Translate

martes, 11 de marzo de 2008

Aprendiendo

En apenas unos días tras empezar a escribir este blog llegué a la entrada 25, y pensé que habría que celebrarlo con un artículo especial. Algún tiempo después me planté en la 50 y procedí de la misma manera, y conforme se iba acercando esta, la 75, me veía en la obligación de hacer lo propio. El problema es que no se me ocurre ningún artículo digno de servir para tal celebración, así que con permiso de Borges, tomaré prestada una de sus creaciones más conocidas (si es que realmente es suya, ya que su autoría ha sido bastante discutida), porque mis circunstancias personales recientes hacen que me identifique bastante con lo que expone. Se titula Aprendiendo y dice así:


"Después de un tiempo, uno aprende la sutíl diferencia entre sostener una mano y encadenar un alma.

Y uno aprende que el AMOR no significa acostarse.

Y que una compañía no significa seguridad, y uno empieza a aprender...

Que los besos no son contratos y los regalos no son promesas, y uno empieza a aceptar sus derrotas con la cabeza alta y los ojos abiertos, y uno aprende a construir todos sus caminos en el hoy, porque el terreno del mañana es demasiado inseguro para planes... y los futuros tienen su forma de caerse por la mitad.

Y después de un tiempo uno aprende que, si es demasiado, hasta el calor del Sol puede quemar.

Así que uno planta su propio jardín y decora su propia alma, en lugar de esperar a que alguien le traiga flores.

Y uno aprende que realmente puede aguantar, que uno es realmente fuerte, que uno realmente vale, y uno aprende y aprende ... y así cada día.

Con el tiempo aprendes que estar con alguien, porque te ofrece un buen futuro, significa que tarde o temprano querrás volver a tu pasado.

Con el tiempo comprendes que sólo quien es capaz de amarte con tus defectos sin pretender cambiarte, puede brindarte toda la felicidad.

Con el tiempo te das cuenta de que si estás con una persona sólo por acompañar tu soledad, irremediablemente acabarás no deseando volver a verla.

Con el tiempo aprendes que los verdaderos amigos son contados, y que quien no lucha por ellos tarde o temprano se verá rodeado sólo de falsas amistades.

Con el tiempo aprendes que las palabras dichas en momentos de ira siguen hiriendo durante toda la vida.

Con el tiempo aprendes que disculpar cualquiera lo hace, pero perdonar es atributo sólo de almas grandes.

Con el tiempo comprendes que si has herido a un amigo duramente, es muy probable que la amistad jamás sea igual.

Con el tiempo te das cuenta que aún siendo feliz con tus amigos, lloras por aquellos que dejaste ir.

Con el tiempo te das cuenta de que cada experiencia vivida con cada persona es irrepetible.

Con el tiempo te das cuenta de que el que humilla o desprecia a un ser humano, tarde o temprano sufrirá multiplicadas las mismas humillaciones o desprecios.

Con el tiempo aprendes a construir todos tus caminos en el hoy, porque el sendero del mañana no existe.

Con el tiempo comprendes que apresurar las cosas y forzarlas a que pasen, ocasiona que al final no sean como esperabas.

Con el tiempo te das cuenta de que en realidad lo mejor no era el futuro, sino el momento que estabas viviendo justo en ese instante.

Con el tiempo verás que aunque seas feliz con los que están a tu lado, añorarás a los que se marcharon.

Con el tiempo aprenderás a perdonar o pedir perdón, decir que amas, decir que extrañas, decir que necesitas, decir que quieres ser amigo, pues ante una tumba ya no tiene sentido.

Pero desgraciadamente, sólo con el tiempo..."

5 comentarios:

María dijo...

¿Quién te comenta siempre estas entradas reflexivas? Pues yo, está claro… y esta vez no podía ser menos. Podría hacer una larga reflexión sobre lo que me inspira ese texto, pero creo que seré más breve.

La verdad es que esta poesía de Borges no la había leído nunca. Sin embargo, en general todo lo que he podido ojear de él me ha gustado y especialmente, tal como te dije hace tiempo, un poema titulado “Dime” que es precioso (es posible que pudiera influir el hecho de que la leí en el momento justo y adecuado para que me llegara de una manera más intensa incluso de lo que lo hubiera hecho normalmente). Curiosamente como ocurre con el que pones tú, aunque se le atribuye a él, en algunos lugares he visto que su autor original es Gustavo Alejandro Castiñeras. De todas formas, aquí lo dejo, para ti y los lectores de tu blog, porque creo que vale la pena leerlo:

DIME (nombre original “Poema de un recuerdo”)

Dime por favor donde no estás
en qué lugar puedo no ser tu ausencia
dónde puedo vivir sin recordarte,
y dónde recordar, sin que me duela.

Dime por favor en que vacío,
no está tu sombra llenando los centros;
dónde mi soledad es ella misma,
y no el sentir que tú te encuentras lejos.

Dime por favor por qué camino,
podré yo caminar, sin ser tu huella;
dónde podré correr no por buscarte,
y dónde descanzar de mi tristeza.

Dime por favor cuál es la noche,
que no tiene el color de tu mirada;
cuál es el sol, que tiene luz tan solo,
y no la sensación de que me llamas.

Dime por favor donde hay un mar,
que no susurre a mis oídos tus palabras.

Dime por favor en qué rincón,
nadie podrá ver mi tristeza;
dime cuál es el hueco de mi almohada,
que no tiene apoyada tu cabeza.

Dime por favor cuál es la noche,
en que vendrás, para velar tu sueño;
que no puedo vivir, porque te extraño;
y que no puedo morir, porque te quiero.


Besos nené

Anónimo dijo...

Por el mucho aprecio que le tengo a Borges me permito aclarar que al menos la primera mitad de ese texto es una traducción del poema "After a while" de Ms. Veronica A. Shoffstall, publicado originalmente en su colección de internet "Mirrors and other insults". Cualquiera que haya palpado la densidad de la prosa de Borges (en cuentos como Funes el memorioso -¡ejem!-) se daría cuenta de que esas futilidades no las ha podido escribir el argentino (y no sigo por ahí para no frustrar al esforzado blogger). Otra pista que delata que el texto no se ha escrito originalmente en español son construcciones pintorescas como "y los futuros tienen su forma de caerse por la mitad" (!) que es una ¿traducción? de "and futures have a way of falling down in mid-flight".

María dijo...

Interesante tu comentario "Anónimo". A medida que iba leyendo el texto de la entrada, me iba resultando que esos pensamientos en cierto modo (y espero que se me entienda bien) "banales" e inconexos no parecían demasiado propios de Borges...

Es más, le comentaba esta tarde a Pablo que el texto en conjunto no me dijo nada porque me da la sensación de que es muy disperso. Se pueden sacar algunas reflexiones de él y no digo que la idea final no sea importante (con el tiempo nos damos cuenta de muchas cosas), pero me sonó más a cadena de email que a poesía :S

Peibol dijo...

¡Váyanse al carajo los dos! jajajaja

Puedo tirar la primera piedra porque tal y como advertí, no estaba seguro de que fuera de Borges; y aunque no es el novamás de las creaciones literarias, me llamó la atención, y quise remarcar ciertas frases tanto porque me gustan como por constituir mensajes encriptdos para ciertos conocidos.

P.D: Me gusta la sutilidad de ponerte como anónimo para que sólo yo sepa que eres tú, mi tocanarices favorito :p

María dijo...

Yo también sé quién es XD :P