Translate

miércoles, 24 de diciembre de 2008

¿Ya es 24?

A pesar de ser el doble de largas que las vacaciones de semana santa o carnavales, las navidades nunca me cunden; me saben a poco, se pasan corriendo, y cuando me quiero dar cuenta ya estoy de nuevo en clase.
El problema es que en estas fechas haces de todo menos descansar, especialmente en los días clave. Hace mucho que no me comprometo con nadie el 24, 25 o 31, porque sé que los pasaré haciendo recados de última hora. Tradicionalmente hacíamos la cena de nochebuena en casa de mi abuela, pero si bien es cierto que siempre ha sido la mujer angustia a la que todo le genera ansiedad, últimamente tiene esa faceta más acentuada, así que hemos pasado a hacerla en mi casa, para que tenga una cosa menos de la que preocuparse. Además está empezando a contagiarse de los desvaríos de sus hermanas, que están como una cabra; no asume que sean mayores y no se les pueda hacer caso, y ofrece cierto grado de credibilidad a las pajas mentales que le cuentan, generándole más estrés. La más célebre había sido la teoría de que querían matar a mi madre; ahora su autora, que es la más trastornada de mis tías abuelas, la ha derivado a que los de la residencia están compinchados para ponerle un alijo de droga en el maletero, porque quieren que acabe en la cárcel. Dentro de poco intentará convencernos de que mi madre es en realidad un hombre, o me dirá con voz ronca la próxima vez que la vea: "Pablo, yo soy tu padre..."

Volviendo al tema, no fue hasta ayer cuando realmente caí en que estábamos en nochebuena, y como siempre, este año me tocará salir a comprar regalos a última hora. En mi casa siempre hemos sido más de Reyes que de Papa noél, pero siempre nos dejamos algún detalle; como somos un desastre nunca los tenemos comprados a tiempo, y queda feo decirlo, pero si no es por mí, que estoy pendiente de estas cosas, seguro que alguno se quedaría con tres palmos de narices. De hecho, en más de una ocasión he estado a punto de quedarme sin regalos, porque los demás se desentienden, y luego sale mi madre como una loca el 5 de Enero a pelearse por lo que queda. ¡Hay que joderse!El año pasado, 20 minutos antes de que cerraran las tiendas, le pregunté si tenía algo para mi padre; cayó en la cuenta de que no, así que me dio dinero, me vestí con cualquier cosa, y salí corriendo (literalmente) al centro, para meterme en Springfield y comprarle lo que fuera. Los minutos se iban acercando peligrosamente a la hora del cierre, sorteé farolas y personas, estuve a punto de comerme el suelo, y llegué justo a tiempo de que no me cerraran en las narices. Entré, elegí lo más rápido que mi indecisión me permitió, y cuando me di la vuelta habían bajado la puerta para que no entrara nadie más. De haber llegado un minuto más tarde habríamos tenido todos regalo menos él. Somos lo peor.

Este año ya me he encargado de que todo el mundo tenga algo, y aún así, en cuanto publique esto tengo que ir a comprar una cosa de mi padre y otra de mi hermana para, a continuación, envolverlo todo, recoger mi cuarto, y estar a merced de mi madre y lo que se le ofrezca en la cocina. ¡Qué estrés de celebración!

14 comentarios:

Nils dijo...

Pablo, YO soy tu padre!

El Sombrerero Loco dijo...

Yo tb cai ayer en la cuenta de ke hoy YA era 24 de diciembre... y hoy me he levantado, he ido a otra ciudad a ver una feria de Navidad que ya no estaba abierta al publico, a comprar loteria del Niño, a una administración que habia 2 esquinas de cola y no me he kdado, a desayunar con una amiga que tenia tanto trabajo que al final no ha podido salir... total que me he levantado a las 7 para nada, porque además tenía que hacer tiramisú como postre para esta noche pero me olvidé de recoger los tarros en casa de una amiga así que nada, xD y encima esta tarde, mañana y pasado trabajo :D me kda el sábado y el lunes para ultimar los detalles de mi viaje y seguro que me olvidaré algo y horas antes tendré que salir corriendo a algún lao a comprar algo... estrés.
Que vaya bien la cena con tus tías-abuelas. Besos!

La exorsister dijo...

Pues si, deja de escribir tonterias y ponte a recoger tu cuarto!!

Yo voy a hacer lo propio con el mío

peibol dijo...

A Nils:
¿¡Y cómo no me lo habías dicho antes!? XD

A El Sombrerero Loco:
¡Es horrible, la nochebuena siempre coge desprevenido! Yo sin embargo, a pesar de todo lo que tengo que hacer, me desperté tarde, porque no quiero estar durmiéndome esta noche y meterle la copa en el ojo a alguien cuando hagamos el brindis.

