Translate

lunes, 18 de mayo de 2009

La zorra que me quemó

¿Han oído eso de que a veces es peor el remedio que la enfermedad? Pues ese dicho se inventó para casos como el siguiente:
Resulta que me había salido un ambigüo granito jodelón en la nariz, de esos que no se sabe si son granos, lunares, bultos, o qué coño, pero que toca mucho las narices (nunca mejor dicho). Como no se decidía entre cicatrizar o dejar de hacerlo, aproveché una visita al médico por otra historia, para preguntarle qué me recomendaba para que terminara de curarse, que estaba ya hasta los cojones. Me dijo que su enfermera me lo quemaría en un segundo, y como no era la primera vez que me quitaban alguno (en otros sitios, eso sí), accedí de inmediato.

Pase a su consulta esperando que sacara el llamado bisturí eléctrico: un "boli" con la punta al rojo vivo, que actúa en un segundo, haciendo que te olvides para siempre de la molestia, a cambio de un instante de dolor y unos días con una caspita microscópica. La lerda esta se fue a un procedimiento más arcaico: la quemadura con nitrato de plata. Se trata de un compuesto químico que hay que utilizar con máxima precaución, que deja una mancha negrísima en el punto a eliminar, y que tarda en desaparecer mil años, pero al hacerlo, deja la piel como nueva; claro que en aquel momento, yo no sabía nada de eso. Por lo que luego averigüé, es una técnica que no se suele utilizar en la cara desde hace años, y si se lleva a cabo ahí, se hace con sumo cuidado, aplicando la dosis justa con un utensilio muy fino y preciso, y con toda las zonas cercanas cubiertas por una gasa. La magamierda esta lo hizo con una especie de bastoncillo de oído bien empapado, que no sólo hizo que la manchita pasara a manchón, sino que me dejó engorrinado el cachete, la nariz y la sensiblísima piel de cerca del ojo. Cuando llegué a mi casa tenía media cara como si viniera de trabajar en la mina. Me lavé con abundante agua y jabón y se fue lo más superficial, pero aún sigo pareciendo un desgraciado al que le han dado un piñazo, o un hediondo con manchas de grasa; y la verdad, no sé que es peor.

Sobre la marcha volví al centro médico a ver qué coño hacía con ese estropicio, y el enfermero de guardia (la muy perra ya no estaba), me explicó las precauciones que debía tomar para que no me empeorara. Por culpa de la retrasada que me atendió, debo estar un mínimo de dos semanas con cremas cicatrizantes, huyendo del sol y llevando una gorra… ¡una gorra! (no sé cómo será fuera, pero en Canarias son patrimonio casi exclusivo de los quinquis). Al verme en el espejo con la gorra, las gafas de sol y la chaqueta, me di grima; parecía un exhibicionista esperando a dar con alguna anciana para insinuarme, y todo esto no ha hecho más que empezar…
Encima, cuando me hizo “la cura”, me salpicaron unas gotitas en la ojera, que me limpié rápidamente con el dedo, haciendo que se transformaran en manchas diluídas (menos es nada). Mi padre me dijo que diera gracias a que no me cayeran más arriba, porque me habrían desgraciado el ojo con toda seguridad. Unos milímetros más de salpicón, y ahora podría estar en el oftalmólogo esperando un transplante de córnea.

Ya fui a una dermatóloga con fundamento para ver qué me recomienda, pero según me ha adelantado, esto puede ir para largo. De momento estoy tramitando la queja y el papeleo para una posible denuncia, pero de todas formas, si en estos días oyen el dramático caso de una enfermera a la que le han tirado ácido a la cara, no busquen culpables; habré sido yo.


22 comentarios:

Nils dijo...

Haces bien denunciando, porque si encima de que coge un mal tratmiento no lo aplica bien y salpica por el resto de la cara, a saber si no desgracia al siguiente. hay que parar a esas señoras con mala praxis!

Indo dijo...

jjajajajaja!!!
ay, pobre. al menos no soy la única a la que los méicos hacen perrerías. yo esque procuro que no me toquen salvo casos de máxima gravedad porque todo lo joden.
denuncia, tápate del sol y haz todo lo que quieras... pero ya no hay mucha más solución que la crema cicatrizante y paciencia.

me ecantó el plan exibicionista de abuelas, jijijiji...

por cierto, en esta semana recojo los premios, mil gracias!!!!

