Translate

lunes, 30 de abril de 2012

Mar de nubes

Dicen que los canarios somos muy cerrados en cuanto a la idea de trasladarnos a vivir a la península, que estando acostumbrados a nuestro pequeño paraíso, no nos resulta tan fácil movernos al continente como a un peninsular que deba cambiar de comunidad autónoma. Al fin y al cabo, uno puede darse un salto de Madrid a Bacerlona en "un momento", pero plantearse hacer lo mismo a las islas no es tan sencillo como mirar los horarios de los trenes. Además, cuando se les pregunta a los canarios afincados en la península qué es lo que más echan de menos de su tierra, la respuesta siempre suele ser "el buen clima... y el mar". Si yo también viviera fuera, lo echaría de menos, aunque estuviera en una zona costera, porque si hay un mar que me gusta contemplar casi tanto como el "marino" es el de nubes. Subir a las zonas altas de la isla y ver cómo bordea las montañas, como si fueran islotes que emergieran en el cielo, es una visión única de la que nunca me canso.

El mes pasado me fui con unos amigos a hacer una excursión de dos días que hacía años que deseaba llevar a cabo: subir al Teide caminando, pasar la noche en el refugio, y reanudar la marcha de madrugada para ver amanecer desde la cumbre; coincidiendo a la vez con el sol y la luna, vislumbrando todas las islas a 3718 metros, y divisando un mar alternativo que se extendía allá donde nos alcanzaba la vista: el mar de nubes. Creo que es una experiencia que todo el mundo debería vivir alguna vez en la vida...




video
video

*No dejéis de ver el vídeo. Es A-LU-CI-NAN-TE.

viernes, 27 de abril de 2012

"F."


Corría el año 1998, tenía 11 años y estaba al comienzo de 1º de la ESO. En clase éramos todos una piña, en parte porque a esa edad nuestra vida social se basaba principalmente en nosotros mismos, y en parte porque nuestro colegio, por sus especiales características, propiciaba que así fuera. A comienzo de curso, el petardo de nuestra promoción nos hizo saber que su primo iba a incorporarse a nuestra clase en unos días. Ya podía ser el tío más simpático e interesante del mundo, que sólo por ser familia suya no le íbamos a recibir con los brazos abiertos. Además, por si no fuera suficiente con eso, y con lo duro que es ser “el nuevo” a esas edades, su primo el petardo se dedicó a vendérnoslo como el anticristo. Supongo que en un intento de dejar de ser el bufón de clase y cargarle el muerto a otro. El día que empezó en el colegio no pasó desapercibido, porque su (muy) particular forma de ser enseguida chocó con la de los demás, y no porque fuera antipático ni nada por el estilo, sino porque F. es más raro que un perro verde no es nada común. Sin embargo, yo enseguida sentí una especial conexión con él, y desde entonces hemos sido íntimos.

Es de lo más curioso que ambos hayamos llegado a ser tan buenos amigos, y que eso se haya mantenido a lo largo de los años, porque no podríamos ser más distintos. No hablo de gustos generales, como cuando le dediqué la entrada a Mery, sino de diferencias a un nivel más profundo. F., para que nos entendamos, es como un señor feudal de hace un par de siglos, atrapado en el cuerpo de un joven de la actualidad. Es de derechas, monárquico y absolutamente creyente. Se mueve en ambientes donde se manejan los conceptos de “presentación en sociedad”, “buena familia”, “antigüedades”, y “el servicio”. Se ha criado en una familia muy clásica y viste siempre con polos de marca, suéter anudado al cuello y raya a un lado. Y por si os lo estáis preguntando, sí, está asquerosamente entullado de dinero; no hablo de su familia (que también), sino de él, como individuo, que a sus 26 años tiene propiedades como para vivir unas cuantas vidas sin dar un palo al agua. ¿Qué puedo tener yo que ver con alguien así? - Os pregunaréis. Pues nada y a la vez todo. Sabemos que hay cosas en las que nunca nos pondremos de acuerdo, y lidiamos con ello sin problemas. ¿Para qué detenerse en lo que diferimos, con lo bien que lo pasamos siempre que estamos juntos y lo muchísimo que nos reímos? F. y yo compartimos un sentido del humor negrísimo, absurdísimo y muy políticamente incorrecto, que nos hace llorar de la risa. Para que os hagáis una idea, él es una fusión entre Karen Walker y Stewie Griffin.

