Translate

lunes, 30 de noviembre de 2009

Abbey Road

Cada cierto tiempo resurge algún grupo de música clásico, que alimenta la nostalgia de quienes crecieron con sus canciones y consigue crear adeptos entre las nuevas generaciones. A raíz del exitoso musical “Hoy no me puedo levantar” volvió Mecano, se reeditaron sus discos y surgieron nuevos recopilatorios. Más tarde pasaría lo mismo con la película del musical de Abba, y los últimos en resurgir (obviando el reciente boom de Michael Jackson), han sido los Beatles. Paradójicamente, hace dos años salió una película musical con sus temas (“Across the universe”), que pasó sin pena ni gloria por los cines. Seis años antes, en 2001, la genial “Yo soy Sam” también se nutría de los éxitos del cuarteto de Liverpool para su banda sonora, y aunque la película tuvo muy buena acogida, no supuso la vuelta del grupo, ni mucho menos. El público es impredecible.



Los Beatles es uno de mis grupos favoritos porque tienen una cualidad de la que pocos pueden presumir: sus canciones no pasan de moda y uno nunca se cansa de oírlas. Son composiciones aparentemente sencillas pero cargadas de matices, y escritas e interpretadas con maestría; hace décadas que acabó su reinado musical, y sin embargo hoy seguimos tarareando sus temas como si los escucháramos a diario por la radio. Fueron grandes, aún lo son y lo seguirán siendo para siempre. Creo que puede afirmarse, con permiso de los fervientes admiradores de otros grupos emblemáticos, que es el grupo icónico del pasado siglo.



Una de las imágenes más reproducidas de la cultura popular ha sido precisamente la portada más conocida de los 13 discos que publicaron: Abbey Road. En ella se ve a los cuatro miembros de la banda cruzando un paso de cebra londinense. Cualquiera pensaría que tras una imagen tan popular hubo un profundo estudio de diseño, pero lo cierto es que surgió un poco por casualidad y no se volvieron locos a la hora de llevarla a cabo. El paso de cebra está situado justo en frente de los estudios de grabación donde trabajaban, así que la localización fue más fruto de la casualidad que otra cosa; no hubo tampoco una especial elección del vestuario, y todos aparecen tal como iban vestidos aquel día. Aunque se había cortado el tráfico de coches previamente (de ahí la camioneta de la policía aparcada a la derecha) no hubo restricción en el tráfico peatonal, de modo que las personas que salen en la foto sencillamente estaban en la calle en ese momento. El Volkswagen blanco (modelo beatle) no es un guiño al nombre del grupo; simplemente estaba aparcado en la calle en ese momento, y no se pudo quitar de la fotografía porque el dueño estaba de vacaciones. Parece mentira que una imagen que ha trascendido tantísimo, haya sido hecho tan a la ligera.



Hacía años que circulaba entre los beatlemaníacos una leyenda urbana de lo más surrealista, y con el surgimiento de este disco, que sería su último trabajo como banda, se disparó como la espuma. Sostenían que Paul McCartney había muerto y lo habían sustituído por un actor, y buscaban evidencias de esta teoría en cada nueva portada, como si los músicos les hicieran un macabro guiño a sus seguidores. Algunas de las pruebas que encontraron para defender la teoría fueron las siguientes:

Los cuatro están formando un cortejo fúnebre, en el que John, de blanco, es el predicador; Ringo, de negro, el empresario de pompas fúnebres; George, con ropa vaquera, el enterrador, y Paul, por supuesto, el muerto. Paul lleva los ojos cerrados, como un cadáver; sostiene un cigarro con la mano derecha siendo zurdo, lo que prueba que el de la foto es un impostor (¡toma ya!); lleva el paso cambiado con respecto a sus compañeros y, va descalzo, lo que significa en términos esotérico-religiosos,que está muerto. Digo yo que si realmente todo eso fuera cierto, los productores habrían sido imbéciles dejándolo ver. ¿no?

La trascendencia de este disco y su portada ha sido tal que Abbey Road es visitado regularmente por cientos de turistas, todos ellos con el propósito de sacarse la foto en el paso de cebra más famoso del mundo. Es asimismo una de las imágenes más parodiadas de las últimas décadas, tanto por parte de músicos que de algún modo rendían tributo a la banda, como por personajes de la cultura popular. El propio McCartney lo hizo en un trabajo individual, apareciendo en el mismo sitio sin sus compañeros... y calzado.

