Translate

miércoles, 15 de agosto de 2007

Cosas por las que merece la pena vivir

¡Estoy de aniversario! Esta es mi entrada número 25, y para celebrarlo voy a desmarcarme con un artículo que no incluye crítica, rechazo,malestar o disconformidad. Todo lo contrario, se trata de mi particular celebración de la vida. Así, reuno todas esas pequeñas y grandes cosas que hacen que la vida sea un poquito mejor y que den ganas de vivirla a pesar del mundo en el que estamos. La idea me vino leyendo una entrevista a la escritora Begoña Aranguren a la que preguntaban 5 cosas por las que esta vida merecía ser vivida. Enseguida me vino a la cabeza cuáles podrían ser las que contestaría yo:

1- La gente importante en tu vida

2- El buen cine, que no sólo te deja con buen sabor de boca al salir de la sala, sino que se te graba en la mente, manteniendo siempre presentes como referencia, diálogos, personajes y situaciones
3- El sexo

4- La buena música

5- El agua en todas sus variedades y utilidades:
la lluvia, bucear en el mar, bañarte en una piscina, un vaso de agua en un día caluroso, una buena ducha caliente en invierno, su tacto, su "textura", ...

El probelma vino cuando mi imaginación se disparó y me vinieron más y más ideas. Como aquí no estoy regido por las directrices de la revista que entrevistó a la escritora, pondré tantos motivos como el número de esta entrada. Como apunte, cabe decir que ni las anteriores ni las que voy a poner a continuación están ordenadas por importancia, sencillamente están puestas según me iban viniendo a la mente. Serían estas:

6- El camembert frito con mermelada de arándanos (especialmente bueno el de Da Canio)

7- Un atracón de melón en verano

8- La ensalada de canónigos y piñones del restaurante DRAKKAR
9- El chocolate negro con naranja, pera, cereza o limón de Lindt

10- El sabor incomparable de una buena comida casera (como las albóndigas con especias de mi abuela), cuando más falta te hace, como a la vuelta de un viaje, después de haber estado comiendo mierda o cosas con escasa elaboración. Aqui cabe una mención especial al bocadillo entrella de mi tía Mariblanca: pan de matalauga, queso blanco ahumado, tortilla francesa quemada y salsa de tomate o mermelada de fresa o frambuesa...y no, no es una cochinada

11- El sonido de una guitarra eléctrica bien tocada que pueda ponerte los pelos de punta

12- Mozart, Tchaikovsky, y cualquier pieza bonita que incluya piano y cuerda. Destacando de nuestros días a Yann Tiersen

13- Viajar
14- Buenas series y libros a los que te enganchas, cuyos personajes pasan a formar parte de tu vida

15- El humor bien entendido

16- Acurrucarse en un edredón entrando en calor después de pasar frio en la calle, y dormirse

17- La comida libanesa, y la recién descubierta cocina griega

18- El color azul en todos sus matices

19- La fotografía; practicarla, confeccionar un album de fotos tras un viaje o celebración, o sencillamente admirarla como una forma más de expresión

20- El arte (principalmente el impresionismo y el expresionismo)
21- La naturaleza; poder comprobar que por muy mal que vaya todo siempre puede uno evadirse sumergiéndose en ella, para observar la maravilla que nos estamos cargando entre todos

22- Las pequeñas alegrías de la vida, como encontrarse dinero olvidado en un pantalón, o encontrarse a alguien a quien no ves desde hace años y pasar un buen rato.

23- Reunirse: juntarse con la familia sólo porque sí, una reunión con amigos de la que seguramente acabaras con dolor abdominal de reirte en exceso, o un paseo tranquilo de cháchara con alguien particular

24- Tener buenos recuerdos de la infancia o de cualquier periodo de la vida que conformen parte de lo que eres.

25- Sentirse súbitamente vivo, como después de salir a correr y quedarte con ese agradable cansancio corporal que a la vez constituye un subidón psicológico

No están todas las que son pero son todas las que están. ¿Alguna sugerencia de algo imperdonable que se me haya quedado fuera?

5 comentarios:

Mery dijo...

