Translate

sábado, 10 de septiembre de 2011

¿Dónde estabas el 11-S?

Últimamente se oye hablar mucho del 11 de septiembre, y no es para menos. Mañana se cumplen 10 años del mayor atentado terrorista de la historia; una catástrofe que vimos en directo a lo largo y ancho del planeta, que conmocionó a la sociedad y desembocó en infinidad de cambios, desde el refuerzo brutal de las medidas de seguridad aeropuertarias, hasta la cruzada contra el llamado “eje del mal”, pasando por el acoso hacia la gente de aspecto “sospechoso” o la censura extrema a todo lo que pudiera herir la sensibilidad de los yankis.

Recuerdo que aquel día estaba en casa con mi madre. Habíamos terminado de comer y estábamos haciendo zapping, cuando de repente vimos una imagen que pasaría a la memoria colectiva: un avión atravesando una de las torres gemelas. Lo primero que pensamos fue que se trataba de otra película catastrofista de Hollywood, pero aquello no tenía sentido. ¿Por qué esa calidad de imagen, propia de una videocámara doméstica? Si se trataba de un tráiler, ¿por qué no hacían más que ponerla en bucle desde diferentes perspectivas? Y lo más importante, ¿por qué la estaban comentado? Estaba claro que aquello no podía ser ficción, pero tenía que serlo. ¿Cómo iba a estar sucediendo?

Nos quedamos pegados al sillón mientras los presentadores de informativos iban aportando datos sobre un accidente de avión en Nueva York. Un accidente muy raro, por otra parte, porque no parecía que la nave hubiera perdido el control y se estrellase, sino que por el contrario ir de frente hacia las torres era su objetivo. Casi tan desconcertados como los espectadores, los periodistas trataban de dar explicación a algo que en principio no lo tenía, cuando de repente otro avión colisionó en la otra torre. ¡Otro avión! Fue entonces cuando la conjetura de un ataque terrorista, que momentos antes había empezado a ser comentada con timidez, iba cobrando más sentido.

Todas las cadenas repetían las mismas secuencias mientras narraban lo que estaba sucediendo en Manhattan. Horas más tarde veríamos cómo se desplomaban dos de los edificios más icónicos del mundo. No daban crédito, y nosotros tampoco.

Estuvimos plantados frente a la tele, con los ojos como platos, hasta las 7 de la tarde. Mudos. Sobrecogidos por una situación que habíamos visto cientos de veces en el cine, pero que ahora sucedía de verdad. A esa hora había quedado con unos amigos de clase, con quienes comenté la noticia. La casualidad quiso que ese día nos reuniéramos en una azotea, mirando al cielo mientras hacíamos conjeturas sobre lo ocurrido, y viendo pasar aviones sobre nuestras cabezas. Antes de irnos grabamos en el suelo nuestros nombres, y al lado una fecha para el recuerdo: 11 de septiembre de 2001.

¿Y tú, dónde estabas el 11-S?

20 comentarios:

Naar dijo...

pues más o menos lo mismo. yo estaba en casa con mis padres, comiendo tranquilamente. estaba justo haciendo los trámites porque ese año estraba en la universidad y me quedaban unos días de libertad aún. recuerdo, que estaba viendo "al salir de clase", serie adolescente y chorra, cuando la interrumpieron porque había habido "un accidente". el resto, historia. horas pegados a la televisión, sin terminarlo de creer.
por la tarde fui a una tetería con unas amigas. y obviamente, todas las conversaciones de la calle, del bar, del metro eran de lo mismo.
todos los que teníamos cierta edad recordamos lo que estábamos haciendo ese día.

Islander ! dijo...

Después de comer me eché en la cama de mi cuarto con las noticias, recuerdo que antena3, estaban alterados y yo no sabía qué pasaba hasta que oí lo de "¡¡la otra torre!!" y nada, flipando... Y sigo flipando con esas imágenes. El resto del día ni idea de lo que hice.

papacangrejo dijo...

