Translate

domingo, 15 de febrero de 2009

¡Sorpresa!

Ayer ¡por fin! celebramos el cumpleaños de mi tía, y las cosas no pudieron marchar mejor. Llevábamos semanas poniendo excusas tontas para no verla, inventando historias para justificar despistes de a quienes se les escapaba algo, y mintiendo como bellacos por el bien del factor sorpresa. Pensábamos, como ya dije, que se imaginaría algo, que se habría quedado con algún detalle delator y que habría atado cabos, pero nada más lejos de la realidad. La dejamos total y absolutamente en bragas. Fue perfecto.

Íbamos a ir a comer al club náutico, que con dos celebraciones de este tipo a sus espaldas, invitaba mucho a pensar en lo que se venía encima. Mis tíos hicieron que tomara un inusual recorrido para llegar al restaurante, alegando una inverosímil patraña para justificar “ese atajo”; cuando entró en una sala llena de serpentinas y globos, en donde la recibimos entre aplausos, pudimos ver en su cara que lo que luego nos confirmó insistentemente: No se olía absolutamente nada.

Pasada la euforia inicial, que fue muy larga y en realidad no decayó en toda la tarde, la interrogamos sobre lo que sospechaba y lo que no, y nos reiteró con todas las de la ley, que realmente no esperaba nada de nada, porque al no tener un marido o unos hijos que le organizaran el cotarro, no creía que fuéramos a molestarnos en coordinar todo ese tinglado; ni se le había pasado por la cabeza.
Salvo un par de ausencias puntuales, allí estábamos todas las personas importantes de su vida, y la felicidad le brotaba por cada poro de la piel; no pudo dejar de sonreír ni un solo minuto.
Después de las emotivas palabras de mi abuelo y mi tío (siempre escriben algo en las ocasiones especiales), llegaron los regalos, que le encantaron, y a continuación el powerpoint. Todos sus sobrinos estuvimos de acuerdo en que a pesar del esfuerzo y dedicación invertidos, había merecido la pena. Al acabar el visionado, la pobre no sabía que hacer; estaba muerta de risa por las coñas que habíamos puesto, y a la vez el borde del llanto. Se le rallaban los ojos por momentos y a continuación estallaba en carcajadas, y fue tal la montaña rusa de emociones que sufrió, que como ella misma dijo, tardará días en asimilar todo esto. Pero aún había más; a media tarde, y aún con el acelerón en el cuerpo (estuvo toda la fiesta con una verborrea nerviosa incontrolable), llegó la invitada estrella: una de sus mejores amigas, residente en Marruecos, a la que hacía cinco años que no veía. Ahí ya la desarmamos por completo, y vi a mi tía emocionada como no la había visto nunca; a todos se nos puso un nudo en la garganta sólo por ver cómo reaccionó.

Fue un día sin desperdicio, perfecto, lleno de emotividad y risas, y donde todo salió a pedir de boca. La cosa no decayó ni un momento, y mi tía no hizo sino deshacerse en alabanzas hacia todos: a sus amigos por haber podido asistir, aún cuando a algunos les suponía un gran esfuerzo (compromisos laborales, académicos y personales), a su familia por ser como son y considerarlos un tesoro, y a nosotros, sus sobrinos, de quienes dijo que éramos el mejor regalo que tenía en su vida. Fue un día inolvidable para todos, especialmente para ella, y que creo que contribuirá a que sus días grises recientes sean sustituídos por “el subidón” de ayer.

¡Felices 50!

20 comentarios:

xenia dijo...

Ais!!! Cuanto me alegro que haya salido todo tan bien y que lo disfrutaseis...todo un detallazo lo que habéis hecho por vuestra tía es normal que diga de vosotros (sus sobrinos) lo que ha dicho.

Un besazo.

El chache dijo...

Me alegro de que todo saliera a pedir de boca.
Un saludete

El extraño desconocido dijo...

Me alegro de que todo haya salido tan bien! Así todo el trabajo anterior ha merecido la pena. Por lo que cuentas debió ser genial.
Saludos y felicidades a tu tía!

Critter Venudo dijo...

Madre mía me has emocionado a mi y todo. Suerte que tú tía no lee tu blog como te dije sino .... Pues me alegro que todo haya salido bien. Un fuerte abrazo!!

