Translate

viernes, 6 de marzo de 2009

Retraso nacional

Hacía mucho que me ronda por la cabeza un artículo sobre una lacra typical spanish, que me hace sentir vergüenza por el país en el que vivo: la tauromaquia. Hacer de un crimen un espectáculo, me resulta tan nauseabundo como indignante, y era tal el ofuscamiento que me entraba al elaborar un escrito al respecto, que al final perdía todo estilo, y me quedaba sólo una larga retahíla de insultos y palabrotas. Buscando en el baúl de los recuerdos ¡uuuhh!, me topé con algo que en su día recorté del periódico, y que de una forma mucho más sutil de lo que lo habría hecho yo, refleja mi visión al respecto, y la de cualquiera con un mínimo de sensibilidad, cultura y dos dedos de frente. Es obra del Jefe de sección del periódico insular EL DÍA, y data del 8 de abril de 2004. Dice así:

A quienes entendemos deleznable la práctica del toreo, lo que de verdad nos molesta no es que quienes la defiendan lo hagan manteniendo unos irrisorios argumentos pseudoecologistas, que afirmen sin rubor que “la fiesta” resulta imprescindible para la conservación de tan brava especie; lo que ciertamente nos indigna es que nos tomen por imbéciles.

El toreo, ni es arte, ni nada que se le parezca, sino una tortura gratuita convertida en un
espectáculo execrable, una tradición que muestra a las claras que España, Portugal, algunos países de América y determinadas regiones de Francia, les queda aún un largo trecho para convertirse en sociedades civilizadas. Nada que ver con el arte porque; en primer lugar, el arte se engendra en la sesera de los artistas, y para los individuos en cuestión, los toreros, matarifes de escasa monta y ceñidos atributos, el arte es morirse de frío. Calificar de artistas a Manolete, Paquirri, El Cordobés o Jesulín deUbrique, se torna en un sacrilegio tal que, en busca de la equidad, ensañarse a pisotones con una cucaracha (eso sí, elegantemente y marcando lo que hay que marcar) podría equipararse a un Modigliani.

En nada se diferencia el toreo de esa otra salvaje y deplorable “fiesta” en la que los quintos, al trote de un caballo, arrancan de cuajo la cabeza de una gallina atada boca abajo (la más de las veces fallando y provocando dolorosísimas lesiones al animal); y tampoco de la cuaternaria costumbre de tirar una cabra desde lo alto de un campanario. Es el sufrimiento por el sufrimiento, y lo que es peor: acompañado de vítores, aplausos y caspa, mucha caspa.

Los instrumentos que una sociedad articula para proteger a los animales, permiten realizar un diagnóstico más o menos certero de su grado de civilización, y si el ayuntamiento de Barcelona acaba de pronunciarse en contra de las corridas, lo que no significa que las prohíba porque, simplemente carece de competencias para ello, el Parlamento de Canarias adoptaba hace años una decisión pionera, valiente y ejemplar, que afortunadamente nos evita el agravio de sentirnos tercermundistas.



Si el infierno existiera, estoy seguro de que estos hijos de la gran puta recibirían un castigo a su medida; mientras tanto, siempre nos quedaran las "cogidas" y los empitonamientos anales. Que se jodan.

27 comentarios:

JuanRa Diablo dijo...

A pocos metros de mi casa de Yecla tengo una Plaza de Toros. Llama la atención lo bonita que es. Lástima que lo que de vez en cuando ocurre dentro sea tan feo.
Desde luego arte, lo que se dice arte, no lo veo por ningún sitio. Una tradición arraigada desde hace siglos sí, pero no creo que sirva de excusa para que permanezca. Por esa regla de tres no debería estar prohibida la ablación en nuestro país a los que la practican, pues es una tradición como otra cualquiera. Pero se aplicó una ley con sentido común en favor de la dignidad y contra el sufrimiento. Como siempre debería ser.

Estoy con un graffiti que hay en un muro de Petrel que dice:
CUANDO EL TORO MATA AL TORERO DEBERÍAN DARLE LAS OREJAS Y EL RABO

El tema se las trae, Peibol. Aunque la erradicación va a ser muy difícil sí que pienso que está germinando el principio del fin de todo esto.

Un saludo, amigo!

Anónimo dijo...