Además, puedo decir que siempre ha estado ahí para mí, de manera absolutamente incondicional, incluso en una época en que estuvimos distanciados. A primera vista, la gente tiende a catalogarlo como un niño rico imbécil y vacío, pero nada que ver. Es una persona muy inteligente y reflexiva, que aún pudiendo dedicarse a vivir de las rentas, se está construyendo un futuro a base de esfuerzo y dedicación. Y aunque cualquiera podría pensar que sólo se relaciona con “lo mejor de lo mejor”, resulta tan intimidatorio como sorprenderte, la cantidad y variedad de gente conocida que saluda por la calle, desde la señora más rancia al hippy más zarrapastroso. Compartimos el gusto por el arte y la música clásica, aunque él está mucho más volcado en ese aspecto (no en vano, lleva un programa de radio sobre el tema, y ha ganado algún certamen de piano), mantenemos charlas profundas sobre cualquier tema, y quedemos a la hora que quedemos, siempre nos dan las tantas de la mañana compartiendo experiencias, pensamientos, recuerdos y bromas.

Sé que F. no leerá esta entrada, pero habiéndole dedicado sendos post a otras amistades de siempre, estaría feo no hacer lo mismo con una persona que ha sido tan cercano e importante desde hace tantísimos años y que, con la mano en el fuego, no dudo que seguirá siéndolo muchísimos más. A veces, las amistades más dispares pueden ser las más enriquecedoras.

domingo, 15 de abril de 2012

Otras versiones de "Titanic"

Por si alguien aún no se ha enterado, hoy se cumplen 100 años del hundimiento del Titanic (y es el 25 cumpleaños de Sara, pasen por su blog a felicitarla ;) ). Durante la última semana no hemos dejado de ver reportajes sobre el transatlántico más famoso de todos los tiempos, y es que a poco que uno investigue, llega a resultar un suceso de lo más interesante. Se trataba del mayor barco jamás construido; estaba hecho con los mejores materiales, contaba con los mejores acabados y estaba provisto de todo tipo de lujos. Era un símbolo de la superación del hombre, aunque también una suprema muestra de arrogancia, al no dotarlo de los botes salvavidas suficientes, porque “ni Dios podría hundirlo”. Representaba la posibilidad de una vida mejor en “el nuevo mundo” y a bordo viajaba lo más distinguido de la más alta sociedad. Y todo para que casi a final del trayecto, se hundiera en las gélidas aguas del Atlántico norte, perdiéndose 1500 vidas de forma totalmente gratuita, y dándose además infinidad de casualidades que impidieron un rescate a tiempo, como efectos ópticos en alta mar que dificultaban la visibilidad, asumir que las vengalas de auxilio eran lanzadas por motivos festivos, que el barco más cercano desconectara del telégrafo cansado de las tonterías que recibía del Titanic, y un largo etcétera.

Con tanto homenaje y reseña yo no iba a ser menos, y aprovechando que se cumplen 15 años de la película homónima de James Cameron, aquí van las mejores parodias de Youtube sobre la misma:

- Ahora que se estrena de nuevo en 3D, mucha gente se preguntará si realmente merecerá la pena pagar de nuevo por verla. Si es "esta" versión en 3D, seré el primero en ir al cine



- Si Ellen (qué grande es esta mujer) hiciera cameos en más escenas, quizás también me lo plantearía:


- Y si no, para los más vagos, siempre tenemos estas dos versiones resumidísimas, ¿quién necesita ver 3 horas de película, pudiendo enterarse de todo lo importante en menos de un minuto?







A quién le haya sabido a poco, porque ya haya visto la peli mil veces, siempre puede esperar al estreno de "Titanic 2. El regreso de Jack" (clicar aquí). XD