Translate

domingo, 10 de febrero de 2008

Alter egos

A raíz de uno de mis últimos artículos, en el que comentaba de pasada los apodos cariñosos que me tenían ciertas personas, me he parado a reflexionar sobre aquellos nombres que me pusieron en referencia a alquien famoso, y sobre las personas a las que me han dicho alguna vez que les recuerdo. El resultado ha sido curioso…

Mis primas me llamaban monstruo de las galletas por mi consabida afición a las mismas. De pequeño era capaz de devorar paquetes enteros sin pestañear pero… ¡es que están tan buenas! Oreo, María, Chip´s ahoy!, Bocaditos de limón, Napolitanas, Tostarica, Dinosaurios, Fingers, Chiquilín… ¡Hay tanto donde elegir! De ahí que le tenga un cariño especial a Triqui por encima del resto de personajes de Barrio Sésamo.

Más tarde empezaron a llamarme Efran en referencia al protagonista de la (ñoña) serie Everwood. Decían que les recordaba a él, pero psíquica y comportamentalmente, está claro, porque no nos parecíamos nada. El día que empecé a ponerme “dobles mangas”, superponiendo camisetas de manga corta encima de las de manga larga, al igual que hacía mi alter ego, quedé bautizado del todo. Algo parecido le pasaba a mi amigo Airam al ver a “Lolo” el de Compañeros, que por diferentes razones le traía mi cara a la mente.

Casi todas las personas de mi entorno se apuntaron a un fenómeno social que gozó de gran popularidad durante hace unos años: hacer referencia a mi supuesto parecido son Sergio, el concursante grancanario de la cuarta edición de Operación Triunfo. Es cierto que nos dábamos un aire, pero nada más, apenas llegaba a soplo, y sin embargo, fuera a donde fuera, todo el mundo me lo decía.

Pero si hay algo más duro que parecerse a una persona famosa es que te vean parecido con un dibujo animado. Mi amiga Sara dice que le recuerdo a Milo, el amigo de Peeper Ann, Carlos me relaciona con el Stewie de Padre de familia (además de con el sempiterno personaje que interpreta Woody Allen en todas sus películas), y yo personalmente me identificaba con Libertad, la amiga mordaz de Mafalda.

¿Qué conclusión puedo sacar sobre mí de tal mezcla de personajes?

4 comentarios:

Vagabundo dijo...

pues que tienes mutiples personalidas, o ezquisofrenia eso prece lo mas probable XD

disculpa yo solo pasaba por aqui pero al leer tu post y oregunta, se me vino enseguida esa frase a la mente XD

y bueno ya que estoy aqui, si te gusta leer, escribir, y no tienes problemas en ser critico te recomiendo que visiten unblgo que se acaba de abriri una amiga

ironia-literaria.blogspot.com

date una vuelta, es mas que nada de relatos, epro a lo mejro encuentras algo interesante

tu exosrsister dijo...

Precisamente de mafalda es una frase, puesta en boca de miguelito, cuando habla de todos los familiares a los que se parece en algo...

No la recuerdo exactamente, y tpco la he encontrado en internet pero dice algo así como:
"Uno se parece a tanta gente que ya ni se parece a uno mismo" JAJAJA

Sacas algo en claro?

yo tampoco :P

JuanRa Diablo dijo...

A ver si me pongo a hacer un collage de todas esas fotos y te pongo cara. :D

peibol dijo...

A Vagabundo:
Le echaré un ojo. ;)

A Mi exorsister:
Qué grande era Miguelito... aunque me sigo quedando con Libertad

A JuanRa Diablo:
Entre esta entrada, y aquella de los avatares, lo tienes cada vez más fácil ;)


¡Saludos!