Translate

jueves, 5 de febrero de 2009

Perseguido por un tarado

Quisiera presentarles a un vecino "especial": Ronda los 50 años, es un esquizofrénico salido y me persigue.
Resulta que un día me quedé por fuera de casa sin llaves, y como quedaba una hora para que viniera alguien que pudiera abrirme, saqué de la carpeta mi ejemplar de “El jueves”, y me puse a leer en un banco de la plaza de mi comunidad. Al poco se acercó un tio rarísimo, y me preguntó con una sonrisa perturbadora, si me parecía que el tema de ETA era supcestible de ser tomado a broma (la portada de la revista tenía un chiste con un etarra como protagonista). Le contesté con naturalidad, pero con un resquicio de “quién te ha dado vela en este entierro”, que se trataba de una revista satírica sobre política y sociedad, y que por tanto era lógico que trataran el tema desde el humor, igual que hacen con los demás problemas del país. No sé si la respuesta le satisfizo, pero creo que ese fue el momento a partir del cual decidió acosarme.

Como no podía entrar en mi casa, en la calle no había nada abierto, y aunque quisiera no lo habría podido espantar, puesto que sabe quién soy (mi abuelo vivió en mi piso), y de todas formas iba a tener que esperar allí, acabé aguantándole el peñazo. Empecé pensando que era un tipo peculiar, para pasar a los pocos segundos a considerarlo raro, y concluir enseguida que estaba trastornado. Para empezar iba con unas gafas con acristalado doble, que cumplían las veces de gafas de vista y de sol ¿Saben a las que me refiero? ¿Recuerdan aquellas con dos juegos de lentes superpuestos, cuyos cristales de sol podían levantarse y quedar como un toldo sobre los normales? Desde entonces nunca lo he visto sin ellas, y lo que es peor, nunca lo he visto sin los cristales de sol subidos.
El resto del look lo completan un viejo chandal arrugado, y un cordón al cuello de piolín, con un gancho para las llaves del que no cuelga nada; le asoma tal cantidad de pelos por la nariz, que la trenza de Rapunzel es en comparación un pelo púbico, y va “peinado” como Albert Einstein (no voy a decir “como un loco”, porque además de potencialmente peyorativo, es una redundancia).

Durante el rato que estuvo desvariando mientras yo luchaba por llevar la conversación dentro de los márgenes de la normalidad, me dejó claro en todo momento lo altamente cualificado que estaba en las más diversas materias, haciendo hincapié en el inglés y la informática. Respecto a la primera me invitó a que lo habláramos para practicar ¿?,y en cuanto a la otra me contó cómo Bill Gates le había robado una idea millonaria…
A lo largo de la charla (su soliloquio en realidad), me invitó repetidas veces a subir a su casa, ya fuera para darme clases gratis de inglés e informática, como para invitarme a merendar. Hice bien fiándome de mi instinto y poninendo pies en polvorosa en cuanto vi aparecer a mi madre.

Desde ese día empezó la persecución, y día si día no, me lo encontraba allá donde fuera. Cada vez que me veía me hacía algún comentario anormal, me repetía el ofrecimiento de subir a su piso, y me intentaba colocar otro ladrillo antes de que me largara con alguna excusa. Un día estaba en el videoclub escogiendo una película (¿qué iba a hacer allí si no?), con la mala suerte de que entró a dar el coñazo. Como no tenía escapatoria y aún no me había visto, me escondí tras un cartel promocional, haciéndole un gesto de súplica a la dependienta para que no advirtiera mi presencia. Un vez se fue, me avisó con una mirada de complicidad para que volviera a salir, y es que la empatía es un sentimiento muy poderoso, y todo el mundo en el barrio sabe que es un pegoste de tío. Sin ir más lejos, mi tía me relató cómo haciendo la compra en el supermercado, vió cómo le comía la oreja a una pobre mujer que hacía cola en la charcutería, y que casi tres cuartos de hora después, cuando ya se iba para pagar, aún seguía taladrándole la cabeza. ¡Qué suplicio por dios!

