Translate

miércoles, 23 de enero de 2008

Resignación borreguil



Me gustaría creer que a pesar de tener nuestras costumbres, somos capaces de adaptarnos a todo, porque la alternativa es pensar que la gente es idiota, y eso, además de muy desesperanzador, hace que yo quede de enterado.
Todo esto viene a raíz de las reflexiones que puede uno hacer cuando enciende la tele; ¿La programación es un asco porque los espectadores no dan para más, o como los espectadores no dan para más la programación es un asco?

Por razones obvias no puedo comparar la televisión actual con la que veían mis padres, pero en cualquier caso eran otros tiempos marcados por las directrices de la dictadura, así que no es equiparable. Lo que si puedo comparar es lo que se ve hoy con lo que se veía hace unos años, para lo que si tengo memoria y criterio.

Me da por pensar en aquellos tiempos en los que Los Simpson y Friends eran series divertidas y esperadas, mientras que hoy no sólo han sido repetidas hasta el punto de que no es difícil saberse los diálogos, sino que es triste comprobar cómo aún siguen siendo muy populares porque son de lo mejor que hay en la tele, y ya tiene que ser mala la programación como para que la gente (yo el primero) prefiera ver algo que ha visto un millón de veces, antes de atreverse a “zappear”.

¿Recuerdan cuando realmente sí que existía un horario infantil en el que daban cosas para niños y dibujos animados? ¿Y cuando las series y programas buenos los daban a una hora normal en lugar de a la madrugada?

¿Se acuerdan de cuando Lo+Plus era el mejor programa de entrevistas y la mejor opción para el mediodía, hasta que se pusieron a hacer humor para gilipollas y se fueron a pique? En esa época Ana García Siñeríz parecía una mujer inteligente y culta, y no el florero que es hoy. Cuando comenzó Channel Nº4 (su nuevo programa), empezó dando el pego, ya que quisieron desmarcarse de la bazofia que emitían las demás cadenas a esa hora, pero al final la audiencia manda, y pasaron de hacer entrevistas a gente decente y tratar temas reales de actualidad, a hablar de La pantoja como todo el mundo, borrando así su imagen de intelectual para siempre.

Y es que precisamente esto último es lo que más me hace sentir vergüenza de la caja tonta: La base de la programación es el marujeo barato, cutre y de barriada. ¿Somos realmente una nación de imbéciles ávida de “información” vacía?

En este sentido, TeleciRco es lo peor que le ha pasado a nuestro país. Es estúpida, hortera y aberrante. No se puede decir que tenga una mala programación porque ni siquiera tiene programas, o al menos eso parece. Su emisión se reduce a un continuo bombardeo de mierda intrascendente, en programas que se suceden día tras día con dos únicos descansos: Los informativos y los concursos. De resto tenemos el programa mañanero de cotilleo light, "el tomate", el de sobremesa (que cambia de nombre y formato periódicamente pero sigue siendo lo mismo), el/los concurso/s para desintoxicar un poco, y de nuevo algún truño por la tarde-noche, para premiarnos al final del día con…¡¡Salsa Rosa!!, al que también cambiaron de nombre, pensando que no nos percataríamos de que aunque la mona se vista de seda, mona se queda.

Por si todo esto fuera poco no he mencionado lo que constituye el eje central de la cadena: Los reality shows, esos concursos de convivencia que comenzaron en el año 2000 con un novedoso programa, en el que vimos cómo se desenvolvían unas cobayas humanas en una casa prefabricada, teniendo la espontaneidad como seña principal de identidad, y que hoy son una lacra nauseabunda. En 8 años hemos tenido 10 grandes hermanos, un Bus, nosecuantas selvas e islas de famosos, un hotel glamour, un confianza ciega, y otros tantos programas VIPS (lo mismo pero con famosos de tercera categoría). Salvo de la quema a los programas de aptitudes musicales, porque aunque sabemos que no son más que una fábrica de cantantes mediocres, cuyos insustanciales discos se venderán bien gracias a privilegiadas campañas de marketing, es cierto que no basan su espectáculo en el morbo sino en las actuaciones.

La cinco no pasa nunca más de una semana sin un ñordo de estos, porque sencillamente no se lo puede permitir, no tanto porque tenga que rellenar el tiempo que dedica a galas y resúmenes, sino porque son el tema comodín del que hablar en todos sus espacios de tertulia y despellejamiento.