Bueno, pos si yo tuviera que elegir 5 cosas, creo quela primera sabes cual es verdad??una buena peli, de estas que sales del cine y te crees que te va a pasar algo increible solo por haberla visto.eso me paso a mi con x-men2, superada claramente por la tercera, o por lo menos eso opino yo. sali del cine pensando que si ellos podian yo tambien, ajjajaj.
La segunda yo diria un buen abrazo, de estos que por mucho que estes no te cansas y que no cambiarias por nada del mundo, ni por un beso ni por nada. La tercera diria yo que seria las fiestas con los amigos, estas con las que como dices tu te ries un huevo y acabas borracho a chupitos porque has perdido en todas las partidas a las cartas, bueno acabas borracho tu, porque otros solo pierden una vez y mientras todos empiezan ya a ver dobles,el todavia aguanta la compostura. jajjaa. la cuarta...un buen amigo o amiga, que te haga sentir bien, que te haga sentir tu mismo y nunca te falte, que sepas que siempre estara ahi. De esos amigos que sabes que no existen vamos...y a quinta...esta dificil eeee....diria que...el arroz blanco de mi abuela natalia. Todo el mundo dice que los arroces son todos iguales, pero es mentira,mi abuela lo hace especial, el grano se abre, esta suelto y jugoso, se disulve en la boca y con el tomate frito y un huevo encima mmmmmmm....espera que me voy a comer,ajjaja, ojala!!!le voy a decir que lo haga pal lunes fijate tu. jajajja. Pos eso. hay mas comodices tu, tener una cama y un techo en donde acostarte cada dia..y todo eso, pero en principio esas.besitsssss

María dijo...

Estoy de acuerdo en varias cosas con mi tocaya, y en otras tantas contigo. A pesar de que elegiste 25 cosas por las que vale la pena vivir, me voy a decantar también por elegir sólo 5, que ahora mismo no hay ganas de estrujarse la cabeza XDD ahí van, sin orden de preferencia, sino como me van viniendo.

Mi familia, a pesar de tener días y épocas de querer perderlos de vista yéndome 3 meses a la conchinchina, es una de las cosas que más valoro en mi vida. Esas comidas familiares en que mi tío acaba contando chorradas, mi madre con risa tonta, mi prima pequeña diciéndome que me quiere y yo mirando al cielo con cara de felicidad porque mi tía me ha preparado un ron miel con limón, no tiene precio.

Una costumbre que he adoptado hace poco, es ver pelis pirateadas en mi portátil antes de dormir... yo sola, pudiendo emocionarme, reírme, llorar, o ver una escena 5 veces si me da la gana sin preocuparme de que nadie me vigile por el rabillo del ojo. Obviamente, también me gusta verlas en compañía, no te vayas a creer XDD Esto se hace extensible a enchufarme el mp3 mientras me dejo dormir. Es realmente increíble la cantidad de matices que cobra una canción cuando la escuchas relajado y sin ruidos exteriores de ningún tipo. Y no hablemos ya de los solos de guitarra eléctrica que nombras en tu entrada, que me ponen los pelos de punta, ufff. También incluyo leer unas cuantas páginas de un buen libro justo antes de apagar la luz. No soy de las que se despalillan un libro en 2 días, me gusta disfrutarlos poco a poco.

Como dice Mery, y no podría estar tan de acuerdo, un abrazo... de esos que me aíslan del resto del mundo y me dejan como en una nube. Y en general, cualquier muestra de cariño que venga de cualquier persona que quiero: una caricia, un beso, una sonrisa o una mirada cuando más lo necesito, un momento de intimidad... sólo por ello merece la pena vivir. Estar enamorada o quasi-enamorada... el estado de atontamiento y risa floja propios también le dan sentido a la vida (aunque luego te pegues el batacazo).

Esos pequeños momentos de encontrarme conmigo misma: sentarme en un murito que hay en La Punta mirando el mar y la puesta de sol mientras pienso en mis cosas, tumbarme en mi cama de noche mientras oigo la lluvia correr por el tejado… y esos otros momentos de satisfacción personal (no pienses mal... aunque la autosatisfacción también es necesaria XDD) en los que recibes buenas noticias o te hacen feliz por los motivos más variopintos, como que has aprobado un examen, que has conseguido un trabajo, que un amigo que no ves desde hace tiempo viene a verte, que has reestructurado tu habitación y te gusta como queda (de esto sé mucho yo estos días), organizar un viaje, dar un paseo por un sitio bonito, ver un email de alguien contándote cómo le va, recibir un sms sólo para contarte una chorrada, etc.

