Translate

lunes, 13 de agosto de 2012

Por si acaso

Acabado mi efímero contrato en la oficina de información, esta semana estoy trabajando en un sitio nuevo hasta el próximo sábado. Soy la personificación de los contratos precarios. Los dos primeros días he estado con la chica que ocupa el puesto normalmente (y a la que voy a sustituir), para que me explique mis funciones. Hasta aquí todo bien, si no fuera porque la pobre es tan limitada que si suma 2 y 2 le salen decimales. Pensaréis que soy un ser horrible por meterme con ella, pero es que de verdad no sabéis lo que ha sido estar dos días, durante 6 largas horas, oyendo divagar a un animalito vestido, que si cae pa alante se queda comiendo césped. 
Si hubiera que describirla en una frase recurriría a la que da título a esta entrada, porque todo lo hace "por si acaso". Da igual que el sentido común invite a hacer totalmente lo contrario; para ella más vale prevenir que curar. Estoy seguro que es de las que reenvía las cadenas de mails sobre maldiciones... por si acaso.

El trabajo consiste en estar en la recepción de un centro, atendiendo las posibles llamadas o visitas; hacer una serie de trámites en el ordenador, darle a los demás trabajadores las llaves que vayan solicitando, y cerrarlo todo una vez que se vaya todo el mundo. En apariencia parece fácil, pero la cosa se complica cuando quien te tiene que instruir no se lleva por un esquema lógico para explicarte lo que hay que hacer, sino que te bombardea con información intrascendente, omitiendo otra importante, y llevándose por el modus operandi propio de alguien que se ha aprendido algo de un modo específico, y si le sacan de ese esquema rígido se colapsa. Veamos algunos ejemplos:

Las llaves que hay que darle al personal están en un armario que se abre con llave, situado a menos de un metro del asiento de recepción, dentro del área que queda tras el mostrador, en el que sólo está ella:

- ¿Por qué cierras el cuartito con llave cada vez que te vas a sentar?
- Por si acaso.
- ¿Por si acaso qué?
- Es que una vez se perdió una llave y fue un follón, así que ahora lo cierro siempre.
- Pero a ver... ¿entonces cada vez que alguien te pide una llave, tienes que abrir la segunda gaveta el segundo cajón, coger la cajita en la que guardas la llave de la puerta, levantarte, pasar la llave, abrir, sacar la que te pidan, cerrar la puerta de nuevo con llave, y volver a guardar la de la puerta en la cajita dentro de la gaveta... hasta la próxima vez que te pidan una llave?
- Sí, es un jaleo.
- ¿Pero y por qué no la dejas abierta? Es decir, no de par en par si no quieres, pero sin pasar la llave. La puerta está dentro de la recepción, y sólo puedes abrirla tú, y  si alguien intenta entrar lo ves. 
Así no tendrías que estar con todo el coñazo de la llave, ¿no?
- Ya, pero prefiero del otro modo por si acaso. Es que como una ve se perdió una llave, no me atrevo.
- ... ¿Y por qué escondes tanto la llave de la puerta en lugar de tenerla a mano en el escritorio?
- Por si acaso.

Hay una máquina para ponerse agua; los dos sacamos un  vaso de agua desechable y nos sentamos:

- ¿Este es mi vaso?
- Sí. El mío me lo bebí de un trago, osea que mientras haya agua dentro, será tu vaso. ;)
(5 minutos después)  - ¿Este es mi vaso?
- Sí sí, como te digo, el mío está vacío, así que no tiene pérdida. Si tiene agua es tuyo.
(2 min después... y luego otros 5... y otros 3, y así eternamente) 
- ¿Este es mi vaso?
- Sí.... Ya te lo he dicho. Yo ya no tengo agua. Siempre es la tuya.
- Ok. Pregunto por si acaso. Jejeje.

Información relevante, ante todo:

- Mira, esta es la llave 43, que es la de Pepito García, que es el subdirector de Gramenauer.
- Ajá
- ¿Sabes quién es?
- Eh... pues no. Es que claro, llevo sólo una hora aquí...
- Es el chico que salió antes.
- ¿Cuál de los 25? ¬¬ No sé.
- El que tiene gafas
- ...
- Bueno, ya te los irás aprendiendo. Mira, esta es la llave de Fulanita Pérez, la secretaria de Rayominí. ¿Sabes quién es?
- No...
- Que sí hombre, si la viste antes. ¿Te acuerdas del grupo de chicas que salió hace veinte minutos? Pues la del pelo corto.
- ...
- Mira, mejor te enseño las fotos de todos los trabajadores (chorricientos), y así te voy diciendo quién es quién, qué hacen, dónde está su oficina y cuál es su llave.
- ¿Pero las llaves no tienen número y son ellos quienes vienen directamente a pedirlas?
- Sí, pero para que los conozcas, por si acaso.

La temible oscuridad

- ¿Te importa la oscuridad?
. ¿Cómo que si me importa?
- Que si tienes algo en contra de la oscuridad.
- Hombre... no me ha hecho nada, no sé. :p
- Es que este pasillo siempre está oscuro. ¡Da un miedo! Por eso te digo que si estás en contra, para advertirte. Por si acaso.

Clases de informática:

- Creas seis casillas más en excell, y escribes en todas esta fecha. ¿Ok?
(En lugar de escribir 6 veces lo mismo, copio y pego mientras ella observa)
- Ah... bueno, también puedes hacerlo así. A mí es que me gusta escribirlo uno a uno, aunque sea siempre el mismo número.
- ¿Y eso?
- Por si acaso.