Invita a quitarse la vida el hecho de saber que esa cadena fue hace unos años (no recuerdo cuándo, pero no hace demasiado) la que más beneficios había obtenido… ¡a nivel mundial!
Estos concursos cuestan dos duros, dan intereses millonarios, y por si fuera poco, reciben dinero a espuertas de los mensajitos de móvil que manda la gente. Es sencillamente lamentable…

Las demás cadenas tampoco se quedan atrás. Su principal competidora, que también es casposa a más no poder (antena 3), se animó un día a hacer lo que hasta entonces había sido patrimonio exclusivo de Televisión española: poner una telenovela. Fue Betty la fea, que al ser original y en clave de comedia, tuvo un éxito sin precedentes. Desde entonces le cogió el gusto y dejó de poner películas por la tarde para tupirnos a novelas que, digan lo que digan sus defensores, siempre me parecerán un subproducto: son falsas, exageradas, estereotipadas, prejuiciosas, y promueven unos valores bastante cuestionables.

Lo peor de todo esto no es la pérdida de calidad, la escasa inversión en espacios culturales o humorísticos (pero que hagan gracia por favor, que parece que la huelga de guionistas no está en Estados Unidos sino aquí), o que prácticamente todo lo que se emite esté pensado para personas con un cociente intelectual por debajo de la media. No, lo peor es que la gente se resigna y se traga lo que le echen. Da igual. Da lo mismo que estén dando una buena película o que estén hablando de a quien se ha tirado la zorra de turno; sencillamente se lo tragan porque…es lo que hay. Más de una vez he estado en casa de alguien charlando, y he vivido con incredulidad cómo la persona pone el programa de chismorreo de turno…por ver algo. Cuando he sugerido que quiten ese desecho, previamente asegurándome de que no le gusta, me responden con dejadez que no hay otra cosa, y para no ver nada mejor ven eso…

¡Por favor! ¡Tengamos un poco de criterio y obliguemos a cambiar la parrilla no encendiendo nuestros televisores! ¡Di no a la resignación borreguil!


3 comentarios:

Anónimo dijo...

La tele apesta!!!

No se q haria sin el canal satelite pq si tuviera q ver solo la tele normal me pegaria un tiro

Es pa marujas!!!

Sara dijo...

Pues yo la verdad, es que, de lo poco que veo la tele, porque por no ver, ya ni veo la novela (sniff) auqnue bueno, pa los ñordos que ponen, casi que mejor....Estamos de acuerdo en que si, todo lo que ponen en la tele es basura, y es basura porque la gente la ve, es la ley de la oferta y la demanda, pero de vez en cuando, muy de vez en cuando, parece que alguien hace algo útil y quitan series y programas de la parrilla porque simplemente apestan. Luego estan las cadenas que sólo dejan una serie que puede ser potencialmente interesante una semana, y si resulta que no es lider de audiencia, pues la quitan.... ¿Qué mierda, no?
Pero si te sirve de consuelo, parece que después de no se cuantos años siendo lideres (de ahi qu eviamos en un pais de borregos) el tomate HA MUERTOOOO!!!! JA - JA- JAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA xDDDD Asi que nada, uno menos! Pero ya saldra algun sucedaneo...
Luego esta ese gran ñordo que es TVE, que no se q cojones hacen con el dinero de los contribuyentes... que está la programacion tan MAL planteada, que joder! Todas las series medianamente buenas, estan en la 2, porque parece que no las ve nadie, y lo que ponen en la 1.... pues parece de television local, en serio, la era ZP se ha cargado la tele publica ( no es que antes fuera una maravilla,pero joder) Yo soy gracias de tener el digital, y poder ver series interesantes, porque de la tele "normal" lo unico, la cuatro, y a veces. DIOS BENDIGA LA FOX!!! xDD
Y con respecto a lo de que las novelas son "subproductos" xDD estamos de acuerdo en que el 98% lo son, y tienes que tener en cuenta que hay muchos paises sudamericanos en los que las novelas constituyen la base de su programacion, asi que.... es casi como algo "cultural". Pero si, yo tengo cierto criterio, joder, no me engancho a todas las mierdas (bueno, aunque ahora que lo pienso he visto cada ñordo que riete xDDD)
Pues eso.... que la tele apesta a culo de mono con diarrea xD

Peibol dijo...

jajajaja, si, leí hoy la noticia y no me lo podía creer. Ahora espero que den la de que Telecinco cierra porque atenta contra la inteligencia y la dignidad, pero no me caerá esa breva..