Translate

sábado, 21 de junio de 2008

Mi ley de Murphy


No he estudiado las leyes de Murphy a conciencia, pero seguro que alguna hace referencia a lo que me pasa cada vez que se acercan los exámanes, o como mínimo a algún caso equiparable. No me refiero a la facilidad con la que me distraigo estudiando, o a la tan extendida costumbre de dejarlo todo para el último día, que también, sino a que siempre, invariblemente, me ocurren sucesos desestabilizadores por estas fechas.

Es algo que viene de lejos pero que ocurre más a menudo desde hace pocos años; ya puedo pasar los meses de poca exigencia académica sin ningún sobresalto en mi vida, que en cuanto llegan Febrero, Junio y Septiembre, comienza a sucederme de todo. Es posible que la búsqueda de distracciones con las que combatir la tediosa rutina de la biblioteca, tenga algo que ver, pero no constituye una explicación suficiente; cuando no es una alegría es una desgracia, y si no, al menos algo lo suficientemente novedoso o sorprendente como para que no tenga la cabeza en los apuntes.

Podría empezar a pensar que la culpa de mi bajo rendimiento no es mía sino de los caprichos distractores del devenir, porque al menos así me sentiría menos frustrado, o quizás lo que realmente debería hacer es dejar de conectarme para escribir tonterías, y sentar el culo en una silla y concentrarme… cualquier opción es válida.

¡Que les sean leves los exámenes!

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Yo estoy de acuerdo. ES mas a mi me pasaba tambien pero de verdad que parecia que el destino me lo hacia adrede. Siempre he sido una persona muy sensible pero no soy de facil preocupacion a no ser que el tema lo requiera. Pues yo nose que coño me pasaba a mi cuando estudiaba en la universidad que cada vez qe empezaban los examenes tenia un problema personal. Sino era que me dejaba el novio al cual yo queria mucho y no podia dejar de pensar en el, era un problema familiar, mi madre se quedaba sin trabajo etc etc....era horrible, cada vez que llegaban esas fechas me sentaba a esperar el desastre y sin mucha dilacion, llegaba. por lo menos estaba avisada...
Mery

Anónimo dijo...

Si, si, mucha ley de Murphy y mucho bla, bla, bla... tu sigue así!! xddddd Menos LEYES y entraditas y mas estudias Co...NES!! ejejejejej
besitos pleys!
Nikole

Busanana dijo...

Lo mio creo que se trata directamente de alergia a los exámenes... Y ahora que solo me quedan 3 para terminar el suplicio la cosa va a peor!
O quizás no sea alergia...
Empiezo a creer que no le caigo bien a mi cerebro (probablemente en represalia por mi mala relación con mi culo -con perdón-)Así que debe haber decidido amargarme para ver si le libero... y lo haría encantada! pero momento no he encontrado un médico dispuesto a hacer la operación.
Ánimo y a por ellos! que son ¿pocos? y cobardes!

Mike Parga dijo...

No podría estar mas de acuerdo contigo, es la entrada con la que más me he identificado (no las he leído todas aun).
Me recuerda a un escrito que tengo pendiente, similar por su tema pero descuida no es plagio, lo tengo desde hace mucho inconcluso y solo se parece en temática al tuyo.
Sigo recordánte que tu blog es muy bueno.
¡Saludos!