Anónimo dijo...

Ya lo he dicho yo muchas veces y lo que te pasa a ti no le pasa a nadie...me parece bien que la denuncies porque si no sabes hacer tu trabajo ya te puedes quedar en casa y con la medicina hay que tener mucho cuidado. Pero otra cosa es que yo te he visto y si, me creo tu historia pero ya no tienes mancha ninguna, claro que uno mismo se ve mas defectos que los demas, no te obsesiones y te lo dice una obsesionada de la cara...

Mery

H@n dijo...

CHOS!!!!!!

loco, denuncia sin falta!!!!

Me has puesto de toda la mala hostia! que malapraxis joder! que capulla!!! y lo peor esque lo mismo y le culpa al médico...T_T'

pero alguien tiene que responder... eso no puede ser... en fin, mucho ánimo, y suerte con tu etapa pseudokinki ^^

peibol dijo...

A Nils:
Es que es eso, no es tanto una necesidad de venganza, sino que considero necesario que le den un buen tirón de oreja, ya que al próximo sí puede quemarle el ojo :s

A Indo:
Ya me estoy tapando del sol, pero gracias a los milagros de la crema cicatrizante que me mandó mi dermatóloga, se ha reducido bastante.
De nada por los premios ;)

A Mery:
No, la manca negra negrísima ya se ha ido diluyendo, ahora queda más bien la sombra decolorada, que no deja de ser mancha tampoco. Y no es obsesión... ¡es justicia!

A H@n:
Jajajajaj, gracias por la empatía y los ánimos. Igual con mi etapa quinqui conozco a gente diferente, que hay q tener amigos hasta en el infierno XD


¡Saludos!

Superpatata dijo...

Qué fuerte no?? Desde luego... la tipa esa tenía que haber tenido más cuidado. Digo, digo, tan cerca del ojo... madre mía, para haberte dejado ciego. Yo tengo una verruguita insignificante, pero muy cerca del ojo, y a veces me hecho un liquidillo que la quema, pero me da mucha cosa al estar tan cerca del ojo. Pobrecillo. Di que sí, tú reclama y haz todo lo necesario, que te podía haber salido más 'caro', menos mal que al final no ha sido tan grave como podría haberlo sido.

Saludos!! Y suerte, con el tratamiento y con la reclamación.

El Zorrocloco dijo...

Hostia, tío, qué putada! XDDDDD Si es que la sanidad aquí va como el culo, pero lo tuyo ha sido casi alquimia XDDDDDD

Ahora soy yo el que más posibilidades tiene de reconocerte: buscaré al fotofóbico de las gafas y la gorra XDDDD

Bueno, siempre te queda el consuelo de que estas son semanas de estar encerrando clapando. Lo sé, lo sé, pero yo qué sé... No se me ha ocurrido nada mejor! :P

JuanRa Diablo dijo...

A esta entrada le pega uno de aquellos subtítulos largos que ponían en las novelas de hace siglos.

"De cómo un granito jodelón me trajo varias quemaduras, me dio aspecto de quinqui y me convirtió en asesino en potencia".

Me parece que de momento el Mejide se libra y todas las papeletas la tiene la enfermera de marras. Y ahora encima eres más fácil de reconocer...
Paciencia.

peibol dijo...

A Superpatata:
Para todos estos casos, es un puntazo tener abogados en la familia; ¿Sabes cómo suena eso de "traeré a mis aboados"? XD Como mínimo, acojona XD

A El Zorrocloco:
Empieza a inquietarme que me digas tanto lo de reconocerme; primero que si por la perilla, ahora por esto... ¡Deja de acosarme, toma la cartera y vete! XD
Cuando entré en clase con las gafas de sol (antes muerto que sencillo), pensé por un momento: ¿El Zorrocloco en qué facultad estaba? ¿Estará viéndome ahora mismo? ¿Habrá descubierto mi identidad? XD
Espero que no seas peligroso... si no es así, me queda el consuelo de que en breve se acabarán las clases. ¡Nunca me cogerás! ¡¡Muahahahaha!!!

