocional, y está bien, pero lo que dice es verdad, ¿no? Era eso lo que me crispaba de este hombre, que sus argumentos eran del tipo “Pues no porque no me gusta”; eso no es nacionalismo, es una pataleta infantil. Que me llames palurdo por apuntar un hecho objetivo que a ti te toque la moral… qué quieres que te diga, a mí me también me la toca, y bastante.

Quizás es que estás quemado del tema; cansado de que siempre se os tenga en el punto de mira, no te culpo, pero a mí lo que me parece de palurdo es ofuscarse y discutir cosas sin pies ni cabeza por una cuestión de sentimentalismo.

Puedes querer la independencia, e irte a vivir dentro de un volcán si te da la gana, pero no me digas “Cataluña es un país diferente a España”, porque te pese lo que te pese, es mentira, ¿no?

¿No te sonaría ridículo que yo hablara de Canarias refiriéndome a ella como mi país, y que si encima alguien me lo refutara yo quisiera darle la vuelta para tener razón? ¡No la tendría de ninguna forma! ¡No se trata de política, de verdad que no, sino de sentido común!

Tampoco vivo en Pandora con los avatares, y no por mucho repetirlo se va a volver cierto.

Me dices que eres catalán y te sientes catalán, y que puedo preguntarte amigablemente por qué para que me convenzas de tus motivos. ¡No lo dudo! Yo también me siento canario, y creo que en general todo el mundo se siente apegado a su tierra local, por encima de la nacional. Un gallego se sentirá más identificado con sus paisajes y su gente, que con la imagen de una sevillana en un tablao flamenco. Está claro.

La diferencia es que por muy canario que yo me sienta, no voy dando la brasa por ahí ni pecando de absurdo e ilógico: "¡¡Yo soy guanche y no español!!" ¬¬

Lo enfocas como si te pidiese una justificación por la que admitir que te sientas catalán, y además de parecerme estúpido (no el hecho de que lo hagas, sino porque es un sentimiento), ni es lo que pretendo, ni lo he dicho en ningún momento. ¡Por mí como si te quieres sentir etíope! Cada uno…

Me reitero: No pido justifiación, pido coherencia, que el sentido común tiene que estar por encima del orgullo personal.

En cuanto al tema de la mala prensa no te puedo quitar razón, pues sé que el machaqueo es constante, igual que tampoco niego el nacionalismo “inverso”, que es menos comentado por estar más “normalizado”.

Estoy de acuerdo igualmente en que los idiomas enriquecen y que el saber no ocupa lugar; al estar hablando de comemierdas aislados, me remití a esos casos de empecinamiento particulares. No es “háblame español, que estamos en España”, sino… “oye, si ves que no sé hablarlo, y tú te manejas a la perfección… no sé, un poco de consideración, ¿no?” Lo veo igual que si un guiri me preguntase algo que yo entendiera a la perfección, y no la respondiera en inglés porque no. Es una cuestión de consideración. Nada más.

(sigue a continuación)

peibol dijo...

Yo también te considero un tío inteligente, y creo que si te paras a a leer con detenimiento y ves lo que he realmente puesto, te darás cuenta de que, como otros catalanes que me han comentado, los arbustos no te han dejado ver el bosque, pues me recriminas cosas que no han salido de mi boca.

Sigo pensando en lo de que “soy un palurdo (ahí es nada) por considerar mi DNI el evangelio”… ¿Debería empezar a investigar por si el nombre que me han puesto es una errata, o basta con que yo “lo sienta como verdadero” para llamarme OFICIALMENTE como quiero?

PD. Sigo teniendo pendiente un viaje a Barcelona, del que tengo muchas ganas. ¡Ah! Y no me ofendo por lo de muiaio, que conste XD

¡Saludos!

El Kioskero del Antifaz dijo...

Sólo quiero aclarar una cosa:

No te he llamado palurdo. He dicho que considerar el DNI como evangelio o como arma arrojadiza del estilo de: “Tu DNI qué dice? Que eres español. No?”. Eso es palurdo. En ningún caso iba referido a ti, sino a una actitud que algunos tienen como único argumento para determinar que Catalunya es España, o que uno no tiene derecho a sentirse lo que le de la gana. Ya ves... que argumento más de peso. No?

Tampoco me he ofuscado. He leído perfectamente entre líneas lo que hay en tu entrada y sigo pensando que, no explícitamente –insisto-, pero que hablas más por lo que has oído por ahí que por conocimiento personal. Prueba de ello es que efectivamente podrías haber hecho esta misma entrada con otro tipo de nacionalismos, pero no... te has dejado llevar por la horda que se mueve en torno a unos medios de comunicación que promulgan un nacionalismo concreto, el español en este caso. Curiosamente nadie se enfrenta al nacionalismo vasco, y en cambio sí lo hacen con el catalán. Un nacionalismo que negocia su autogobierno en su parlament, que lo expone a los criterios y decisiones de las cortes centrales y que democráticamente lucha y tira adelante con sus intereses, algo completamente lícito y que a mi juicio no es criticable; del mismo modo que no lo es un sentimiento. Oye... que cada cual tenga el suyo, lo sepa argumentar o no.

Y no me ofendo. Afortunadamente sé muy bien lo que soy y lo que siento.

Quiero recordar que el catalán es la novena lengua más hablada en Europa y la décima más traducida en el mundo. Quizá si en intereconomía os contasen eso... no daría tanta pereza aprender catalán o simplemente... tenerle ese respeto que exigís para con vosotros mismos.

Y es que ya lo dijo Cristo: respetad y seréis respetados... hermanos ;-)

peibol dijo...

