Translate

domingo, 22 de febrero de 2009

¿Por qué tú también podrías ganar un Oscar si te diese la gana?

A escasas horas de la entrega de los Oscar, rescato un monólogo alusivo de la época dorada de "No Somos nadie", cuando Pablo Motos te despertaba desde M80 con una sonrisa, en lugar de conducir un espacio televisivo más mediocre. Dice así:

Hemos estado analizando durantes diez minutos todas las estadísticas de los ganadores de los oscars en todas las categorías, y hemos encontrado las claves para hacer una película y ganar, como mínimo, siete oscars sin despeinarte. Íbamos a hacer las claves para ganar un Goya, pero como sólo hay una…: hacer una peli que retrate la Guerra Civil a través de la mirada de un niño, y la llamas algo así como Las patas del saltamontes o Qué poco pesan las mariposas, o Dónde está la mosca, aquí o aquí. En fin, esas cosas que nos gustan tanto a los españoles.
Pero no nos desviemos del tema. Una cosa que viene muy bien para ganar un Oscar es ser norteamericano, porque si no, sólo puedes optar a la castaña de Oscar a la mejor película extranjera, que lo dan a las seis de la mañana, cuando ya se ha ido Rusell Crowe.
Ahora, si aún así quieres ganar el de la película extranjera, nada mejor que hacer un filme que
retrate la Guerra Civil a tavés de la mirada de un niño. Y la llamas The butterfly pillow o Where is the fly, here or here, y con un poco de suerte te llevas el Goya y el Oscar.

Para ganar el Oscar al mejor actor, coges al actor que más de moda esté y lo pones a hacer de zumbado con brotes de genialidad, o bien de superdotado con brotes psicóticos. Y ya si quieres asegurarte del todo, que esté condenado a muerte y que tenga doble personalidad. No se te ocurra matarlo al final, como en Phenomenon.
Vale, y diréis: sí, es muy fácil el de actor, pero ¿y el de actriz? Es muy sencillo. Si quieres el Oscar a la mejor actriz, coge a la actriz más guapa y buenorra que haya en el plantel, y que haga un papel de fea y mojigata. Y tienes que decir muchas veces que han estado nueves horas
maquillándola. Aunque todos sabemos que, si han estado nueve horas maquillándola, deberían despedir a la maquilladora, porque vaya lerda…
Una cosa importante: si queréis un Oscar femenino, no cometáis el error de contratar a Whoopi Goldberg, porque ella presenta los oscars, y no se puede dar un Oscar a sí misma. Además, bastante tiene Whoopi Goldberg con peinarse todas las mañanas… Eso hay que verlo.
Y diréis: “vale, los actores principales es fácil, pero ¿y los secundarios?”. Hay dos menaras. Una es conseguir que una superestrella reconozca públicamente que ha rebajado su caché para poder hacer un pequeño papel en tu película alternativa. Con eso sería suficiente, pero si no funciona, basta con coger a una vieja gloria y ponerle un papel que nunca habría hecho en el pasado. Coges por ejemplo, a Olivia Neton John ahora, y la pones de prostituta drogadicta. Y con una nariz falsa si puede ser. ¡Y es que lo tienes hecho tío!

Queda el Oscar al director. A éste lo mejor es
renunciar, porque se lo van a dar a Spielberg. Nos lo saltamos. Vamos mejor a por el Oscar de la música. Si es de dibujos animados, vete rápidamente a contratar a Phill Collins, que, para que lo entendáis, es como la Teresa Rabal de los Oscar, y te aseguras un osquítar. Nunca uses un clarinete. Jamás oirás: “Y el Oscar es para… Kenny G.” A Kenny G., como mucho, lo escucharás en el ascensor de los Oscar.
Para el Oscar al mejor guión, hay varios truquitos. Por ejemplo, empezar por el final y entrelazar varias historias sin relación aparente entre ellas. No olvides la historia de los viejos, y que al final se encajen todas como un puzzle a base de flash-backs. Recuerda que debes evitar caer en la tentación de meter a Whoopi Goldberg. Ah, y no te olvides de meter al
actor principal apareciendo en otras épocas en blanco y negro, dándole la mano a John Lennon, Kennedy y Gandhi.

Pero el consejo clave es que ¡nunca hagas pelis de miedo! ¿Por qué? Porque el jurado es muy mayor… y les da miedo. Por eso ganan tanto los musicales. Ellos dicen “Queremos de cante y baile, queremos de cante y baile”. ¡Cabaret! ¡Chicago! ¡Moulin Rouge! ¡Show Girls! ¿Dónde está la mosca aquí o aquí? En fin, chicos, suerte a todos, y no olvidéis presentaron antes a los Globos de Oro, que son la antesala.



12 comentarios:

Oliver dijo...

Cuanta razón hay en estas palabras!!!!
Ya verás qué resaca de Oscars, si gana Pe, estaremos dos meses oyéndolo en todos los canales y, si no, la desterraremos para siempre.
También hay quien asegura que existe el síndrome post oscars, se da en actores y actrices que reciben un oscar y se pegan sin trabajar dos años porque no hay quien los contrate: Halle Berry es un ejemplo, también le ocurrió a Marisa Tomei( ese año hubo rumores de tongo)
¿dónde está Anna Paquin, la niña que se llevó el oscar por "The piano"? Le fastidiaron la carrera dándole un oscar a tan temprana edad.
Saludetes

Nils dijo...

hacía siglos que no pensaba en el tipo ese de la mosca! argargahrgarhagrgara

Stultifer dijo...

¿Qué harto estoy de la guerra civil y de todas las guerras y de las películas que hablan de las guerras. Los creadores no tienen ideas. Por favor, que no gane Pe, que no gane nada.