Esta misma tía me contó además, que en el grupito de amigos lo llamaban penerecto porque era un salido, algo que pude comprobar yo mismo: Un día me abordó en la papelería, que al ser estrecha y de pasillo, no ofrece oportunidades para huir. Me preguntó si había visto el CD que me había dejado en el buzón, y le contesté evasivamente que mi ordenador no funcionaba, pero aquello fue peor; no sólo se interesó por lo que le pasaba, sino que nuevamente encontró un pretexto para que fuera a verle a su piso. Traté de cortar de raíz explicándole que se trataba del cortafuegos, y entonces viví uno de los momentos más bochornosos de mi vida: me preguntó si era por entrar en páginas guarras, y a continuación, en un tono de voz elevado, y en presencia de los libreros cincuentones modositos, así como de todas las adorables ancianitas del lugar, comenzó a relatarme con precisión las lúbricas páginas que solía visitar, recomendándome con entusiasmo algunas de ellas. Me escabullí de allí como pude, rezando por no volver a dar con él, algo que por supuesto no se cumpliría. Volví a verlo en la farmacia, la peluquería, el bar, y casi en cualquier sitio cercano a mi casa. Un buen día estaba jugando con mi primo de 3 años en los jardines del edificio y se acercó a preguntarme por “mi hermanito”; fue entonces cuando abandoné todo civismo, lo cogí en brazos y eché a correr, que yo machangadas y vergüenzas puedo aguantar, pero que ese sátiro mire a mi primo pequeño no. Desde entonces he adoptado esa técnica salvaje, y desde que le veo me doy media vuelta, me haya visto o no, y tiro en otra dirección.
¡Déjame en paz pesado!




29 comentarios:

Anónimo dijo...

Vaya personaje!. Desde luego, que si ya lo conocen en el barrio y saben que es un pesado, pero que de ahí no pasa, aparentemente no hay que temer.

Aunque como dices, estando con tu ptimo, has hecho muy bien en irte. Dado que es evidente que no tiene por qué comerse ese marrón ni tú tampoco. En el caso de que pongan las csas más serias a la policía...


Lucyinthesky

Stultifer dijo...

Ve a la policía. Por lo menos que le incomoden a él como él lo está haciendo con los demás.

El extraño desconocido dijo...

Lo curioso de todo esto es que cuando te deje de acosar lo echarás de menos... o también puede que no. :-D

Me pica la curiosidad... qué páginas te recomendó? jejejje

peibol dijo...

A Lucyinthesky y Stultifer:
En realidad es sólo un tío coñazo con ganas de darle la tabarra a alguien; lleva toda la vida en el barrio y la gente sencillamente huye de él. No creo que sea necesario lo de la policia, porque en cualquier caso no ha hecho nada "penalizable"; con mantenerme alejado tengo, pero gracias por la preocupación ;)

A El extraño desconocido:
Pues lo cierto es que hace ya un tiempo que no lo veo, y al principio me sentía extraño XD.
No recuerdo las páginas, estaba demasiado ocupado tratando de enterrar la cabeza en el suelo, como las avestruces, para que pasara cuanto antes el momento; eso sí, recuerdo oír algo como tetonas punto nosequé XD


¡Saludos a todos

Superpatata dijo...

Pobrecillo, lo primero decirte que no era mi intención reirme con la situación que estás pasando, porque tiene que ser muy desagradable. Pero es que la manera en que lo cuentas es muy cómica. Me ha encantado lo de esconderte detrás del cartel promocional en el videoclub jaja, buena táctica.
Pero ya en serio. Haces muy bien en darte la vuelta en cuanto lo ves, vete tu a saber por donde sale cualquier día. Y mantén a tu primillo alejado, que esta gente nunca se sabe lo que puede estar pensando.

Saludos y ten cuidado!!!

El Sombrerero Loco dijo...

Jajajajajajajajajajaja ke agobio de tio! me estaba agobiando a mi incluso!! xD yo no hubiese sido tan diplomático jajajaja cuando has dicho que comprobaste lo de penerecto pensé que te habia arrimado la cebolleta en la papeleria xD
Besos!

Nesta dijo...

Joder, que miedo. Cualquiera sabe de lo que es capaz un tío así.

El chache dijo...

Madre mia... esta historia me ha dado miedo, asco y fascinacion.
Yo me mudaba de casa.
Un saludete

Oliver dijo...

No sé si son cosas mías o es que cada vez hay más tipo de gente así. Desde luego estamos viviendo en un manicomio sin techo. Por que no le das la dirección de tu blog para que lea todo lo que sientes por él? Es una buena forma de que te deje de molestar.
Saludetes

Anónimo dijo...

