Translate

jueves, 21 de agosto de 2008

¡Manda cojones a Sandra!


El lenguaje popular evoluciona rápidamente dando lugar a, entre otras cosas, fusiones de refranes. Así, se oyen cosas como “Se van a juntar las putas con las canutas”, que implica pasarlas putas a la vez que pasarlas canutas… vamos, como para ponerse a saltar sobre una pata. Del clásico ibérico “¡Manda cojones!”, y el más refinado “¡Manda rosas a Sandra!”, nació el “¡Manda cojones a Sandra!”, y eso hago. Si la situación lo requiere mento a Sandra y a los cojones que va a recibir, pero lejos de descargar tensiones (que es para lo que se supone que sirven este tipo de expresiones), en realidad no puedo sino sentir lástima por la pobre Sandra.

Me la imagino como una chica joven e ingenua, de unos diecimucho, aspecto aniñado y no muy espabilada; con el pelo negro y un largo y vaporoso vestido azul, de esos que ponen las madres cursis a sus hijas, que no sólo no le pega por la edad que tiene, sino que parece rescatado del baúl de los recuerdos. Como es inocente y aún se asombra con cada nueva sorpresa que le ofrece la ciudad (era de un pueblo recóndito y ahora vive en la ciudad), va por la calle flipando, observando cada detalle con los ojos bien abiertos y la cara extasiada; parece que va colocada, e ir con esa ropa y esos andares entre saltos jubilosos, no ayuda a que sus desorbitados ojos y su sonrisa de oreja a oreja pasen desapercibidos. Le es indiferente.
Cuando camina (dando saltitos, recordemos), se agarra la falda del vestido para que no se ensucie, y cuando está sentada juega con los tirabuzones que le caen por encima de los hombros, o se atusa el enorme lazo que corona su cabeza. Es muy feliz en su universo.

Sandra pasó de una tediosa vida sedentaria entre las montañas, a una existencia llena de aventuras y maravillas, pues aunque pase sus días sin salir de la capital, encuentra nuevos divertimentos allá donde mire con sus enormes ojos azules. Realmente no se explica cómo quienes conviven con ella, pueden pasar por la vida de esa forma tan pasiva, sin agradecer cada pequeño regalo que suponen los detalles fascinantes que hay a cada paso.
Sin embargo, no todo es de color de rosa para ella, y es que si hay algo que la desestabiliza es el martirio chino de recibir inesperados regalos allá donde se encuentre, ofrendas que además contienen siempre lo mismo.
Delicadamente envuelto en una caja plana aderezada con un lazo como el de su cabeza, recibe cada cierto tiempo un recipiente lleno de cojones, los mismos que la gente le manda cuando digo en alto la frase en cuestión. Ella siempre abre el paquete con un resquicio de ilusión, pensando que tras tanto tiempo recibiendo el mismo fastidioso e inútil presente, es posible que esta vez la obsequien con un detalle de verdad, algo que le guste y pueda serle útil. Al principio coleccionaba todos los testículos que le mandaban, sin saber muy bien qué hacer con ellos; pensó en elaborar collares étnicos o donarlos a alguna granja para que sirvieran como alimento, pero pronto se le fueron acumulando, y como se ve desbordada sencillamente los tira. Cada vez que descubre que el regalo es, en efecto, una tanda de más de lo mismo, a ella también le sale natural exclamar un ¡Manda huevos! en alto, pero como no especifica destinatario, estos se quedan en el limbo de las predisposiciones y promesas que nunca llegan a cumplirse.



13 comentarios:

willow dijo...

y porque este no es otro artículo polémico sobre las olimpiadas...jajaja

peibol dijo...

jajajjaja No seas morboso, que con el anterior ya tuve polémica para unos meses XD. Un saludo

Tu exorsister dijo...

Querido exorbrother de mi vida, se te va la bola cosa mala... no se si decirte que escribas un libro de relatos o que directamente te hagas la permanente en las venas (cortartelas no, que las manchas de sangre salen muy mal).

Bueno, dicho esto, tus seguidores podran ver que el cuelgue es cosa de familia, y eso que no conocen a nuestra mentora, una fuente de inspiración para la creación de nuevas expresiones como "un buche de sotal" o "de fondo blanco" y renovación de los clásicos como "mi madre" (con la entonación adecuada).

En fin, no te gustan las olimpiadas y crees que hay una sandra bucolica-pastoril por ahi recibiendo cojones.... no sé que voy a hacer contigo... ¿saco la sartén?

Oliver dijo...

yo,si fuera la Sandra esa, haría un banco de semen y me forraría, si la vida te da limones, haz limonada, monada. yo soy un poco Sandra también. Aún espero un presente que me haga ilusión. Besos

En el Nucleo dijo...

jajajaja mu currado el texto,aunk la expresion no la habia escuxado nunca :s
un saludo

Sara dijo...

Dios.... Pablo que coño estas fumando ultimamente??? Estas mezclando medicamentos?? Te comiste un yogur caducado??? O fue el Neseta que estaba pasado? xDDDDDDD En fin, pa que luego digas que a mi se me va..... chacho, chacho :P

peibol dijo...

Jajaja muy buena idea Oliver, no había oído la expresión de los limones; En el nucleo, no habías escuchado la expresión porque es invención mía.

Un saludo a todos

El Sombrerero Loco dijo...

No había oído nunca lo de "manda rosas" pero me quedo con lo de "manda cojones..." ;) jajajajajaja muy bueno

HANNA moody dijo...

Prefiero mandar loS cojones a Chenoa..xD

Mike Parga dijo...

Haha pobre Sandra.
Yo no podría manejar tantos cojones mandados, utilizare la frase con mas cuidado de ahora en cuando.
Un saludo.
Muy buena entrada

Hanna moody dijo...

Yo pensando... pobre Sandra... es carne de puticlub en esta, la gran ciudad.

JuanRa Diablo dijo...

Supongo que tendrás la delicadeza de mandarlos bien presentados, afeitaditos, perfumados y con un lazo de satén que los mantenga bien unidos para que no se desparramen por la caja.

¿¿Que no?? ¿Que los mandas de cualquier forma?
El estómago que tiene la Sandrita...

peibol dijo...

El Sombrerero Loco:
¡Si es que el lenguaje tiene que evolucionar! :p

Hannah Moody:
Pobre, con todo lo que tiene ya encima...

Mike Parga:
Acabarías como ella, tirándolos a la basura XD. Ya sabes, ten cuidado la próxima vez que exclames algo :p.

Hanna Moody:
Yo estoy convencido de que es virgen, fíjate lo que te digo, pero oye, nunca se sabe; con lo inocente que es, seguro que la acaban convenciendo ;)

JuanRa Diablo:
Eso ya escaoa a mis competencias; yo exclamo la frase en alto, y alguien, llámalo ente superior o lo que sea, se los hace llegar como por arte de magia; ni siquiera sé de dónde salen... y prefiero no pensarlo :s

¡Saludos a todos!