Anónimo dijo...

Qué lindo regalo le dieron todos a tu tía, me imagino cuanta emoción para ella y más porque no se imaginó que le hubieran preparado una fiesta y con tanto cariño. Ana

peibol dijo...

A xenia:
:) Sea o no normal, lo cierto es que fue de lo más halagador y reconfortante.

A El chache y El extraño desconocido:
Gracias, yo también me alegro, entre otras cosas porque después de tanto esfuerzo, si no hubiera salido bien me habría tirado de los pelos.

A Critter Venudo:
¡Si es que cuando uno se pone moñas, acaba contagiando!

A Ana:
Sí, fue estupendo. Un beso


¡Saludos a todos!

Stultifer dijo...

Pobre tía tuya.

Yopopolin dijo...

wooow, que bonito momento... es que me imagino la cara de tu tia, la fiesta, la gente, las sorpresas, y esbozo una sonrisa... no me extraña que tu tia diga que sois lo mejor de su vida... si le haceis regalazos como este, como para no serlo!!

un saludo!

greeneyes dijo...

Me alegro muchísimo que todo haya salido a pedir de boca.La verdad que sé,por que me los has contado, que te has esforzado mucho en preparar ese power point y la fiesta en general, y como no el esfuerzo valió la pena. Me alegro!

Belén dijo...

Hola!
Me alegro mucho de que al final todo lo de la sorpresa saliera bien y tu tía se llevara tal alegría, todo el esfuerzo y las excusas han valido la pena :o)
No me extraña que aún tenga la emoción encima! jaja!
un besito!

AmoaGuilleMostaza dijo...

jo que bonito suena todo,no?
Me alegro que todo saliera tan bien.
muchas felicidades para tu tía
Saludetes!!

peibol dijo...

A todos:
Por una vez, y sin que sirva de precedente, contesto de forma global, porque en realidad pondría más o menos lo mismo en todo lo que me habéis dicho:

La pobre aún está asimilándolo, y dice que quiere ver las fotos y videos, porque fue tal el subidón, que sólo recuerda flashes inconexos. Gracias por los halagos y la empatía. Un beso a todos ;)

JuanRa Diablo dijo...

Pues si tu tía lee tu blog aquí va un abrazo para ella y si no lo lee dile lo famosa que la has hecho y mis (nuestras) felicitaciones.

Saludos Pablo!!

H@n dijo...

Cómo todos, una mas qeu se alegra de que todo os saliera tan bien!!! creo que hablo en nombre de mas de uno cuando te digo que por un lado nos haces sentir que nuestras sorpresas son inocentadas a tu aldo y por otro que te voy a copiar para el próximo!!!

Dile a tu tia de parte de los bloggers que felicidades!!!

Pedazo de sobrinos que tiene!!así da gusto!

;-)

Nesta dijo...

¡¡Qué bonito!!

peibol dijo...

A JuanRa Diablo:
No lee mi blog, al menos no que yo sepa, pero se lo daré (el abrazo y las felicitaciones), de parte de "amigos a los que tenía al corriente de la fiesta".

A H@n:
Jejejeje La verdad es que emociona leer cosas como esta; que se alegren por su felicidad y te manden recuerdos para ella. Muchas gracias ;)

A Nesta:
:D


¡Saludos!

Peter Pan dijo...

jo, hasta yo casi me he emocionado :) Me alegro de que todo saliera tan bien, Da gusto cuando compruebas que alguien te quiere tanto para montar un "tinglado" asi...

peibol dijo...

A Peter Pan:
En esas ocasiones, te da por pensar si tu gente se molestaría tanto en organizar algo así para ti :o. Habrá que esperar unos años para averiguarlo...

CRD dijo...

Ja,ja. Justo ahora empiezo yo con la misma historia, organizarle una fiesta sorpresa para mi madre, por los 50 también. Con la familia, los amigos más cercano. También pensaba en hacerle un powerpoint. A ver si nos sale la mitad de bien que a ustedes.

peibol dijo...

Sólo te digo que no te queda nada, y... ¡Suerte!
Nosotros acabamos reventados de cansancio, pero mereció la pena. Vaya que sí...