Yo estaba trabajando, por aquel entonces tenía un herbolario, y cada cliente que entraba me daba una noticia más escalofriante, al ir a casa me quedé estupefacto.

Ana dijo...

Yo estaba trabajando en una fábrica y cuando salí a los de la tarde me enteré por la radio, no daba crédito a lo que oía y al llegar a casa quedé pegada a tele toda la tarde. Fue horríble...

La Exorsister dijo...

Yo estaba en la playa de Antequera, sin móviles ni tele. Oímos algo por la radio, pero nos lo tomamos como una coña (otra cosa no podía ser) y bromeabamos con cada avión que veíamos (mira ¡ahí va al quinto avión!). Hasta que llegamos a casa, y vimos las imágenes, y entocnes comprendimos la magnitud de aquello. Y flipamos.

Ana dijo...

Salía de la ducha cuando oí la televisión a toda mecha, mi padre estaba viendo las noticias, recuerdo la voz de Matías Pratts, inconfundible, tan extrañado como nosotros los espectadores, y a continuación vi impactar un segundo avión contra la otra torre. Todo era confuso, no se sabía que estaba pasando, se decían hipótesis, se hablaban de teorías, conspiraciones, se hablaba de otros aviones y otros monumentos amenazados, fue una tragedia en directo que seguimos durante horas.
Recuerdo las narraciones, el horror, las imágenes de personas cayendo al vacío, el humo blanco, los papeles inundando la ciudad, la gente corriendo perseguida por el polvo y los escombros de las torres al caer. Luego a media tarde la imagen herida de la ciudad con el polvo en la atmosfera y atardeciendo, fue algo increíble.
Diez años después aún me estremecen esas imágenes.
Saludos
:)

Anónimo dijo...

Yo estaba en casa friendo un huevo,lo recuerdo perfectamente porque a mi nunca se me ha quedamo un huevo frito y ese fue el primero y único! escuché gritos en la tela y salí de la cocina a ver que pasaba...vi el choque del avión en repetición y me quedé inmobil con la espumadera para sacar el huevo en la mano durante varios minutos...
Nunca olvidaré las palabras de Matias Prats: "Estamos esperando a que caiga la segunda torre..."

Take Your Mama Out dijo...

Yo estaba en Marruecos. Recuerdo que pasamos por la recepción del hotel donde nos alojábamos y estaba todo el mundo pegado a las pantallas, que eran como 8 y estaban puestas por encima del mostrador. Realmente era alucinante, todas las televisiones (en árabe) dando la misma noticia, las mismas imágenes en bucle desde distintos ángulos del choque del primer avión cuando de repente se estrelló el segundo.

Empezaron las hipótesis de que había sido un atentado terrorista, después salió el nombre de Al Qaeda y nadie sabíamos que era eso, nos lo contó por encima el personal del hotel, quienes no daban tampoco crédito. (Como curiosidad y saliendo de la historia: EEUU sabía más que de sobra quién era Bin Laden, de hecho sale en una secuencia de la peli "Hannibal" como uno de los hombres más buscados por el FBI, lo podéis ver aquí aunque un poco: http://shastimuli.files.wordpress.com/2011/05/hannibal_osama1.jpg?w=184&h=138)

Imaginad el percal: país árabe, atentados terroristas islámicos y... un vuelo que coger ese día para volver a España. Podéis imaginar los controles de seguridad en el aeropuerto y la sensación al sentarse en la butaca del avión. Tremendo.

¿Dónde me hubiera gustado estar? En el control de un telediario. Tuvo que ser el caos absoluto, una maravilla.

Besos!

Take Your Mama Out dijo...

Un poco pequeño, quería decir, que me como las palabras (me refiero a la foto del comment anterior).

$. M. K. dijo...

Existen dos fechas que no podré olvidar. Una es la del 11 de Septiembre de 2001. La otra es el 11 de Marzo de 2004.

¿Qué donde estaba? esa pregunta personalmente me resulta superflua. La pregunta que me hago yo es ¿Qué culpa tienen esos pasajeros, esos trabajadores del WTC, esos bomberos que dieron su vida para intentar salvar las de otros para fallecer de ese modo?