Y por último, la amistad, de todo tipo... los amigos que ves todos los días, los que ves de san juan a corpus y los que no ves casi nunca pero sabes que están ahí. Es tan importante tener gente al margen de la familia con quien puedas conectar espiritualmente, que creo que no podríamos ser felices sin ellos. Pasar una tarde con mis amigas de toda la vida recordando cosas y riéndonos por lo más simple del mundo; cenar con mis amigos de la facultad y salir luego a tomar algo; pasar un día de playa con alguna amiga reciente porque nos apetece estrechar lazos y contarnos nuestra vida mutuamente para conocernos mejor... y en fin, como también dice Mery, un amigo incondicional que te acepte tal como eres. Afortunadamente tengo varias personas con las que sé que puedo contar cuando lo necesite.

Bueno, y otras muchas cosas, como la comida de mi madre, la salsa de 4 quesos gratinada de la pizzería Da’Stefano (que por cierto, un día te llevo porque tienes que probarla, buff), el helado de turrón y el de vainilla con nueces de macadamia, la tarta de yema de Echeto…, pero me vas a llamar tragona XD Además, no me quiero extender porque esto es un comentario y no una entrada de mi blog. Jiji.

Besitos

PD: Ojalá la vida fuera siempre tan estupenda e ideal como todo lo anterior ;)

PD: Pensándolo bien, con lo grande que es el comentario, podía haber hecho una entrada para mi blog!! Aghr!! XDD

peibol dijo...

A Mery:
Tienes que hacerte ver eso de creerte que lo de X-men es plausible, eh? XD

Interesante tu top5. sólo querría añadir, que al final pones "tener una cama y un techo para vivir", pero eso ya entraría en lo que considero básico para vivir; vamos que no es algo bueno por lo que merezca la pena, sino que a partir de tenerlo, empieza uno a plantearse placeres más terrenales y superficiales.

A María:
Sabes que, como tú, también valoro mucho a mi familia, me gusta ver las películas solo, y saborear poco a poco los libros antes de dormir; adoro esos momentos de intimidad en los que estar conmigo mismo, hasta el punto de agobiarme si no puedo tenerlos (y no, tampoco estoy hablando de autosatisfacción XD); las amistades como la nuestra... y qué decir de los abrazos. ¿Será por todas estas similitudes, que nos entendemos tan bien?


¡Saludos!

JuanRa Diablo dijo...

Esta maravilla de entrada merece muchos más comentarios, deberías volver a publicarla hoy en día, que ya tienes muchos más seguidores.

Muchas de las pinceladas que tú ya has dado me parecen una pura delicia para los sentidos: remarco algunas que me surgen a mí aunque se repitan:

Me encanta el queso en todas sus variedades y me chifla mezclarlo con mermelada o membrillo, y muchas otras combinaciones dulce-salado las encuentro exquisitas.

Me encanta reirme. Soy muy exagerado cuando me entran las carcajadas pero no me importa pues al hacerlo suelo contagiar a los demás y esa es otra de las cosas que me hacen sentir bien: hacer disfrutar a los demás.

Amo los días de lluvia, y si son con sonidos de truenos lejanos entro en éxtasis. Me alegra que no me depriman los dias grises como le ocurre a tanta gente.

Me encanta leer un buen libro y luego hablar de él con alguien que también lo haya leido. Lo mismo con una película. Disfruto mucho.

Me gustan los besos y los abrazos muy prietos. Reconfortan y curan todos los males.

Me gusta el ambiente familiar sosegado en el que todos están haciendo algo por la casa y yo les observo satisfecho y orgulloso.

Y me gustan cien millones de cosas más, entre otras leerte a tí, ya lo sabes ;)

peibol dijo...

JuanRa:

Gracias mijo, yo también lo pienso al ver entradas viejas que en su día me curré mucho, pero que pasaron sin pena ni gloria... pero es lo que hay. Los comienzos son duros.

Me quedo con algunas de tus aportaciones, como lo del ambiente casero sosegado... ¡ y la de leerme a mí, por supuesto! jejeje

Un abrazo