Es que es muy cierto lo que dices, como matar a un animal puede ser arte?? como es posible que la gente se siente y pague para verlo!!!gracias a dios quitaron las corridas de la tela hace ya unos años que sino... lo peor es que lo defienden y encima los que son toreros estan forrados y son personajes reconocidos. Por que sea una tradicion no hay que mantenerla.
ABAJO LA MATANZA DE TOROS!!!!!

MERY

Superpatata dijo...

Totalmente de acuerdo. No me parece nada bien que le hagan eso a los toros. Como dice en el artículo "es el sufrimiento por el sufrimiento". No sé como alguien se puede divertir viendo como un animal sufre. Cuando hablas con alguien a quien le gustan las corridas de toros, siempre te salen con el mismo tema: "a las vacas se les mata también y no por eso dejas de comerlas, también sufren". Yo no soy vegetariana ni mucho menos, me encanta disfrutar de todo tipo de comida, pero opino que las vacas claro que sufren, normal, se les mata. Y es normal que las matemos para comérnoslas, así es la cadena alimenticia, y no la vamos a cambiar ahora. Pero lo de hacer sufrir a un animal gratuitamente y divertirse a costa de ello, no lo entiendo ni lo entenderé nunca.
Saludos!!

Belén dijo...

Totalmente de acuerdo contigo: la muerte y la tortura no son arte ni cultura, harta estoy de decirlo y cuando veo por la tele a los toreros diciendo "ej que el toreo é un arte" (que el otro día vi a uno que lo dijo tal que así) es que me da hasta penita ver lo inculto que es este hombre y lo que disfruto cuando un toro los engancha bien y tienen que estar un par de días en el hospital, ninguna pena que me dan, si no se les pusieran por delante no les pasaría. Como dice mi madre sarna con gusto no pica.
Por cierto, en el último post ("Mi oscar" de mi blog he dejado una cosita para ti, espero que te guste.
un besito!

Stultifer dijo...

Es un debate que admite todos los argumentos. Y por ese motivo se alargan las discusiones y empiezan las guerras.

peibol dijo...

A JuanRa Diablo:
Nuestra extinta plaza de toros se transformó en un enorme parque infantil, en el que, paradojas de la vida, llegué a celebrar un cumpleaños; ahora están debatiendo qué hacer con ella, porque es un espacio muy goloso.

El argumento de la ablación no podría ser más certero, ¿Por qué no seguimos aplicando el derecho de pernada? Si hay que mantener las tradiciones...

Yo confío en que dentro de muchííísimos años, esto no sea más que una negra anécdota nacional :s

A Mery:
Quitaron las corridas de la tele ordinaria, pero en canal plus aún las utilizan como todo un reclamo, a la altura de los últimos estrenos cinematográficos. Es indignante y demuestra el nivel de los programadores del canal :s

A Superpatata:
Cuando alguien trata de justificar lo injustificable, siempre sale por peteneras; hace un tiempo vi un reportaje en el que le preguntaban a los vecinos de un pueblo, cómo podían tener una fiesta tan cruel (encierros de toros a los que apaleaban y quemaban);nadie supo argumentarlo, y lo único que hicieron fue ponerse a la defensiva, diciendo que si lo de ellos había que abolirlo, antes habría que acabar con las corridas de toros, así que estaban libres de culpa. ¿Qué clase de justificación es esa? Es como decir: "vale, le pegué a mi mujer, pero podría haberla matado, que es peor :s". Con lo de "a las vacas también las matan", pasa exactamente lo mismo...

A Belén:
Yo también soy de los que disfruta con las "cogidas"; se me pone una sonrisa malévola que hasta miedo da. El otro día salía uno que se había quedado hecho un cromo, porque el toro lo había destrozado, y aún escuché a mi tía decir: "Qué putada"...
¿Cómo que "qué putada"? ¡Que se joda!

A Stultifer:
¿Y qué argumentos admite? ¿Que es una tradición? ¿Que es parte de nuestra imagen? Por esa regla de tres, aún seguirían costumbres atroces ya desterradas. Ahora que lo pienso, la santa inquisición era parte de nuestra tradición, instaurémosla de nuevo para no perder nuestras raíces...


¡Saludos a todos!

Trouble dijo...