A Mi exorsister:
¿Será posible? Yo no he recogido, pero gracias a mi escapada de el mediodía tienen todos regalos de Papa Noél; más les vale tener algo para mí, que les conozco... ¡Gentuza!

Saludos a todos ;)

JuanRa Diablo dijo...

Je, todos somos un poco clones en estas fechas, Peibol. Esas carreras de última hora yo creo que quitan varios minutos de vida como poco. Me parece que será cuestión de que vayamos poniendo avisadores en el móvil y así el 5 de abril sonará pitido y leeremos: "Compra ya el regalo de Reyes para papá", el 7 de mayo otro... y así. Tú sabes qué gusto llegar diciembre con todo hecho? Yo no lo he hecho nunca pero pruébalo tú y ya me cuentas.
Un saludo

Anónimo dijo...

Yo recuerdo un año, el dia 5 de enero, bueno ya era 6, que mi madre toco en el portero a las 5 de la mañana, nos desperto para que le ayudaramos a subir los regalos....peor que eso no hay nada. Estoy feliz por decir que este es mi primer año, mi primer dia 25 en cuatro años en el que no trabajo todooo el dia. porque trabajar en un sitio de comida rapida qe no cierra ningun dia del año es muy chungo.
feliz navidad amigo.

Mery

peibol dijo...

A JuanRa Diablo:
El caso es que hace unos años éramos un poquito más organizados, pero no sé que nos ha pasado a todos. Será la edad...

A Mery:
¡Pobre currante! Disfruta de esta navidad libre, que nunca sabes cuándo se va a repetir ;)

Saludos

Chocolatecontrocitos dijo...

Muy bueno, muy real... vamos, te entiendo perfectamente... ¿tú no serás el pequeño de la familia verdad?

Tienes en mi blog un Butterfly Award para ti, por tus entretenidas y amenas entradas.

Feliz Año Nuevo.

Oliver dijo...

UUUUUyyyyyyyy!!!!!
Te digo lo que pienso de la gente que compra todo diez minutos antes de cerrar???? je je je
La verdad que estas fiestas son de lo más estresantes pero merece la pena luego el banquete y demás, saludetes y feliz año, Pablo.
Saludetes

peibol dijo...

A Chocolatecontrocitos:
¡Si! Has acertado... soy el pequeño, ¿no debería ser por tanto el que más atenciones tuviera, en lugar del más explotado? XD

Acabo de pasar por tu blog; muchísimas gracias por el premio. En cuanto tenga a mis diez seleccionados haré una mención por aquí. Un beso y Feliz año nuevo a ti también. ;)

A Oliver:
Teniendo en cuenta que trabajas en una tienda, no debes tenerle mucha estima a esa gente, ¿no? XD

Yo he decicido que hoy es el último día que salgo a comprar; a partir de ahora que lo hagan mis padres, que ya les toca ;)

Saludos

Peter Pan dijo...

pues si, que estress. Este año casi enfermo del estress de regalos, familia... etc

Chocolatecontrocitos dijo...

De nada hombre, tu blog lo merece.

Yo también necesité mi tiempo para encontrar mis diez...

Lo sabía, sabía que eras el pequeño... me reconocí desde el principio, yo también lo soy y me pasa algo muy parecido... sí, deberíamos recibir más atenciones pero yo creo que eso es cuando somos peques, luego, como ya nos ven más grandecillos y despabiláos, nos encasquetan todo... ahora sí te digo que a mí lo de comprar regalitos y envolverlos y todo eso me encanta... otras cosas que me endilgan no... pero buenooooooooo... qué le vamos a hacer...

Un abrazo de vuelta.

Anónimo dijo...

Parece que eres el centro de tu familia. no se si eso es bueno o es malo. Te confesaré algo. Tengo hijos pequeños. El mayor de ellos se las arregla para reunir algo de dinero y desde hace dos años me sorprende con un regalo. te aseguro que se me pone un nudo en la garganta y que soy incapaz de evitar que me salten lágrimas, ¿lo entiendes? Yo todavía no.

peibol dijo...

A Peter Pan:
Yo también, aunque finalmente me desentendí un poco de las compras, porque estaba hasta los cojones.

A Chocolatecontrocitos:
A mí también me gusta (si no, no haría), pero hasta ciertos límites. ;)

A Anónimo:
¡Es que los "niños" tenemos ese poder! Mi hermana y yo llevamos diez años regalándole a nuestros padres, y aunque nuestro poder adquisitivo sea escaso, sé que siempre "les llega" el detalle.

Saludos ;)