Translate

miércoles, 25 de febrero de 2009

Carnavaleando

El carnaval de Santa Cruz de Tenerife es el más conocido de España, y un referente a nivel europeo y mundial. Yo soy joven y chicharrero (santacrucero), y sin embargo no soy carnavalero. Soy raro.
En realidad no es que no me guste, todo lo contrario; me parece divertido y original, y constituye una buena ocasión para hacer algo diferente. El “problema” es más bien que salir de fiesta no es lo mío, y ya sea dentro de un bar o disfrazado en la calle, no es el ambiente en el que más cómodo me encuentro.

Durante años salí con la gente de mi clase, con quienes recuerdo divertirme, pero realmente no sé cómo lo conseguía. Supongo que entre que llegaban todos, pasábamos por el kiosco del colegio, íbamos a la feria, comíamos algo y enredábamos el tiempo, se pasaba la noche, resultando que, a pesar de estar de fiesta, me divertía. Un buen día me di cuenta de que realmente no pintaba nada allí, y desde entonces no volví a salir.
Lo que aún sigue gustándome es ir a la calle a juronear, a respirar el ambiente, a dar una vuelta por las calles llenas de gente disparatada y con ganas de diversión, y sobre todo a deleitarme con los disfraces, que al fin y al cabo, son la esencia de esta celebración.
Existen diferentes tipos de carnavalistas en base a la edad, personalidad, ingenio e intenciones. A grandes rasgos son los siguientes:

1 - Simplones: Suelen (o solían) ir vestidos de peluche, y aunque afortunadamente cada vez hay menos, hubo una época en que era el disfraz oficial de los adolescentes. Cuando yo salía así, lo hacía como debe ser: me ponía el mono peludo, me pintaba la nariz de negro, y si estaba inspirado me maquillaba el resto de la cara; conforme pasaba la noche acababa amarrándome la parte de arriba a la cintura, pero no lo hacía desde que salía de mi casa, como hace ahora todo el mundo. Los peluches han sido suplantados por un disfraz aún más simple: Los uniformes, es decir, ponerse la ropa de trabajo de empleos reconocibles (sanidad, policía, mecánicos, etcétera). En el caso de los chicos, es también muy socorrido el recurso putón verbenero con pinta de travesti, ya sea por sí solo, o bien combinado con lo de las profesiones habituales (el colmo de la originalidad).

2 - Buscones : A bailar se sale todo el año, en carnavales la gente sale a follar. De ahí que insistan tanto las campañas que promueven el uso del condón, y que este año los hayan repartido de una forma tan masiva. En consecuencia, la sutilidad suele brillar por su ausencia, y resulta fascinante ver el ingenio de la gente, para procurarse disfraces minimalistas con la máxima de enseñar toda la carne posible. En el caso de las chicas da igual de qué vayan, sea de lo que sea, se las arreglarán para ataviarse con el escote más pronunciado y la mini más corta que haya. Las más morbosas suelen ir de “diablitas”, enfundándose libidinosos trapitos de cuero, que complementan con una diadema de cuernitos. Si sustituimos los cuernitos por dos orejitas peludas, irán de ratón, o de osito... ¡Las posibilidades son infinitas!
En el caso de los chicos lo más socorrido es el tema mitológico: Grecia, Roma, Egipto, Esparta…; da igual la procedencia mientras puedan mostrar el torso que se han procurado a base de gimnasio. El año de la película 300 aquello fue un verdadero espectáculo, y es que gracias a la misma, pudieron salir en capa y calzoncillos con cierta justificación.

3 - Anodinos: Personas que salen disfrazadas pero que más valdría que salieran “de calle”, o que directamente se quedaran en casa. Sus disfraces son sosos, cutres e insípidos, y resultan tan apáticos como la cara de algunos de sus portadores. Suelen ser personas mayores que lo hacen por consideración hacia sus cónyuges, o foráneos desubicados.

4 - Carnavaleros: Aquellos que realmente viven la fiesta, y que independientemente de la calidad y originalidad de sus disfraces, saben disfrutarla de verdad. La máxima expresión de estos se encuentra en el siguiente grupo:

4.1 - Payasos : No me refiero a los que van vestidos de payasos, sino a los que son payasos por definición, en el mejor sentido de la palabra; personas que se curran unos disfraces tan originales como divertidos, y que lejos de ir a lo suyo, tratan de llamar la atención y hacer pasar un buen rato a los demás. Estos últimos elementos son los que hacen que realmente merezca la pena salir a la calle a ver el ambiente. Hay mucha creatividad por ahí suelta.