Estoy de acuerdo contigo, y creo que ni falta hace que aclare ese punto pero ciertamente... me reí. Y es que tenías razón, no podías hacer un escrito a cerca de la tauromaquia y que no terminara con todo tipo de insultos. Bueno, todo tipo no, insultos que van al grano xD.
Tienes todo el derecho del mundo a quejarte, sobretodo tratándose de una injusticia, pero siempre he pensado que si algo te parece mal y quieres cambiarlo, levantate, deja de quejarte, y en vez de insultar o buscar explicaciones que te dén la razón, simplemente empitona (literal o figuradamente) tu mismo a aquel que hace realidad esa injusticia. Luego si quieres, insultalo.
Yo soy de las que critican, insultan y se quedan mas anchas que largas delante del telediario, no recuerdo haber luchado activamente por ninguna causa pero hay algo que tengo muy claro. Cuando de verdad algo me moleste y me parezca injusto, cuando de verdad me duela, no voy a hablar... solo voy a actuar.
La culpa de que la tauromaquia (por señalar una injusticia al azar) siga activa es la inactividad de aquellos que no están de acuerdo. Por eso mejor no insultar a nadie.

peibol dijo...

A Trouble:
Si bien es cierto que es muy fácil hablar, no creo que haya que salir a la calle con pancartas, para poder dejar claro lo que a uno no le gusta, entre otras cosas, porque si así fuera, o bien no podríamos abrir la boca, o bien no daríamos abasto para militar con todas las causas que consideramos injustas.

Poner de manifiesto el rechazo hacia algo, sea aquí, en un periódico o en una manifestación, es el primer paso de cara a mostrar que una parte de la sociedad está en contra, porque eso supone la existencia de pensamiento crítico, y la constatación de que existe un movimiento en contra al que tener en cuenta. Yo me he manifestado por diversas causas, en mi casa colaboramos con varias ONG, y se puede decir que soy una persona solidaria y concienciada. ¿Me da eso más derecho a quejarme que otros sujetos más pasivos? Desde luego que no, porque es una opción personal. ¿Debo hablar con la boca pequeña frente a un activista de Greenpeace? Tampoco, porque si así fuera, sólo los que de verdad mueven Roma con Santiago tendrían voz, y aún así sólo la tendrían en su causa.

Hay un gran sector de la población que está en contra de la tauromaquia, si bien es cierto que la parte visible es más bien escasa, pero no estoy de acuerdo en esa filosofía de "o todo o nada". Como dice en el artículo, hay lugares del país que se han pronunciado en contra, pero que no han podido prohibirlas, y es que al ser algo tan arraigado en nuestra sociedad, las ramificaciones de poderes e intereses llegan hasta extremos inimaginables. Considero que el objeivo a corto plazo es hacer que la gente deje de tener miedo a manifestarse en contra, que los medios no traten a estos cabrones como artistas, y que en general se condene, igual que se ha condenado con más crudeza otros casos como el de la cabra. ¿Por qué se ataca esas minucias y no la fiesta nacional? Pues precisamente por eso, porque al "mandamás" al que se le ocurriera meter mano en el asunto, lo devorarían vivo.

El día que, a base de posicionamientos así en todos los ámbitos, se deje de cometer esa incongruencia en los informativos, mediante la cual, primero hablan de maltrato animal, pero luego ponen una sonrisa para comentar una corrida de toros, será el principio del fin.
En conclusión, si considero que son unos hijos de puta, no voy a dejar de exclamarlo por no tener poder para acabar con esto.

(Espero que no te lo tomes como un ataque, que no es esa mi intención)

Mi viaje de Chihiro dijo...

Hola Peibol,

No sabes lo deacuerdo que estoy contigo, esto me indigna tanto..

Si te apetece, hace algún tiempo yo escribí en mi blog sobre el tema y nada mejor para completar mi aportación a tu entrada. Te dejo el enlace:

http://margesnavarro.blogspot.com/2008/07/bao-de-sangre.html

Por suerte, en BArcelona siempre hay movimiento en este sentido y hace poco, vi con orgullo como un puesto de recogida de firmas en contra de la tauromaquia, estaba abarrotado de gente esperando para firmar, servidora incluida.

Espero poder seguir hablando del tema contigo ya que creo que nuestros puntos de vista son muy similares.

Un beeeeeeeeeesito ovejuno (pedorro, siempre)

Peter Pan dijo...

estoy totalmente de acuerdo, y que buena foto para rematar... por cierto.