A JuanRa Diablo:
Di que sí; tengo dos amigos que trabajan en laboratorios químicos, así que como me quede marca y se me cruce el cable, voy a ir y... esto... no, no he dicho nada... no hay pruebas contra mí :D


¡Saludos!

Olivia dijo...

bien , la k te atendio es lo k en el gremio se denomina "enfermera burra" k hace las cosas sin cuidado y pork tiene k hacerlas. pasame alguna fotito del desastre de tu cara k kiero ver si es pa tanto !

Lillu dijo...

Joer, pues espero que se te cure bien y no te dé más problemas :/ Parece que aquí lo de la enfermería no se les da muy bien, porque a mí hace unos meses una enfermera también casi me destroza un oído para hacerme una simple limpieza. Soy propensa a los tapones y ya me he hecho varias, sin ningún tipo de dolor ni complicación, y esa tía me hizo tanto daño que cuando fui a la doctora a que me viera porque me dolía un montón me dijo "uy, pero si tienes el oído irritadísimo"... A veces son mejor las cataplasmas caseras de la abuela, que vas al médico y sales peor XD

saluditos y cuidate! (y yo como Zorrocloco, ahora buscaré por la calle al quinqui exhibicionista XDD)

El extraño desconocido dijo...

En este caso fue peor el remedio que la enfermedad, como dice el sabio refranero popular! No dudes en denunciarle y pedir indemnizacion por daños psicologicos por tener que llevar gorra en la isla.

Espero que te mejores pronto.

Oye ahora que lo pienso... no decías hace poco que te gustaría ser negro? A ver si la enfermera en realidad quería ayudarte! :-D

Un abrazo y animo que seguro que se va sin dejar rastro

ISIDRO R. AYESTARAN dijo...

Si me lo permites, me parece un texto desternillante pese a la burrada descrito en él.
Yo, que por circunstancias, tengo que estar continuamente entre médicos desde los últimos meses, he oído verdaderas salvajadas mientras aguardaba pacientemente mi turno en las salas de espera.
No sé... Da miedo el ponerse malo o ir al médico para decirte que te duele algo. Es como el fontanero o el electricista, que arreglan una cosa pero joden siete.
Sigue adelante con el papeleo... y ármate de paciencia. Te lo digo por experiencia.

Un saludo afectuoso

El kioskero del antifaz dijo...

Hay que reconocer que la medicina puede ser lo mejor del mundo y a veces... lo peor de lo peor.

Yo pasé cinco años luchando contra un hipertiroidismo, hasta que finalmente, y tras unas pruebas, mi endocrino me diagnosticó un cáncer de tiroides.

Dos meses más tarde me opreraron y analizaron esa mierda de tiroides que tiene forma de pajarita y que para más joder... está en el cuello. A todo esto yo estaba advertido de que hasta que no abriesen... no sabrían en que punto me encontraba y cómo sería a partir de ese momento mi calidad de vida.

la puta tiroides estaba fresca como una rosa, ni cáncer ni hostias; simplemente... una hiperfunción que como resultado de una mala práxis o de unas malas pruebas o de unas conclusiones erróneas, me llevaron a que ahora parezca el protagonista de la peli "El árbol del ahorcado" con una cicatriz que recorre mi garganta de oreja a oreja (a decir verdad, mola... se liga un huevo con esas mierdas).

Qué quieres que te diga... yo estoy bien. A decir verdad estuve bien incluso durante los dos meses antes de la operación y en los que no sabía qué coño tenía. Lo cierto es que estaba bien y tranquilo, quizá porque tengo muy claro que soy de esas personas que sólo me voy a morir cuando a mí me salga de los cojones.

No denuncié a mi endocrino. No sólo no le denuncié sino que incluso ahora... salgo de copas con él.

Conclusión:

Quizá sea aconsejable denunciar... no digo que no.

Pero en mi caso, y viendo cómo me pusieron de chungas las cosas... preferí vivir como si esto se tratase de un regalo, antes que criarme mala sangre y perder el tiempo en otras historias que no supongan pasarlo de puta madre.

