Translate

martes, 30 de junio de 2009

El cuerpo del delito

El otro día estaba estudiando en mi cuarto, cuando oí una conversación que me impidió seguir prestando atención a los apuntes; mi madre (Madrepeibol) y su hermana (a la que llamaremos Tíamaterna, para diferenciarla de la otra tía de la que suelo hablar) estaban entrando en casa con grandes dificultades, porque cargaban con una enorme y pesada caja de cartón. Mi hermana, a la que todos deberían conocer ya como La exorisister, les ayudó a transportarla hasta la cocina, y allí siguieron de palique las tres. Para entender del todo la historia, hay que saber que mi madre trabaja en un instituto con una guarra que la ha puteado hasta lo último, y que es conocida en mi casa como “La bruja”:

- Madrepeibol: Espera, tira un poco de arriba… no, así no, que se cae, deja que coja por el otro lado…

- Tíamaterna: A ver, empuja por allí para equilibrar el peso….

-La exorsister: ¿Pero qué es lo que hay dentro?

- Madrepeibol: Un cadáver.

- La exorsister: ¿Un cadáver?

- Madrepeibol: Sí, el de “la bruja” de mi instituto, que me tenía harta.

- La exorsister: ¿Y te la traes a casa?

- (...)

Intrigado por lo que oía (no era para menos), me acerqué a la cocina y pregunté de qué iba eso del cadáver, y tras un par de disparatadas divagaciones más, abrieron la misteriosa caja de cartón y sacaron ¡una enorme cesta de navidad!... en junio. ¬¬

- La exorsister: ¿Y esto?

- Madrepeibol: Se había quedado en el instituto, y si no la cogía se la iba a llevar “La bruja”… y pa que se le lleve ella, me la quedo yo.

- Peibol: Jajajaja. No tienes vergüenza.

- Madrepeibol: La que no tiene vergüenza es ella… además, dije que la iba a llevar a la parroquia.

- Peibol: ¿A la parroquia?

- Tíamaterna: Claro… nadie sabe dónde está la parroquia… ni quienes son los parroquianos. Podemos ser nosotros, ¿no?

- Peibol: Sí, sólo que nosotros no vamos a la parroquia.

- Tíamaterna: Pero podríamos...



-------------------------------------------------------------------

Ya sé de quién heredé mi -en ocasiones ambiguo- sentido de la justicia.


11 comentarios:

Nils dijo...

jajja eso, dejémoslo en ambiguo jajaja

JuanRa Diablo dijo...

Oye, y el cadáver ¿tenía mucho duro o mucho blando? no tendría una pata negra, no?

Ya ves, Exorsiter, que existen millones de razones para SÍ tener un blog. Toma ejemplo!

La repera sería que esa cesta llevara este turrón:

http://www.haztucesta.com/TransformaFotoE.aspx?Foto=254&width=145&height=272&tipo=1

molinos dijo...

jajajaja. Así me gusta, tu madre es una clara seguidora de mi lema " véngate y no hagas el capullo". Y si hay que mentir se miente.

¿ Qué había en la cesta?

peibol dijo...

Nils:
Justicia ambigua, pero justicia al fin y al cabo :p

JuanRa Diablo:
Jajajaja, pues no me fijé si lo llevaba, porque en cuanto llegó a casa la descuartizamos (a la cesta), y repartimos los contenidos. Para que veas que somos buenos samaritanos. :D

molinos:
Mi madre puede llegar a ser muy grande sin proponérselo, pero es que además en este caso, con la mala gente hay que tener cero consideración :o.

La cesta tenía cosas navideñas, como debe ser, no como cuando las rellenan con latas de conservas que no vienen a cuento; traía también cajas de polvorones que ya se han repartido por ahí, y una pata de jamón de "calidad superior extrema plus deluxe" (estoy siendo sarcástico, por si no se nota XD)


¡Saludos!

Superpatata dijo...

Jajaja, qué bueno... por un momento me habías asustado...
Oye, ha hecho bien... total, si no se la habían llevado ya... a estas alturas del año... así no se ponen las cosas malas jeje.
Un abrazo.

Route 66 dijo...

Hola! Esto es aqui ¿no? sí, debe ser aqui... Por cierto, la cesta debia estar un poco rancia ¿no? ¡pero todo sea por joder a la bruja!

Un saludete!

Anónimo dijo...

Hola, es que tu mamá por algún lado se tenía que vengar y me parece bien porque me imagino que dicha bruja la debe tener bastante cansada. Besos. Ana

peibol dijo...

Superpatata:
¿De verdad creías que iba a hablar de un homicidio con tanta naturalidad? :p

Repartimos los contenidos entre varias personas, y al ritmo en que suelen engullirse las cosas navideñas, estoy seguro de que nada se pasará de fecha de caducidad.

Route 66:
¡Qué va! Está todo buenísimo; y si no es así, ya puedo ir buscando a alguien que me haga un lavado de estómago. :o

Ana:
Se trata de uno de esos pequeños actos simbólicos, con los que sabes que no solucionas nada, pero que en el fondo te hacen sentir victorioso. ;)


¡Saludos!

Indo dijo...

igual aún hay algo aprovechable. las botellas, o... quién sabe.
da igual, yo entiendo que a veces la justicia es la que hay, la que apaña uno.
y tu madre se merece quedarse con la cesta, hombre ya....

Gonzalo dijo...

He llegado aquí...
no sé -ya- desde donde, pero mis Felicitaciones.

Me ha parecido un Blog con mucha coherencia estética y además ...
divertido.

Pasaré más veces porque quizás te llegue la extra de navidad a mediados de julio (jeje) y eso no quiero perdérmelo.

Un saludo.

peibol dijo...

Indo:
Di que sí. Yo incluso diría que esta es la justicia que más sabe, porque despierta esa picardía tan estimulante :p

PD. De la cesta estaba todo bueno, y menos el jamón, era todo de calidad :D

Gonzalo:
Muchas gracias por tus palabras; bienvenido a tu casa. Si vuelves con frecuencia, te reservaré una caja de polvorones XD

¡Saludos!