El chache dijo...

La verdades que es una verguenza nuestra "fiesta nacional".
Un saludete

AmoaGuilleMostaza dijo...

Bueno,bueno,tema caliente el tuyo que se cuece aquí hoy.Comparto la opinion de Trouble,hay que actuar más.Moralmente no estoy capacitado para hablar de estos temas,porque yo trabajo con animales que no poseen ningún derecho,como los toros,pero poseen una directiva de la UE que nos obliga a matarlos de forma ética.La razón es que la ciencia avanza...
Así,que sería hipocrita por mi parte levantar el grito para defender a los toros,que no deja de parecerme cruel,pero nadie aboga por los derechos de los animales de cualquier estabulario de cualquier facultad.Así que hoy me quedo viendo los toros desde la barrera.
Saludetes!!!

Critter Venudo dijo...

No estoy en absoluto de acuerdo con la tauromaquia. Creo que se lucran cuatro y que fomentan un tipo de cultura "cañí" que poco tiene que ver con la España actual. ¿Qué es tradición?, ¿Qué es cultura? Pues nada si es comparable a la Semana santa como tradición o a Miguel delibes en la cultura, apaga y vámonos. Odio las corridas de toros.

Nesta dijo...

Yo también me alegro cuando un toro coge a un torero. Durante un momento hay un poco de justicia en el mundo. La gente puede pensar que soy muy cruel por alegrarme de una cogida, pero nadie se para a pensar que miles de personas disfrutan con la muerte de un animal, que es lo que somos todos al fin y al cabo.

peibol dijo...

A Mi viaje de Chihiro:
He tenido descuidado el blog estos días, así que no había visto lo de tu enlace. Voy a echarle un ojo, aunque desde ya, sospecho que me va a gustar lo que hayas puesto ;)

A Peter Pan:
Personalmente habría puesto una foto más desgradable, por que sí, es una persona, pero no deja de estar "posando" en cierto modo, como en aquella que se hizo Alaska (perdón, una mujer con la cabeza de Alaska), para protestar igualmente contra la tauromaquia.

A El Chache:
¡Y tanto que sí...!

A AmoaGuilleMostaza:
Ahí está la cosa, que sin entrar a debatir ahora la moralidad del uso de animales para... (no me ha quedado claro en que trabajas), lo haces por un motivo y de una forma "correcta", pero no por diversión, por deleitarte torturándolos y viendo cómo se desangran, así que teniendo en cuenta eso, creo que si estás capacitado para hablar al respecto ;)

A Critter Venudo:
No esperaba menos de un cinéfilo como tú, que una defensa por la cultura de verdad. Tengo una amiga con un novio sevillano, y le pregunté cómo de arraigado estaba lo de los toros allí; me comentba que a pesar de toda la farándula, la gente joven está más concienciada, y que es un "espectáulo" más minoritario de lo que nos venden. ¿Significa eso que de aquí a unos años desaparecerá? Crucemos los dedos...

A Nesta:
No te sientas mal, es justicia divina, como cuando roban a los de la tienda que te estafaron.
Que se jodan... Si no querían llevarse una cogida, habérselo pensado antes de torturar animales.


¡Saludos a todos!

AmoaGuilleMostaza dijo...

con los motivos que me dices me valdría entonces argumentar que el fin justifica los medios???Da igual el motivo por el que se mate,se mata. a mi las razones me dan igual porque no son mas que justificaciones de unos actos.Ahí es donde radica la densidad de todo este asunto.
Saludetes!!!

El extraño desconocido dijo...

Impresionante la foto, y genial para concienciar a la gente. Pienso que tienes razón, y nunca se me ocurriría ir a ver una corrida de toros, pero también pienso que las corridas se acabarán en unos años cuando simplemente ya no haya gente dispuesta a pagar para verlas.
Saludos

peibol dijo...

A AmoaGuilleMostaza:
¿Que el fin justifica los medios? Creo que no nos hemos entendido; lo que digo es que entrando más adelante en el debate sobre la utilización de animales con según qué fines, no es lo mismo hacerlo con un propósito particular, llámese en pro de la ciencia, para mejorar la medicina o lo que sea, que hacerlo porque sí, por gusto, y a mala leche. Lo de la utilización de animales para fines científicos es un tema que se presta a muchas consideraciones, pero siempre me parecerá mejor eso que no una tortura gratuita y casposa.