Lo mismo me pregunto y con más rabia tras lo ocurrido el 11 de Marzo de 2004.

Para mi esa gente que han planeado y/o perpetrado tal masacre y los que aún reivindican y se sienten orgullosos de tales actos no son mas que escoria, basura putrefacta. Hasta una rata de alcantarilla tiene más dignidad.

JuanRa Diablo dijo...

Fue algo tan impactante que debe ser imposible no recordar dónde estaba uno cuando se enteró, ¿verdad?
Yo también en casa de mis padres. Además fui el que encendió la tele a solas y vi la imagen de una de las torres echando humo. Acababa de ocurrir y se tenía muy poca información, pues recuerdo que el locutor dijo:

Parece que una avioneta comercial ha sufrido un accidente y ha chocado contra el edificio (Ya ves)

Pero cuando se vió en directo cómo cruzaba otro avión y había una explosión enorme...joder, es que se me puso la carne de gallina.
Cuando los edificios cayeron me parecía imposible. La ficción de las pelis catastrofistas se quedaba hasta corta!

Creo que ese día nos estuvimos llamando todo el mundo todo el día.

peibol dijo...

Naar, Islander ! y JuanRa Diablo:

Creo que por la hora y la época del año, muchos nos vimos en la misma situación aquel día, es decir, en casa a mediodía y descubriéndolo en la tele por casualidad, para quedarnos clavados en el sillón, sintiéndonos tan confusos como los presentadores... para luego pasar el resto del día (y de la semana y el mes) hablando del tema. :o

¿Cómo olvidarlo?

papacangrejo:

Debía ser de lo más desasosegante que te llegaran así las noticias, a cuentagotas y sin ver una sola imagen hasta varias horas después. ¿No?

Ana:

Como le digo a papacangrejo, eso de enterarte primero, y luego tener que esperar para ver las imágenes debió ser de lo más estresante. :o

La Exorsister:

Y no es para menos. Anda que… ¿¡Cómo se te ocurre estar en la playa con lo que estaba pasando!? XD

Ana:

Yo también me acuerdo de escucharlo de boca de Matías Pratts. En algún momento saltamos de un canal a otro, pero recuerdo que así como otros hicieron pequeños cortes publicitarios, en Antena 3 no descansaron ni para mear. Como nosotros. Y ahí que me quedé.
Recuerdo esa sensación de confusión por no saber exactamente lo que estaba ocurriendo, y porque los de mi generación no habíamos asistido jamás a un acontecimiento en directo de tal magnitud. Este sería nuestro 23-f o nuestro muro de Berlín.

Ahora que mencionas lo de las personas cayendo al vacío, he de decir que para mí una de las fotos más impactantes es la que puse al final de la entrada, que dio la vuelta al mundo: un hombre (uno de tantos) que ante la imposibilidad de huir decide suicidarse. Se me ponen los pelos de punta sólo de pensarlo.
Algunos supervivientes cuentan cómo al conseguir salir de las torres, escuchaban sin cesar el ruido de la gente estampándose contra el suelo. Estremecedor.

Anónimo:

Creo que a todos nos pasó lo mismo: nos quedamos absolutamente inmóviles; petrificados e intentando dar explicación a lo que no lo tenía.

Take Your Mama Out:

Anda que… ¡Vaya tela! ¿Hubo alguna forma de que escucharais o leyerais la noticia en español, o tuvisteis que quedaros sólo con las imágenes? ¿O como leo, a través de los trabajadores del hotel os enterasteis mejor?

La verdad es que me imagino teniendo que coger un avión en ese momento y no te envidio; supongo que la tensión de todos los pasajeros se palparía en el ambiente, ¿no?