¿Te das cuenta de que si primero dices que no va hacia mí... pero luego me incluyes en esa frase de "si en intereconomía OS contaran eso...", estás cayendo en una contradicción? XD

Hablo del nacionalismo catalán no porque me deje llevar por la masa, sino porque reflexiono a través de mis vivencias con los catalanes que he conocido. Como no he conocido a andaluces independentistas, o gallegos, o lo que sea, no tengo una anécdota detonante. Ni más, ni menos.

En cuanto a lo del DNI, como ya he dicho, no es una cuestión de considerarlo el evangelio, sino de sacarlo a colación cuando el amor ciego no deja ver el bosque y lleva a afirmar las fantasías como ciertas, y negar lo que sí lo es. No es imponer la nación opresora hacia nadie, es sencillamente que me gustan los argumentos lógicos, llámame raro, pero que me "desprecie" un español por ser yo español, y negando que él mismo también lo es, tiene guasa, ¿o no? Es como si un gordo llamara "gordo de mierda" a otro, y luego se regalara el oído a sí mismo diciendo lo bueno que está. En este caso, yo sería ese otro gordo que le haría ver que su insulto no tiene sentido viniendo de él.

¿Me captas ahora, o vas a volver a decir que es que Intereconomía (que ni la tengo, ni la vería jamás) me tiene sorbido el seso? XD

a1 dijo...

Yo no entendia lo de que quisieran independizarse (y vivi muchos años ahi), me parecia de un egoismo extremo.... Hasta que pase unks meses en extremadura, donde les regalan a manos llenas el dinero ganado por otras provincias y no se toman la menor molestia en intentar dejar de necesitarlo. Si tu "facturas" mas que los demas y encima te echan en cara como te ayudaron hace 20años pero estas viendo como hay MUCHOS a los que tambien se ayudo y sigue ayudando CON LO QUE TU HAS GANADO y que lo dilapidan.... Pues jode, y como no pueden decir "voy a adminiatrarles yo el dinero a estos vagos chupa sangre para que les cunda" pues lo que dicen es "mi dinero(y agua, que tambien jode que quieran llevarsela para dilapidarla con lo seca que es la mayor parte de cataluña) es mio"

(y ya de paso: de extremadura tengo la peor opinion del mundo, tiene todo para ser el paraiso y es un puto caos por culpa de "funcionarios" puestos a dedo y una politica de regalar el pescado en lugar de enseñar a pescar)

a1 dijo...

Y lo del idioma... En todos lados hay imbeciles pero yo he estado en pueblos perdisimos de cataluña donde el español no lo usan en el dia a dia nunca y aun sin hablarlo demasiado, y entendiendo yo catalan, han hecho el esfuerzo por hablar en quasicastellano. Hay muuuucho prejuicio en contra del catalan y pues llega un momento que los catalanes acaban hasta los cojones y le hacen honor la la fama desmerecida

Anónimo dijo...

Bon vent i barca nova

Anónimo dijo...

Mi primer idioma es el catalán. Pero hablo el casellano (y lo escribo) infinitamente mejor que tu. Patán.

a1 dijo...

"teniamos un idioma propio" me suena igual que cuando iba a venezuela y gente mulata me decia "ustedes que nos robaron el oro" tu eres guanche 100%, no? TU eres descendiente de los que les pisaron el idioma igual que eso
Mulatos que me decian eso eran descendientes de los colonizadores(y de gente llevada por los colonizadores) y no yo que acababa de llegar. Que eres tonto, vaya

peibol dijo...

a1:

Como bien dije al comienzo de la entrada, no quería debatir sobre el por qué de la posible independencia y si estoy de un lado o de otro. Sencillamente me sacaban de quicio los argumentos tipo "yo no vivo en España porque me siento Catalán" de los dos cazurros con los que me encontré. He conocido a otros catalanes que son un encanto, pero esos no me dan miga para escribir un post.

Siendo canario, me suena eso tan esúpido como cuando los cuatro tarados de aquí te dicen, en español, que ellos no son españoles, y empiezan a hablar de la colonización a la que fueron sometidos, cuando aquí lo único guanche que queda con los nombres propios... y muchos de ellos son inventados. Una cosa es lo que uno quiera y sienta, y otra inventarse sus propia realidad y mentir.

Nunca dejará de sorprenderme cómo, cuando trato paso por algún tema polémico, los que se dan por aludidos entren a matar sin pararse a leer de qué estoy hablando realmente...

Anónimo:

¿Es necesario insultarme para decir que hablas dos idiomas? ¡Qué lástima! Te has retratado tú solo.

¡Saludos!

Catalonia terra nostra dijo...

No se puede opinar de alguien , si no has estado mucho tiempo junto para conocerle y menos de un país si no has vivido en el para comprender ya que yo puedo decir lo que quiera de cualquier lugar del mundo sin saber nada de el , i menos insultar o menospreciar!!!!

peibol dijo...

Estuve un mes conviviendo con este chico... ¿me estás diciendo que no puedo opinar sobre algún aspecto de él por no ser suficiente tiempo para conocer su pasado? Apuesto a que cuando tienes un encontronazo con alguien, aunque sea en una tienda en la que el dependiente te trata mal, no reprimes tus pensamientos por considerar que tienes que conocer a esa persona en profundidad.

¿Acaso sólo emites juicios de la gente a la que conoces desde hace muchísimos años? Va a ser que no.

¿Tengo que vivir en Cataluña (que por cierto, No es un país, aunque lo hayas escrito) para poder opinar sobre un catalán al que haya conocido? ¿Qué tiene que ver una cosa con la otra? Si conoces a un hindú, ¿acaso necesitas ir a la india para poder hablar de ese hindú?