Translate

martes, 22 de julio de 2008

Donde dije "digo", digo "Diego"

Como ya dije aquí, los seres humanos somos contradictorios hasta el hastío, y no se puede asegurar no beber de cierto agua, porque más de una vez tendremos que tragarnos nuestras palabras por decir Diego donde dijimos digo. Llevo media vida huyendo del color blanco para vestir porque no me resulta atractivo; me parece que lejos de resaltar mi moreno me hace un color extraño, y a pesar de ser un símbolo de elegancia, pulcritud y pureza, siempre me ha parecido vulgar y simplón (¡cuánto daño han hecho las camisetas de publicidad!). No me gusta. Hay a quienes le queda bien, pero a mí no me agrada en absoluto… hasta hoy, porque he roto conmigo mismo comprándome una camisa y una camiseta (ambas de manga corta, que estamos en verano), del color prohibido, y me encanta verme con ellas. ¿Qué me pasa? ¿Será este el principio del fin de mis dogmas y censuras textiles? ¿Acabaré comprándome pantalones piratas cargo, llenos de antiestéticos bolsillos abultados y cintitas? ¿Me pasaré a la tan extendida moda del polo rosa de los barriobajeros? ¿Eliminaré el veto a las camisetas con grandes y horteras letreros dorados, que anuncian la marca a los cuatro vientos? Dios… ¡Dime que no!

Ayer estuve a punto de comprar una camiseta amarillo pollo de una intensidad cromática hiriente, semejante a la piel de un peluche falso de piolín. Cuando me la vi puesta me contuve y la dejé en la tienda, pero quién sabe cuánto más aguantaré fiel a mis ideales estilísticos…

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Me identifico mucho contigo, me ha pasado no me gusta reconocerlo pero me ha pasado, siempre he huido de las modas como de la peste, no me gusta ser la tipica persona que sigue la moda, la tipica tia que nunca mejor dicho es tipica, porque todas hoy en dia van iguales. Primero fueron los pantalones pesqueros, me juré a mi misma que jamas los llevaria, un dia me probe uno y descubri que es la cosa mas comoda jamas inventada. y ayer, me descubri a mi misma comprandome uno de esos pantalones que se usan ahora que son super pegados hasta los tobillos....yo tampoco se lo que me pasa, con estos pantalones se que me podre poner botas altas sin tener arrejuntado el vaquero y eso me alegra!!!!yo, que me prometi a mi misma que no usaria otra cosa que campanas!!.
Pero eso si, no pienso pasar jamas por la moda que hay ahora de las victorias, eso si es una horterada, hace años cuando eran los tenis mas cachambrosos que podias tener, como los crube, me los puse pa carnavales, y dios mio que horrible, primero que tinen una suela minima y parece que caminas descalza, que dolor de espalda me entro aquella noche!! y segundo que parecia que caminaba sobre todos los meados de la calle.
en fin que ya me veo como mi madre hoy en dia dentre de 30 años mirando una foto del año catapun y diciendo, pero como podia tener yo esos pelos y no darme cuenta?? somos victimas de la moda queramos o no. el tiempo una vez mas, lo puede todo.
Mery

Oliver dijo...

Los piratas cargo, nunca!!!! El color blanco si, sobretodo en verano, favorece cuando la prenda aún no tiene demasiados lavados, luego ya, lo que un día fue blanco, se vuelve amarilloso y no viste nada, Gracias que Dios ha colocado en la Tierra el Oxi-action, y gracias a que vivo en esta época lo puedo disfrutar. saludos

peibol dijo...

Si es que desde que la mujer de Neutrex con pelo de fregona, vino del futuro, nuestras vidas no han sido lo mismo XD

Imantada dijo...

Como te vea con el letrero dorado... me divorcio.

peibol dijo...

Jajajaja, descuida, eso nunca pasará

Oliver dijo...

A ver cuando nos deleitas con un nuevo post, parece que las altas temperaturas chicharreras están haciendo mella en tu superblog, daré un paseo por tus entradas más antiguas para amenizar la espera. Saludetes

peibol dijo...

Pues tienes para rato, así que hala... a entretenerse :p (y gracias por lo de superblog)