A El extraño desconocido:
Ahí es donde entra en juego la concienciación, para que dentro de unos años, cuando ya no queden carcas que lo sigan por tradición, el público sea tan minoritario que acabe extinguiéndose...

Habrá que ver cómo están las cosas en unos años...


¡Saludos!

El Sombrerero Loco dijo...

El otro día uno de esos toreros decían que si el toro no quisiera que le hicieran eso intentaría huir de la plaza y que en cambio se queda y participa de la fiesta porque sabe que es para lo que ha nacido. Increíble.
Pero como todo chico, se mueven demasiados euros alrededor de todo esto como para que alguien haga algo para acabar con ello.

peibol dijo...

A El Sombrerero Loco:
Es la excusa más vaga que había oído nunca :s. Y sí, como digo, hay muchos intereses en juego, como para sólo achacarlo a dejadez por parte de sus detractores ;)

greeneyes dijo...

En medio de una gran plaza, un hombre necio y arrogante, que hace alarde de ser poseedor de la virtud de los hombres que dominan el arte en sus facetas múltiples, se paseo pavoneando enre la muchudumbre ignorante, que desea ver arte, ese arte que ellos llaman "asesinato". Una muchedumbre ignorante, que no sabe que el único arte que se comtempla a la luz del sol, es el del modisto que confeccionó el traje de luces, que tan pocas luces le ofrece al torero. Una muchedumbre ignorante, vacía de contenido y cultura, que llaman arte y fiesta nacional no al asesinato de un animal, sino lo que es peor y más animal que el propio animal..llamar arte al ensañamiento. VIVAN LOS TOROS

peibol dijo...

Si dijera "Ole!", estaría resultando contradictorio, pero es que te ha salido un comentario redondo, sublime; perfecto.

No puedo añadír nada más ;)

Anónimo dijo...

Coño me gustaba este blog hasta que he visto esto... vaya cagada!!!

Que atrevida es la ignorancia!!

Adelante!!

Directos a la sociedad más hipócrita del mundo...personalicemos a los animales!! OLEE!!!

peibol dijo...

Ya ves... a mí lo que realmente me parece de ignorante es defender algo así, supongo que será cuestión de educación y principios.

Y no, no estoy personalizando a los animales, así que no dirijas por ahí el ataque. Sé que las personas son personas, y los animales animales; también sé cómo funciona la cadena alimenticia, y no voy a dejar de comer carne por pensar que estoy comentiendo un asesinato, pero lo que nunca podré ver como normal y defendible, es un espectáculo como este, o tantos otros, basados en la crueldad gratuita. Me gustaría saber cuáles son tus razones para considerarme hipócrita o ignorante, porque quienes defienden la tauromaquia, o bien lo suelen hacer con la boca pequeña, porque saben que en el fondo no tienen argumentos, o bien atacan alzando la voz, ondeando la rancia bandera de la tradición y "el arte", e insultando a quienes no están de acuerdo con ellos. Si ser consecuente con mis valores, y no concebir el maltrato por el maltrato es ser un ignorante, y si no soy capaz de ver lo equivocado que estoy por defender una fiesta cruel y desfasada, adelante, sácame de mi ignorancia, e ilumíname con la sapiencia de quien tiene clara su posición superiror respecto al mundo animal, con todas las vejaciones lícitas hacia los mismos que ello implica.

JuanRa Diablo dijo...

Vuelvo hoy para pegar esta frase que he copiado de un blog y que viene muy al caso de lo que aquí trataste. Dice:

Cuando un vicio social es inextirpable se le llama Tradición.

Si quieres leer un montón de frases geniales más, pasa por aquí:

http://buguert.blogspot.com/2009/05/los-verdaderos-sinlogismos.html

Pecosa dijo...

Pues yo paso hoy por aquí (más de un año después) para dejar constancia por escrito: EN CATALUNYA, A PARTIR DEL 2012, NO TOREARÁ NI DIOS.

Hala, a torear a otra parte, "artistas".

peibol dijo...

JuanRa:

Muy buena, sí señor. Me la apunto :o

Pecosa:

Esa es otra de las razones por las que se le considera una comunidad moderna. ¡Ole por vosotros!


¡Saludos!