Lo del telediario suena extrañamente atractivo. :p

$. M. K.:

Esas preguntas nos las hemos hecho todos en algún momento, mucho más a menudo de lo que querríamos, y no sólo en estos casos tan destacados, sino ante cualquier atentado terrorista. Un “¿POR QUÉ?” con mayúsculas que debe atormentar a los familiares y amigos de los que caen en estas masacres, y al que jamás encontrarán respuesta. Ni ellos ni nosotros.
Supongo que los únicos que encuentran una explicación son quienes cometen tales atrocidades, pero como bien dices son escoria sin alma, y por tanto sus justificaciones jamás tendrán validez para nadie.

¡Saludos!

El Sombrerero Loco dijo...

Yo tirado en la cama y de ahí no me arrancaron en todo el día, estaba flipando. De todas formas, pasados los 10 años, soy de los que piensan que:
- se han pagado demasiado vidas por aquellas 3000.
- nunca sabremos toda la verdad
- a los gobiernos les fue genial todo aquello.
- los mismos gobiernos se han enriquecido vendiendo armas y aun hoy en día.

Y mucho más... No puedo con los gobiernos.

Misaoshi dijo...

Pues exactamente igual que tú es mi historia. Excepto que a las 19h estábamos en la playa de Palma entrenando (atletismo) y lo hablábamos todos. Era curioso ver cómo jóvenes (y hablo 13-15 años) y adultos hablaban del tema, y mi entrenador con la radio puesta y los paseantes se paraban a escuchar y preguntar.

Anónimo dijo...

Fue algo horrible sin duda. Me pregunto como se hubiera visto en la TV lo de Hiroshima y Nagasaki

Loco dijo...

Yo estaba comiendo recién. Creo que aún no había empezado el cole ese año. Recuerdo además ver a Matías Prats decir que un avión se había estrellado en una torre cuando otra bola de fuego aparecía en la otra torre ante el desconcierto de todos los que estábamos mirando.
En un principio pensé que era una repetición desde otro ángulo, pero al rato vi que era otro el avión que se estrellaba.

Lo primero que se me vino a la mente fue: 'la que se va a liar en el mundo'.
Y así fue.

Me da que va a ser una de las imágenes que nuestra retina recordará para siempre.

Pecosa dijo...

Pues yo soy de las personas que no recuerdan ese tipo de cosas (en serio, algo le pasa a mi cerebro). Pero después de darle vueltas he recordado que estaba trabajando y nos enteramos por algún cliente.

Las imágenes no dejan de sorprender por mucho que las veas. Hay que ser tremendamente kamikaze para hacer algo así.

peibol dijo...

El Sombrerero Loco:

Pienso igual que tú. Nunca sabremos la verdad, y teniendo en cuenta la desmedida respuesta al ataque (si es que realmente lo fue) y lo que que ha cambiado el mundo desde entonces, uno empieza a mirar las teorías conspiranoicas con otros ojos.

Misaoshi:

Creo que no se habló de otra cosa en todo el día… y el mes. Era imposible que cualquier otro tema de conversación suscitara más interés.

Anónimo:

Creo que ver aquello habría sido aún más acojonante, pero la espectacularidad de lo de las torres gemelas es innegable.

Loco:

Tienes exactamente el mismo recuerdo que yo; ver el segundo impacto mientras Matías Prats lo comentaba con cara de: “¡Pero qué cojones!”
A mí también me vino la idea de que se iba a liar parda… y tristemente ambos acertamos.

Pecosa:

¿Cómo puedes no acordarte? XD Seguro que si le preguntas a tus padres, todos recuerdan perfectamente el 23 F. ¡Este es nuestro 23F! XD
A mí las imágenes siguen pareciéndome alucinantes.


¡Saludos!

Anónimo dijo...

Bueno no captaste la sutileza del comentario. En aquella otra ocasión tambien murió muchísima gente pero los que apretaron el boton fueron otros. Hubo mucha sangre, muchas lágrimas, mucha destrucción, pero para el resto de la humanidad, como no salió en la tv, ya es historia.
Lo siento mucho por los yankies, pero .....

peibol dijo...

No, si lo entiendo, pero en este caso fue un acontecimiento trágico que viví yo. De haber tenido blog en aquella época, habría cambiado el 11S por Hiroshima.