Hola, que locura!, yo hubiera corrido el primer día que me lo crucé, la verdad que le tuviste bastante aguante. Saludos. Ana

Critter Venudo dijo...

Joderrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrr!!! Pues sí que está mal este tipo. Hay que tener cuidado, en mi barrio había uno parecido, nunca te puedes fiar de nadie que no conozcas. Pero este tío es un salido. Ten cuidado. A mí también me ha tocado alguna vez lidiar con tarados. Mi consejo. Como le decía la madre de Forrest Gump a su hijo - cuando se metan contigo, corre Forrest, corre

peibol dijo...

A Superpatata:
Descuida, mi intención es sacarle el chiste a la situación, así que puedes reirte sin sentirte culpable ;). Lo de mi primo es que me tocó la moral, y si uno se tiene que volver salvaje, se vuelve.

A El Sombrerero Loco:
Jajajaja, pues imagínate a mí entonces. ¡Dios no! ¡Eso nunca! ¡Que se quede con sus páginas guarras!

A Nesta:
Mejor no pensar y ser optimista ;)

A El chache:
Jajajaja, me encanta la síntesis de sentimientos: "miedo, asco y fascinación" XD. Si me mudara de casa, ¿quién me asegura que no aparecería por ahí en algún momento? XD

A Oliver:
Jajajajaja, oye, pues bien pensado podría... pero no, porque con lo pesado que es con la informática, no haría sino darme truquitos para mejorarlo, o sugerencias de que pusiera enlaces a porno del duro. No gracias :s

A Ana:
¡Hola Ana! La verdad es que sí, pero es que no sé... esta gente que se te arrima porque necesita conversación me da pena (cada vez menos), y aguanto un poco más de lo que quizás debería; debe ser el psicólogo que llevo dentro.

A Critter Venudo:
Como ves, ya sigo los sabios consejos de la madre de Forrest, que yo tengo paciencia, pero también tengo un límite.


¡Saludos a todos!

JuanRa Diablo dijo...

Jo, macho, te compadezco. Menuda plasta te ha caído . ¡Y encima viviendo en una isla! ¡No hay escapatoria!

Sus dijo...

Madre mia!!!!! Socorrooooo!!! jajaja yo me mudaba.
A alguno he conocido yo así insoportable hasta el cangele, pero no estaba en mi barrio.
Pues ten cuidado porque aunque pueda parecer inofensivo, nunca se sabe o a lo mejor es que esta un poco enfermo, no se. Yo lo que tube fue un vecino cubano toxicomano y a parte de formar escandalos con su madre por que les robaba el dinero, a parte cuando venia hasta las cejas de coca se volvia loco, hasta que una vez le cogió mania a mi pobre padre y intento matarlo, sin conseguirlo claro (mi padre es mas listo) pero su familia nos advertia que tuvieramos cuidado por que le tenia una manía paranoica.

Así que cuidadin.
Un saludo

AmoaGuilleMostaza dijo...

la patada en los huevos es una técnica no invasiva la mar de efectiva.Pruebala y nos cuentas.
jajajajajaja
Saludetes!!!
P.D:cuenta que páginas te recomendó,pillín!!!

peibol dijo...

A JuanRa Diablo:
Si, para lo bueno y para lo malo es así. No se hacen atentados ni crímenes a gran escala porque no hay a donde huir, pero por contra, si quieres no encontrarte con alguien, está complicada la cosa :s

A Sus:
De hecho está enfermo; no puse lo de esquizofrénico por ponerlo, es que sé que lo es, quizás por eso he tenido tanta mano izquierda. Sea o no peligroso, nada que ver con la historia de tu padre.. ¡JODER! ¿Qué fue de el cubano? ¿Sigue viviendo allí? ¿Cómo fue la intentona? :o

A AmoaGuilleMostaza:
Jajajajaja, igual lo de la patada en los huevos lo excitaba más aún; ya me lo imagino: "oh sí, pégame más fuerte, quiero sentir el contacto de tu pie". :s
Como ya dije antes, la vergüenza me impidió memorizar ningún título XD


¡Saludos a todos!

Anónimo dijo...

Lo que no te pase a ti primito... tendre cuidado la proxima vez k vaya a tu casa!! Subiré corriendo xdxd

Stanley Kowalski dijo...