El Zorrocloco dijo...

Como diría el Capitán Obvio: "¡Es gracioso porque es verdad!" XDD

Lo de cambiarle la cara a la actriz es cierto al 110%, y curiosamente es un fenómeno que se está ampliando a los yogurines machos. Se conoce que es imposible encontrar actores feos y baratos...

El extraño desconocido dijo...

jejeje, verdades como puños! Por cierto, ha ganado Pe así que ya sabemos lo que toca. Hoy es la mejor actriz española de la historia

El Sombrerero Loco dijo...

Jajajajajajaja pues si que es verdad si... todo tiene una pauta. Por cierto, ¿que tal La Duda?

peibol dijo...

A Oliver:
Acabo de averiguar que ganó Pe... sabía que era "la gran favorita", pero aún así me resistía a creerlo; no tanto porque la película de Woody Allen sea una mierda, sino porque el papel de Penélope no es para tanto: hace de neurótica gentucera, que es lo que mejor se le da. En cualquier caso, lo que más temos es eso, la resaca, y lo infinitamente pesados que van a estar con ella...

Lo de la maldición da que pensar, porque hay pocos que se hayan salvado, y si lo han hecho, ha sido después de un par de películas mediocres tras las que han levantado cabeza.

A Nils:
Es buenísimo lo de la mosca XD

A Stultifer:
Como habrás visto, todas las quinielas estaban en lo cierto; yo sabía que Kate Winslet ganaría, sospechaba lo de Sean Penn, sabía los premios técnicos de Benjamin Button y los gordos para Slumdog Millionaire, pero aún albergaba esperanzas sobre lo de Pe...

A El Zorrocloco:
Es que si cogen actores feos y baratos no tiene gracia; yo creo que la gente ve las películas más por el morbo de ver fea a la guapa, que por otra cosa.
Me imagino una reunión de actrices "afeadas" comparitendo vivencias:
-Tía, yo me tuve que poner una nariz postiza, ¡fue horrible!
-Calla, que yo engordé 5 kilos, y salí sin pintar...¡eso sí que fue un reto interpretativo!

A El extraño desconocido:
Sí, por los siglos de los siglos. A ver si con eso de que ya nos dieron la tabarra con Bardem, suavizan el tema...

A El Sombrerero Loco:
Bien, interesante. Sin duda lo mejor son las interpretaciones, y es que básicamente las película es un duelo interpretatiuvo entre la grandísima Meryl streep, y Philip Seymour Hoffman, pero el resto están también espléndidos. No es una película que vaya a cambiar tu vida, pero se deja ver muy bien.


¡Saludos a todos!

JuanRa Diablo dijo...

No me hables de cine que me pierdes. Es lo mío.
Jejeje, el Motos ha metido en la batidora todos los estereotipos y le ha salido bastante de verdad. Aunque nada de acuerdo en lo de que siempre gana Spielberg. Qué va! La Academia parecía tenerle manía y tardó muchos muchos años en reconocerle (ni Encuentros, ni Tiburón, ni Indiana, ni ET, ni El color púrpura, que tuvo 11 nominaciones y le hicieron el feo de no darle ni una...)
Tuvo que llegar La lista de Schindler para que por fin se rindieran a sus pies.
Totalmente de acuerdo en lo de que se pirran por actuaciones de tipos con algún defecto mental y sin embargo yo veo muy fácil hacer de Forrest Gump o de Rain man. No veo demasiado mérito interpretativo.
Y lo de la guerra civil en el cine español... ¡basta!¡aburre!
Lo dicho, si hablas de cine haré largocomentajes.
Un abrazo

JuanRa Diablo dijo...

Ah, hago encuesta en blog sobre Pe.

Nesta dijo...

Buenísimo, como me he reído. Hecho de menos "No somos nadie", desde que no están, mi radio está más vacía...

peibol dijo...

Me estoy dejando un comentario a mí mismo, ¿qué pasa? XD, pero es que no podía evitar la tentación de apuntar algunos ejemplos reales de lo dicho en el monólogo. Ahí vamos:

1- "Los girasoles ciegos" fue la gran favorita para los Goya, y obviamente, iba sobre la Guerra Civil. Este escrito es de antes de "El laberinto del fauno" (que arrasó), y el título encaja perfectamente con los que proponen, de guerra a través de los ojos de un niño, con título bucólico.

2- "...zumbado con brotes de genialidad, o bien de superdotado con brotes psicóticos": Una mente maravillosa, Yo soy Sam, Forrest Gump, Rain man, Inocencia interrumpida...

3 - Caracterizaciones imposibles: Monster, Las horas, Benjamin Button, La Duda, No te muevas...

4-Viejas glorias: Aquí es que se cumple con todos, pero si queremos un caso reciente, ahí tenemos la nominacion de Mickey Rourke.

5-Lo del guión en flashback e historias entrecruzadas es algo que fascina a todo el mundo (a mí el primero, para qué mentir); Babel, 21 gramos, Benjamin Button, Titanic, El paciente inglés, y un larguísimo etcétera.

¡Saludos!

peibol dijo...

A JuanRa Diablo:
Yo creo que lo de Spielberg lo puso por rellenar, que a todo el mundo le sonaría conocido, porque a mí también me llamó la atención; por lo demás, el monólogo es magistral.

Si haces largocomentajes, me harás feliz, y si hablas de cine, yo también haré largocomentajes :)

A Nesta:
Mi radío más que vacía está desnuda; su sucesores lo intentan, pero es que no hay ni punto de comparación... :s

¡Saludos!