El repertorio de "sustitutos" en la foto original abarca a animales, dibujos animados, juguetes u objetos simbólicos. Hay versiones hasta aburrir (pinchar aquí para ver más), pero yo me quedo con las siguientes:


Este año se cumplieron 40 años de la mítica foto, congregando en Abbey Road a seguidores de todo el mundo, y siendo cubierta la noticia por informativos de todos los lugares. Está claro que los chicos del submarino amarillo nunca morirán. ¡Vivan los Beatles!



15 comentarios:

$. M. K. dijo...

No solo con el Abbey Road se han montado una teoria sobre las evidencias de que McCartney ha muerto. En Varios discos de los Beatles tiene lo suyo. En el Sgt. Pepper sin ir más lejos se dice que la prueba de que Paul ya no este entre los vivos era que encima de su cabeza hay una mano, simbolo de la religion hindo que signufica que esa persona ha fallecido, tambien se ve que la flores forman una guitarra, instrumento que tocaba Paul y en la contraportada Paul esta de espaldas.

Cada disco tiene su teoria, por no hablar de Elvis que al contrario que Paul, él vive como bien dice una canción de Loquillo y trogloditas.

Musicalmente a mi no me llenan mucho, aunque reconozco que tiene temas pegadizos y algunos son buenos.

Me ha encantado las distintas versiones de la portada del Abbey road, con la de Pocoyó me mondado de risa. Algún día haré la mía propia jejje.

Un saludo!

Alí Reyes H. dijo...

Lo de los argumentos de la leyenda negra de la muerte de Mc Carney ya lo sabía, pero tú me explicastes algo que no sabía, y es a las condiciones en que fue tomada la fotografía. POR FIN ALGUIEN ME LO DICE EN DETALLES
Gracias hermano

Davidaf dijo...

muy curioso ^^

Nienor dijo...

Wowww esto lo oí yo en cuarto milenio. También dijeron que si se escucha la canción "Revolution" al revés se oye a Lennon diciéndole a Paul "Turn me on, dead man"; una coña que surgió a partir del rumor de que estaba muerto. Nunca la he oído al revés, en youtube estará :P

Sin duda, la mejor banda de todos los tiempos

Andrea dijo...

Lo poquito que sé del grupo lo conozco gracias a mi amiga Bea, ella me contó lo de Abbey Road y que fueron de los primeros artistas en hacer gira fuera de su país, de grabar videos musicales y tener serie propia, así como en usar sonidos diferentes dentro de sus melodías, lo que chocaba con la sencillez a propósito de sus canciones, y hacerse publicidad hasta el punto de crearse su merchandising peronal... que buenos en todos los sentidos.
Qué geniales las fotos remedando el momento sobre el paso de peatones, la de la cebra sobre ellos no tiene precio.
Un saludo.

El Zorrocloco dijo...

Juas! Franciscan Road [redoble de tambor y platillo final]

¿Sabes? Tengo un gran vacío musical donde deberían estar los Beatles. Tengo que solucionarlo un día, porque ni siquiera sabía que Twist n shout era de los notas XD

peibol dijo...

$.M.K:
Sé que la teoría existía de antes, por eso digo lo de que circulaba la leyenda, pero este disco la disparó del todo. Efectivamente en todos veían indicios, pero es en Abbey Road donde encontraron más pruebas a las que aferrarse.

Un saludo

PD. A mí también me encanta la de Pocoyó. XD

Alí Reyes H.:
De nada hombre. La verdad es que resulta sorprendente que saliera de una forma tan espontánea, y que sin embargo parezca que está todo orquestado hasta el último detalle. Al final las mejores fotografías son las que se toman sin planificación ;)

Davidaf:
¿A que sí? :)

Nienor:
Anda que si uno se pone a analizar todo lo que dice el iluminado de Iker Jiménez... al final resultaría que los beatles tomaban ese nombre porque en su vida anteror habían sido escarabajos. Si aún no lo han dicho en el programa, algún día lo harán.

Te doy la razón; la mejor banda de todos los tiempos.

Andrea:
Me gustaría hacerme el enterado y quedar bien, pero lo cierto es que no tenía ni idea de que hubieran sido pioneros en tantas cosas que hoy nos parecen tan normales. ¡Si es que eran grandes en todos los sentidos!

El de la cebra es genial :D

El Zorrocloco:
Los franciscanos no se dan cuenta de que aunque la mona se vista de seda (o aunque el monje imite a los beatles), mona se queda.

Muy mal lo de ese vacío; por lo pronto tienes un par de enlaces en la entrada, y si te pica más la curiosidad San Emule hará el resto. ¡Nunca es tarde!