Creo que estos casos no hay que preocuparse, si no hay que ocuparse. Siempre atento.

BESOS

Infernal Dax dijo...

XD

peibol dijo...

A Anónima (Olivia):
Espero que esto no te persuada para no venir más a menudo :o

A Stanley Kowalski:
Así estaré, relajado pero sin bajar la guardia.

A Internal Fax:
;)


¡Saludos a todos!

Nils dijo...

pues sí, menudo personaje. le tienes que poner a caldo, dejarle bien claro que te deje en paz y ya.

La exorsister dijo...

Lo de que la patada en los huevos es una técnica "no invasiva", creo que muchos hombres lo pondrían en duda Jejeje. Me duele a mi y soy mujer....

Un saludo

eL_TiTo_MaTi dijo...

joé, con la foto del de padre de familia que has puesto, la historia acojona más ! jeje

saludos

peibol dijo...

A Nils:
Naaa, yo creo que ha cogido la indirecta, porque hace tiempo que no me lo encuentro. La cosa es que al ser esquizofrénico diagnósticado, uno no puede actuar igual que con cualquiera...

A La exorsister:
Yo mismo la pongo en duda XD

A eL TiTo MaTi:
Claro, de eso se trata XD. Creo que no habría podido poner una foto mejor


¡Saludos a todos!:

El Zorrocloco dijo...

Mi madre, lo que no te pase a tí... Y qué capacidad de aguante!!

A un amigo le pasó algo parecido, un maromo enorme con algo de retraso estaba sieeeeeeempre acosándolo; le buscaba, le comía la oreja, se empeñaba en tocarle la cara... (sobre todo eso, ¡daba un asco...!) Hasta que un día, a mi amigo, que es un fisco igual que yo, se le cruzaron los cables, lo agarró de la pechera, se puso de puntillas y le gritó: "¡PERO QUE ME DEJES YA EN PAAAAAAAAZ!". Hasta a mí me dio miedo de la cara de loco que puso.

Oye, mano de santo, jamás nunca se volvió a acercar XDD

P.D.- Dile a tu primo que si lo ve, que corra o busque a un adulto. Por si aca.

Peter Pan dijo...

yo, le denunciaria... antes de que haga algo que no deba...

Belén dijo...

Qué grima! La verdad, no voy a mentir, seguramente si se pusiera a enrrollarme con su charla no le cortaría de mala manera ni nada de eso porque a mí esas cosas me saben mal (siempre me pasa lo mismo y debo tener un cartel en la cara que lo indique porque siempre me encuentra algún pesado!) pero si pudiera le evitaría. Anda que lo que tienes que aguantar...
Lo de las páginas guarrillas...jajaja qué bueno! y que verguenza más grande!
bueno un besito y te pongo en mi lista de prefes. :o)

Chocolatecontrocitos dijo...

Joer, hijo mío, qué petardo de tío... y qué valor tienes tú, qué paciencia... yo la verdad.. no sé si habría aguantado tanto... yo me asusto pronto y corro... aysss, qué dolor... y encima haciéndose el intelectual... qué cosas te pasan ¿eh? desde luego, tu vida da para el blog... el camarero con aires, el loco que te sigue... besos!

peibol dijo...

A El Zorrocloco:
Hombre... no me veo yo con esa terapia de choque, entre otras cosas porque no creo que le impusiera demasiado. El pobre desgraciado sólo intenta ser simpático y tener con quien descargar sus pajas mentales (pa las no mentales tiene sus páginas). Eso sí, yo ya he cumplido el cupo de buenas acciones con él, ahora que se busque a otro.

A Peter Pan:
Voy a empezar a replantearme las cosas; no eres el primero que me comenta que lo denuncie. Yo no creo que haya que ser tan extremista, al fin y al cabo, su único crimen es ser pesado, ¿con qué cara me mirarían en la comisaría? XD

A Belén:
Bienvenida por aquí y muchas gracias por el honor ;). Yo tengo la teoría de que hay personas que nacemos con ese "don", el de atraer a gente rara, y que no podemos luchar contra él XD.

A Chocolatecontrocitos:
En el fondo es interesante que te pasen cosas así; si no tuviera sobresaltos o desencuentros, aunque sean desagradables, la vida no sería tan entretenida, y el blog sería mucho menos prolífico ;)


¡Saludos a todos!