4.2 - Homenajadores : De lo mejorcito junto a los payasos; son gente que se propone disfrazarse de un icono o personaje popular, y lo hace con todas las de la ley, elaborando una caracterización a mano tan perfecta y digna de admiración, que da miedo acercarse a ellos por si se la estropeas. Si en ediciones anteriores triunfaron los Jack Sparrow, este año auguro una invasión masiva de Jokers y Amys Winehouse.

Por último, están los Voyeurs ( 5 ), o lo que es lo mismo, gente como MaRía y yo, que salimos sin tan siquiera un fisquito de purpurina, como si de un día cualquiera se tratase, pero enseguida nos contagiamos del buen rollo callejero.


¡Feliz carnaval… y cuidado con lo que se hace!






18 comentarios:

Stultifer dijo...

Un sombrero. Es el mejor disfraz y recoje todas las acepciones de las que has hablado.

Nils dijo...

es el más conocido de España Es gracioso cómo dependiendo de qué zona de España seas varía cuál es el Carnaval más conocido de España jejeje

El extraño desconocido dijo...

Supongo que al de Cádiz se le ha dado mucha publicidad, pero coincido en que el de Tenerife es el más famoso, también en el extranjero.

Buen análisis el tuyo... yo también me incluyo en el último grupo, oye. Qué aburridos somos!

:-D

JuanRa Diablo dijo...

Bueno, al menos como buen chicharrero has promocionado desde tu blog los carnavales de tu tierra, que desde luego tienen una fama enorme.
Y me ha quedado más que claro con esos grupos y subgrupos :D
Digo yo que para hacer de Amy Winehouse hacen falta al menos seis pelucas una encima de la otra.
Dos cosas:
1)A ver si me mandas para el Museo alguna foto de diablos (o diablitas :P)
2)Que usted lo pase bien. Como bailar ya se baila todo el año, entretente con "otras cosas"

peibol dijo...

A Stultifer:
Lo de recoger todas las acepciones es matizable... tendría que ir desnuda la persona, sólo con un sombrero, para que se pudiera clasificar de buscona XD

A Nils:
Ya, supongo que a todos nos pasará un poco lo mismo, pero en este caso no lo decía por amor a mi tierra, sino porque, en general, es lo que siempre he oído de islas hacia afuera; es también al que más referencia oigo que hacen en series y películas nacionales ;). Eso sí, si fuera gaditano igual no diría estas cosas XD

A El extraño desconocido:
¡Ahí estamos! El de Las Palmas también es bastante conocido, pero es sobre todo por la gala drag. Si quieres ser don Guay, como dices en tu blog, no puedes estar en el último grupo, así que tú verás lo que haces XD.

A JuanRa Diablo:
Sí, tiene una fama enorme, pero en honor a la verdad, de un tiempo a aquí están decayendo, desde que han instaurado mil normas protocolarias sobre ruidos y demás.
Conozco a un grupo que iba a ir de "Amys", y se pegaron jeringuillas al vestido. ¡Qué mala leche tiene la gente!

PD1. No pienses que me he olvidado, es sólo que no he dado con nada, y como no valen fotos de internet...
Estaré alerta ;)

PD2. Jajajaja, eso haré, pero porque me lo dices tú, no porque quiera XD


¡Saludos a todos!

La exorsister dijo...

Se te ha olvidado el grupo de los "reciclados", esa gente que se hizo un disfraz hace 8 años y se ha convertido en su "uniforme" de carnaval (yo podría incluirme en ese grupo), tenemos los trogloditas, piratas y por supuesto las brujas!, siempre acorde con la temática del año de confección de disfraz.
Y también, los personajes del carnaval, como el de la palmatoria, fidel castro, la cerdita pegui, charleston....

Oliver dijo...

Yo tampoco soy muy de carnaval, antes si pero ya todo es mas de lo mismo, me da pereza tan sólo pensar en qué ponerme, además las amanecidas de carnavales son lo peor que recuerdo, frío, mogollón, gente vomitando.... el infierno en la tierra

El extraño desconocido dijo...

Qué cagada, tienes toda la razón! Si es que... no se puede despistar uno ni un segundo, jeje.

Lillu dijo...