Puertas rebeldes

- Pasa la llave y comprueba que esté cerrada.
- Comprobado. Está cerrado.
- Vuelve a comprobar. Yo es que siempre lo compruebo todo dos veces. Por si acaso.

El centro está todo rodeado por una inmensa verja que vemos desde la entrada, y cuya apertura controlamos con un botón. Vamos, que si alguien quiere entrar en el edificio, hay que abrirle.

- Si no te importa voy a abrir la puerta la calle, para que nos entre un poco de aire fresco. ¿ok?
- Mmm... yo es que prefiero dejarla cerrada, aunque haga calor, por si viene alguien raro.
- Pero si ya no hay nadie en el edificio, está TODO vallado, no hay un alma en la calle por la ola de calor, y además no sólo tienes la puerta de entrada enfrente y cerrada, sino que está a 10 metros. Vamos, que si viniera alguien ahora lo verías de lejos. ¿No?
- Ya... pero por si acaso.


Cuando venga el jefe va a pedirme explicaciones sobre el por qué de mis uñas clavadas en la mesa. A ver cómo le hago entender que era eso o el homicidio a sangre fría. Poniéndonos en lo peor, tendré una replica preparada para cuando la policía me pregunte por qué la maté a tortazos:

- Por si acaso.

10 comentarios:

Murciégalo dijo...

JAJAJAJAJAJAJ Dios. Buenísima la entrada. El primer párrafo es muy grande.

JuanRa Diablo dijo...

Jajajaja. Lo tuyo es una paciencia a prueba de bombas ¡¡No puede existir mayor Maripava!!
Bueno, queda claro que te pasaste por el forro sus porsiacas y fuiste a lo rápido y lo práctico. Qué atraso de consejos!!

En mi curro hay una compañera que comprueba que su despacho esta cerrado hasta cuatro veces. ¡Despierta mi instinto asesino!,,
Algún día lo dejaré abierto con mis llaves y le diré al día siguiente que compruebe bien antes de irse XD

$. M. K. dijo...

Mi padre solía decir que prefería a un espabilado que a un tonto, creo que su caso explica el motivo.
Bueno, no se queje, por lo menos tiene contrato precario.

Nalataia Tubercle dijo...

Jajajajajaja! Diosas, que mujer más poco soportable! Yo en tú lugar le voy diciendo que si y luego me lo monto a mi manera. Aunque, bueno... yo pasé por algo parecido con un ex-compañero: le decías que algo se hacía así y lo primero que te soltaba era un por qué?. Tanto da que fuera algo tan simple como tener la puerta cerrada para que no se escapara el fresquito del aire acondicionado... no!! Siempre tenía el puñetero por qué? en la bocaza!! grrrrrr. Por no hablar de su pérdida inmediata de memoria!! A los dos segundos se olvidaba de todo cuanto le decías... pero lo peor era que, mientras se lo explicabas, te decía Si, si, si, si yo domino!. No lo maté de milagro... en fin. Suerte en tu nuevo curro... y ten cuidado, por si acaso ^_~

Islander ! dijo...

Jajajaja ¡¡HORROR!! No sé qué cara tienes pero me la imagino como si fuera la mía, ¿o tienes el arte del disimulo? No podría...

Anónimo dijo...

Jajajja que bueno!!!!!!!!!!!!!!!!
lo de por si acaso se sale!! jajjaja

Mery

El Zorrocloco dijo...

Tío, sustituyes a un personaje de novela, esa gente no puede ser real! XD Ahora se me quedará la coletilla del por si acaso. Hay que ser lerda, la leche. Menos mal que no trabajan juntos porque al final acabarían embroncados porque no has comprobado dos veces todo. Por si acaso XDD

Lo del pasillo a oscuras me ha encantado, ha sido Ralph total XDD

peibol dijo...

Murciégalo:

Jajajajaja... eso sólo puede significar o que no me ves como alguien maligno, o que eres igual que yo. Jajajajaja

JuanRa:

Efectivamente; en cuanto empecé a trabajar solo su sistema de porsiacasos se vio sustituido por el de la eficiencia. Eso sí, no le comentaré nada. Por si acaso...

$.M.K:

Hay una cita muy buena que dice: "la estupidez es la más curiosa de las enfermedades, pues quien la sufre no es en enfermo, sino quienes le rodean".

Nalataia>:

Eso fue exactamente lo que hice. En cuanto estuve solo reorganicé todo para que fuera más práctico.

Yo le pregunté unos cuantos "por qués" a ella, porque no terminaba de entender su modus operandi, o el objetivo final de determinadas tareas. No hace falta que te diga qué me respondió. ¿verdad?

Islander!:

Me desahogaba poniendo los ojos en blanco cuando ella no miraba, y maldiciendo mentalmente.

Mery:

Jajajajaja. ¿Verdad? Ya me lo he cogido como coña con un par de personas. :p

Zorro:

Yo también pensaba que no era real; es más, al principio creí que se estaba quedando conmigo. XD

Jajajajaja. Lo del pasillo me mató, aunque ha habido cosas peores, que no he puesto aquí para no alargar demasiado el post. ;)


¡Saludos!

Sar@! dijo...

Si se cae para delante, se queda comiendo césped JAJAJAJAJA, eres MALO! xDD, pero sí... no sé cómo no la mataste, diox!!

peibol dijo...

No soy malo, soy realista XD