Translate

jueves, 26 de julio de 2007

Racismo relativo (y estereotipos por un tubo)

El despido del actor Isaiah Washington de la serie Anatomía de Grey ha reabierto el debate sobre si existe racismo en la televisión de Estados Unidos, ya que los útlimos despidos sonados de series de éxito han sido, como en su caso, de gente negra (en Perdidos y Mujeres Desesperadas sin ir más lejos).

Al margen de si esto es cierto o no (que no creo), es curioso como en base a lo políticamente correcto se exije una discriminación positiva, mediante la cual todas las series deben tener en su plantilla un porcentaje determinado de personajes afroamericanos, que además no pueden estar encasillados en roles "inferiores o denigrantes". Así, los negros son siempre altos cargos públicos o institucionales, o como mínimo personajes "correctos"; sin ir más lejos, el tópico más común y fácil de detectar en este sentido, es que en pro de mostrar la "realidad multicultural y abierta" del país, son muchísimas las series protagonizadas por alguien de raza blanca, cuyo mejor amigo/a es de raza negra (Malcolm, Ally Mcbeal, Smallville, 7 en el paraiso, Sin cita previa, un montón de series clónicas de instituto, Scrubs, Edición anterior, Entre fantasmas, Walker....). Sobra decir además, que el prota blanco es guapo, y el negro suele ser feo o gordo pero gracioso.




Si con estas premisas a la hora de elegir un reparto pretenden demostrar no ser xenófobos, ¿por qué a la hora de escoger al villano, inculto o cabrón de turno, optan siempre por un hispano?
Si eso no es racismo que baje Dios y lo vea.
Aprovechando la coyuntura, me viene a la cabeza una duda que me ronda desde hace tiempo y que se acentúa con cada nueva serie que surge en la que hay un personaje oriental. La cuestión es: ¿Por qué si hay una mujer asiática en una serie, seguramente interpretará a alguien con muy mala leche o en permanente estado de cabreo?. En las fotos de esta entrada podemos ver a la pionera en ese sentido: la hostil Ling de Ally Mcbeal, a quien siguió en una versión aún peor la señora Kim de Las chicas Gilmore, así como las dos asistentas de Gabrielle Solis en Mujeres desesperadas, y Christina Yang en Anatomía de Grey.




Mi prima acaba de llegar de un viaje a China así que aprovecharé para preguntarle si las mujeres van con esa mala hostia por la calle.
¿No es todo esto un racismo aún más descarado que el de no poner a negros en cualquier papel? ¿Es acaso menos malo atacar a asiáticos e hispanos? No entiendo nada...


4 comentarios:

sara dijo...

Joder! Te faltó añadir al chino hostil de "Prison Break" (qué fallo, eh??) Oh, dios como odio al agente Kim!!!! jajajaja (jo putaaaaa) Bueno, besillos ;)

peibol dijo...

Mi prima (la que dije que estaba en china), contestó a la pregunta abierta que dejé para ella al final del post, pero lo hizo a través de un mail y no por aqui. Esta fue su respuesta:

"Parto de una muestra de 10 millones de habitantes (no los vi a todos, pero,créeme, se intuían...demasiados rastros...)y, asímismo, de una detenida y (sobre todo)amplia observación de lo que se denomina "psicología del ambiente" para concluir que:
A pesar de su carácter afable , así como de su expléndida y permanante sonrisa (actitud normal frente al extranjero)puedo resaltar, como espectador de sus relaciones internas, que en no raras ocasiones demostraban la aspereza de su carácter con sus congéneres, desplegando una frialdad-agresividad inicialmente inusitada y muy desagradable.
De hecho, tengo varias imágenes de mujeres en pleno apogeo que, creo, no se me olvidarán en la vida y, además, fueron muy comentadas por los compañeros de grupo que las presenciaron, llegando, todos, a la misma conclusión expuesta.

Besos,
Blanca.

P.D: No quise contestarte en el blog por no herir sensibilidades, nunca se sabe.

Anónimo dijo...

"Perdidos" ya ha incorporado a su chino cabrón

peibol dijo...

¡Tardando estaban! A propósito, hasta que se le endulzó el carácter, el coreano de Perdidos, también era un poco gentuza :o