Uf, yo lo paso mal porque vivir aquí y decir que no te gustan los carnavales es como ser gallega y decir que no te mueres por el marisco... ... oh... qué coincidencia :P

Yo me meto en mi casa en cuanto vuelvo del trabajo y espero pacientemente hasta que terminen estos días de jolgorio, desfase, ruido y botellón :D

saluditos!

peibol dijo...

A La exorsister:
Cierto... pero 5 es un número más redondo que 7, y ahora me da pereza cambiarlo...

A Oliver:
¿Verdad? A mí es que me da también una pereza que ni me lo planteo. :s

A El extraño desconocido:
¡Es que no estás a lo que tienes que estar! Aunque siendo tan grande el cambio que quieres implementar en tu vida, es comprensible (que no perdonable) XD

A Lillu:
Créeme si te digo que te comprendo; soy un extraño veinteañero que no bebe, no fuma, no le gustan los carnavales, le gusta salir a correr, y prefiere un libro que la tele... pero no se lo digas a nadie, que no quiero que me miren mal :s


¡Saludos a todos!

Yopopolin dijo...

jeje, muy buen analisis del carnaval... a mi tampoco es que me guste especialmente... no le encuentro el puntillo al carnaval... xD

salu2

AmoaGuilleMostaza dijo...

Pues mira,donde yo vivo no celebramos carnaval!el año que viene se planta aquí y nos vamos de borracheron,cualquier excusa es buena.jajajajajaja
Saludetes!!!

Nils dijo...

Ojalá pudiera ayudarte con los template, pero a mí me lo han tenido que hacer prácticamente. Igual si te bajas uno de Internet de tres columnas pero no tan complejo como el mío, te funciona.

peibol dijo...

A Yopopolin:
Estoy empezando a ver que hay más no-carnavaleros de los que pensaba... :p

A AmoaGuilleMostaza:
Hombre, entre Tenerife y la Castilla profunda... no sé qué decirte XD. Pero sí, debería aprovechar estos días para viajar :)

A Nils:
Estás vendido a los amigos informáticos como yo entonces... gracias de todas formas ;)


¡Saludos!

Anónimo dijo...

Hola! Pues yo no soy muy carnavalera, me gusta pero tampoco es que sea algo que me pierda. En unos buenos años, solo he salido en contadas ocasiones. Eso sí, ya que salgo me visto:P. Y como bien ya sabrá tu hermana, soy del grupo de las uniformadas, bruja hasta la muerteeeXDD.

En relación, a lo de ser más conocido, como decían por aquí, salen miles de carnavales conocidos de España. Yo creo que lo que hace grande este, es la afluencia de gente que hay y que aún estando Franco, aunque fuesen en las casas nunca se perdió la tradición de celebrarlo.Vamos, que desde peques estamos inmersos aunque no lo queramos en esta cultural del carnaval.


Un saludo, tu lectora en la sombra;)
Lucyinthesky

peibol dijo...

A Lucyinthesky:

¡No sabes cuánto me alegra verte por aquí! A ver si te prodigas más... :)

Al menos eres uniformada con un disfraz con fundamento, y no con una bata de médico; mis primas llevan años saliendo con el mismo disfraz, pero es que es bonito y atemporal, y siempre triunfan, así que... ¿por qué cambiar?
Estoy de acuerdo en que lo que hace "especiales" a nuestros carnavales, es que siempre hayan existido, aún cuando estaban prohibidos, y se les denominaba eufemísticamente "fiestas de invierno"; eso, quieras que no, hace que todos hayamos mamado un poquito de cultura carnvalera, aunque luego no los sigamos.

Un abrazo.

Anónimo dijo...

Yo antes era mucho más carnavalera, cuando era pequeña para mi el carnaval era ir a la feria disfrazada y cuando crecí descubrí que había algo más. En cuanto a disfraces se refiere yo soy como dice tu hermana, que me puse uno hace años y no lo cambio: hombre en calzoncillos, lo voy modificando segun sea conveniente, por ejemplo, este año, de zombi en calzoncillos...y es muy comodo. Recuerdo un año que me difracé de Chun ly, la china de street faiter, pero todo el mundo me confundia con la del tekken3...en fin.
Una cosa que si odio es a las tipicas adolescentes que se les ve el culo y las tetas por doquier, pero es que sus padres no las ven salir de casa? por dios!!!
De todas maneras los carnavales esta bien vivirlos, seas del grupo que seas, la cuestion es estar en uno.

Mery

peibol dijo...

Yo creo que a todos nos pasa lo mismo, que pasados los años el carnaval nos va dando cada vez más pereza.