Suerte ;-)

peibol dijo...

A Olivia:
Te las pasaré, que me las hice el primer día para que quedara constancia ;). Sé que tú no serás de esas...

A Lillu:
Es que parece mentira, pero lo de las limpiezas es algo con lo que hay que tener mucho cuidado; que no es largar agua hacia dentro sin más. Claro que a mí me las hace mi padre, así que no tengo nada que temer ;)

A El extraño desconocido:
Jajajaja, pues quizás sí ¡qué desagradecido soy! XD
Pero oye, puestos a elegir, o me quedo con mi color, o lo cambio en todo el cuerpo ¿no? Pero lo de ir por partes como que no...
Además, a mí el color que me encanta es el mulato; esto era negro como la boca de un lobo; negro mancha de grasa :s

A ISIDRO R.AYESTARAN:
Yo doy gracias a poder solucionar muchas cosas médicas entre mi padre y sus conocidos, porque da pavor pensar lo que te puedan hacer por ahí. Tengo a mi dermatóloga, que es amiga de mi padre y es buenísima, y si no fuera porque ya estaba en el sitio, habría ido desde el principio a dar con ella.
¡Que Dios nos coja confesados!

A El kiosquero del antifaz:
¡Jesús, qué historia :s; casi me siento frívolo escribiendo sobre esto :o!
Yo también tuve un problema de tiroides de pequeño que, de algún modo, se arregló por sí solo, aunque nunca tuve muy claro de qué se trataba.

Lo de denunciar no es por "maldad" sin más, sino porque considero necesario hacerlo; no tanto para que la castiguen, sino para que alguien le diga: "¿Pero tú eres gilipollas o qué?". Yo tuve suerte, pero el próximo incauto podría quedarse ciego, y considero que en parte es mi responsabilidad reducir las posibilidades de que eso ocurra. Como digo, de momento voy a poner una queja, que creo que con eso bastará; lo de "posible denuncia" es por si la cosa se complicaba, tanto en mi cara como en el papeleo.
En fin, que no tengo tanta mala baba, aunque sí ganas de darle un guantazo y una reprimenda, como a los niños chicos.


¡Saludos!

JuanRa Diablo dijo...

Peibol, he encontrado esto.

¿Dios los cria y ellos se juntan? Jeje

http://elcircodelasovejas.blogspot.com/

Fran dijo...

Vamos que supongo que de haber sabido te quedas con el grano tan pancho. Joder que tia inutil. Por supuesto que tienes que denunciar, como dices, no por venganza sino para que no le pase lo mismo o algo peor a otro paciente que se tope con la individua.

peibol dijo...

A JuanRa Diablo:
Es que las ovejas tienen mucho gancho :D, aunque la gente siempre tire por los animales más exóticos, como ¿el cancerbero? :p

A Fran:
¿Sabes que es lo más gracioso? ¡Todavía tengo el grano! XD
Está mucho más discreto, sí, pero sigue ahí. Si es que...

¡Saludos!

Peter Pan dijo...

uy a mi me suena que me paso algo parecido y tardo semanas en quitarseme pero se me quito. Luego tambien me paso que queriendome quitar otro grano me hizo un "agujero" en la nariz que todavia tengo... pero bueno. Hay una pasta muy buena para estos casos pero no me acuerdo como se llama. La tengo en casa. Ya te lo dire di te interesa. :)
A ver si hay suerte y desaparece pronto!

peibol dijo...

¿Pasta? ¿Cómo si te pusieras una especie de cemento encima, o qué?

Ya me dirás de qué se trata ;)

Belén! dijo...

Qué putada. Espero que ya tengas la cara completamente bien.
Me parece muy bien que hayas puesto una queja contra la enfermera, que igual que te lo ha hecho a ti se lo puede hacer a cualquiera y dejar a alguien sin ojo o algo así y fíjate tú qué disgusto.
Espero que ya estés bien.
un besito!

peibol dijo...

Gracias, ya estoy perfecto, aunque me salieron unas ronchas muy cerca de la zona, así que cambié mancha negra por mancha negra por manchas rosadas XD.

Un saludo ;)