¡Saludos!

Gonzalo Viveiró Ruiz dijo...

Recuerdo la emoción de oir los discos recopilatorios azul y rojo, en el mismo edificio con dos aspectos totelmente diferentes...eran de mi hermano mayor y fueron los primeros que me dejo oir de musica de mayores.
Desde ese día me encantan.
Muy buena la recopilación de fotos

Indo dijo...

a mí me encantan los beatles entre otras cosas porque mi padre me los metió por las orejas desde antes de nacer y son algo así como mi banda sonora de la infancia.
sobre abbey road se han dicho miles de cosas, y no sabía que en realidad era tan a la ligera, pero a veces rebuscamos mucho donde no hay tanto.
en fin, me uno a la beatlemanía.

JuanRa Diablo dijo...

Paul McCartney está muerto y Elvis está vivo!! Pronto dirán que Michael Jackson era un zombie de verdad. Mira que le va a la gente ponerse intrigante...

Para mí los Beatles son tan grandes que deberían ser asignatura obligatoria en el cole. Apuesto a que un alto porcentaje de la juventud actual sólo conocen lo que suena en los 40 principales y poco más. Tú eres una honrosa excepción.

De todas las fotos me quedo con la de la cebra pasando por sus caras. Eso es el colmo del ingenio XD

Y estaba pensando que tendré que hacer un día un montaje de los cuatro suecos cruzando por ahí y llamarlo Abba Road, jeje.

Por cierto, poner un tema de ABBA que no lo cantan ellos es muy poco plausible por tu parte ;)

La exorsister dijo...

Qué decir sobre los beatles, simplemente geniales. Conocí a un hindú (de la misma India) que no sabía quiénes eran... no daba crédito!

peibol dijo...

Gonzalo Viveiró Ruiz:

Yo tengo los discos rojo y azul (que a su vez son dobles), y creo que son el mejor acercamiento a los Beatles; no sólo están sus números uno, sino también otras canciones no tan conocidas (aunque también lo son) muy interesantes. Son geniales, y nunca me cansaré de escucharlos.

Indo:
A mí me pasa eso con Mozart, que lo escuchaba todas las mañanas en mi casa. A los Beatles se podría decir que los busqué yo solo, y cuando los encontré, allí me quedé con ellos. :D

JuanRa Diablo:
Gracias por la parte que me toca, y sí, lamentablemente a la gente joven la sacas de los cuarenta y se pierden. Hace no mucho se oía por fuera de clase la música que tenían puesta unos trabajadores, y la gente se mofó de lo que sonaba: Era M80...

Ya en su día puse un enlace a un tema de Abba cantado por ellos, pero en este caso estaba hablando del musical, así que lo lógico es que pusiera esa versión. ¿no? :p

La exorsister:
Tampoco conocía a Van Gogh... ¿cómo es posible? :o


¡Saludos!

Fran dijo...

A veces las cosas más simples son las que mejor funcionan y esta portada es un ejemplo de ello. Si a esto le añades un puñado de rumores y leyendas urbanas, algo muy recurrente en esto de las portadas de los discos, tienes una portada para la historia.
Es otra de las ventajas que tenian los viejos y entrañables Long Plays que la misma tapa del disco formaba parte de él. Ahora con esa mierdilla de cd´s y ya no te digo con los mp3 se ha perdido toda esa magia. Los Beatles son más que un grupo y si, deberian estudiarse igual que se estudia a escritores, pintores, etc. Ya lo dije en su día respecto al cine con sus clásicos; es parte de la cultura contemporanea. Te recomiendo esta página: http://anecdotariodelrock.blogspot.com/.
Un saludo.

Emaleth dijo...

Creo que debo de ser de las pocas personas a las que no le gustan los Beatles. Antes no era así, pero desde que estuve trabajando el Londres en la cafetería Abbey Road, los aborrecí. Y es que pasarte 12 horas al día, 6 días a la semana escuhando el mismo disco es como para pegarse un tiro.
Muy buena entrada.
Un saludo

peibol dijo...

Fran:
Sí señor, así es como es :)

Voy a mover mis contactos, a ver si los añaden en algún temario. :D

Emaleth:
Yo me habría acabado suicidando. Me gusta la música, pero no soporto escuchar cancones repetidas; hacen que pierda la magia. Escuchar la misma canción en la radio dos veces en dos horas me crispa... un disco repetido hasta la saciedad me habría hecho cometer crímenes contra la humanidad. :s


¡Saludos!