Translate

martes, 29 de junio de 2010

Moda inmune

¿Se han dado cuenta de que la inmunidad que poseen los diseñadores de ropa, es casi equiparable a la que tienen los curas para decir animaladas? Me explico:

En general el tema de la moda me da bastante por saco, y no creo que sea el único al que le pase. Las revistas que orientan sobre lo que debes ponerte, son un despropósito que atenta contra la inteligencia, pero todos acabamos pasando por vestir más o menos acorde a los cánones del momento. La moda es cambio, aunque no siempre a bien, y es razonable que nos apetezca variar nuestra apariencia cada cierto tiempo, del mismo modo en que nos cansamos de un corte de pelo o decidimos dejarnos barba. Otra cosa son las fashion victims y el descerebramiento de las tías que idolatran prendas de ropa.

A lo que voy, que me estoy desviando, es a mi absoluta incomprensión al tratamiento que se da a la ropa de firma.
Cuando se habla de moda en los informativos (un enorme WTF que ya hemos asimilado, igual que el tiempo dedicado al fútbol), todas las creaciones son descritas con adjetivos amables, aunque lo que estén mostrando no haya por dónde cogerlo. Nos ponen a unas modelos con una boñiga en la cabeza, cadenas en el cuello y una teta al aire, y resulta que la colección otoño-invierno es "transgresora y desenfadada". No señores, es una puta mierda sin pies ni cabeza, y nadie cuerdo se pondría algo así.

Como se supone que la alta costura es arte, y lo que se enseña en los desfiles es una exageración de lo que pretenden imponer para esa temporada (no lo digo yo, es lo que me han explicado), se hace la vista gorda y aceptamos pulpo.
El problema viene a la hora de comentar el estilismo de las famosas en las alfombras rojas. El día después de una entrega de premios, todo los medios se hacen eco de cómo iban vestidas las asistentes, algo altamente trascendental. Es entonces cuando empiezan las lamidas de culo a mansalva.

Resulta que las actrices no llevan ropa antiestética, sino que "no la saben llevar"; es como decirte que no eres un engendro, sino que no sabes llevar tu cara. Un vestido nunca es feo; es desafortunado, inapropiado, complicado, no favorecedor, demasiado juvenil o demasiado serio, pero nunca feo. Si se tratara de ropa de Zara o Stradivarius no habría problema en llamar a las cosas por su nombre, pero se trata de prendas de lujo, y por alguna razón eso no se puede criticar. Es la misma razón por la que los diseñadores van disfrazados en plan carnavalesco: saben que nadie les va a decir ni pío porque ellos son "la autoridad".

Yo quiero pensar que caen en esta complacencia idiota por miedo a quedar como catetos, como quien finge interés ante un cuadro que le parece horrible. Si el diseñador ha aprobado un diseño, y una famosa de renombre se lo ha puesto, debe ser porque es bonito, pero quizás no todos los ojos son capaces de captar esa belleza, así que mejor seguirle la corriente a los que saben y no despreciar nada. Lo mismito que "El traje nuevo del Emperador".

Resulta curioso por otro lado, que no haya problemas en soltar las críticas más crueles hacia las manifestaciones artísticas más populares, es decir: el cine, la música y la literatura. Están al alcance de todos porque hay para todos los gustos; de Spanish Movie a Cinema Paradiso; de Wendy Sulca a Pavarotti; de Federico Moccia a Saramago. Cubren todo el espectro de la población, así que cualquiera puede convertirse en crítico.
Es como si apreciar la moda elitista sólo estuviera al alcance de los paladares más exquisitos, pero tal y como lo veo, lo que de verdad prima es la inseguridad de quienes pretenden moverse en ese mundo sin cagarla, y el borreguismo de los que piensan que lo caro y sofisticado pedante y abusivo es necesariamente bueno y bonito. Manada de imbéciles.




22 comentarios:

Pétalo dijo...

Pues si, yo siempre lo pienso. Ves los desfiles y es como "qué?". Está claro que para algunas cosas hay que tener suerte y ya está, no tiene mucho que ver con el talento. Claro que no me importa lo del enlace, bobi.

Ana dijo...

Hola!! Lo primero es darte las gracias por el enlace al blog de Pétalo, no lo conocía y me lo estoy pasando bomba con sus post.
Lo segundo, mi internete está hoy un poco más cachondo que de costumbre y no me muestra los videos (como siempre) pero tampoco la mitad de las fotos con las que adornaste hoy el post.
Quisiera recomendarte que veas este video ... http://www.youtube.com/watch?v=CRHBub-B3fY aún a riesgo de que no sé si es el mismo que has usado para tu entrada porque como te digo, mi conexión está flamenca hoy.
Yo opino que la moda es un desperdicio de talento, dinero y recursos, y que las y los modelos deberían tener más curvas, porque así de flacos no representan a casi nadie.
Un saludete!!

JuanRa Diablo dijo...

Pero cómo se te ocurre hablar así de la MODA, transgresor !! XD

Pues qué quieres que te diga: que lo has clavao!
Y el común de los mortales lo veremos así pero toda esa gente "glamurosa" metida en el ajo igual lo piensa pero no dice esta boca es mía por el qué dirán.

Y esto es extensible al arte, como también has dejado caer de pasada, y ante determinadas "manifestaciones artísticas" en las que uno se indigna por la tomadura de pelo que supone lo expuesto, siempre me ha jodido mucho que salga el erudito de turno a defender lo indefendible: "Pero nooo, toda expresión que impacte en los sentidos y cree una mínima emoción de cualquier tipo... es arte",
que le entran ganas a uno de tirarse un pedo en sus narices y decirle: ¡¡TOMA ARTE!!

PD. Todo un revival del edificio en los enlaces,¿eh? pero a mí eso plin, que ya me lo tengo barrido. ;)

Raquel dijo...

Lo respeto, pero no entiendo a esa gente que se toma tan en serio la moda, que la considera algo tan esencial en su vida que vive por y para llevar las últimas tendencias. Creo que, como en todo, los extremos son malos. Hay mucha gente obsesionada con esto, con comprarse más y más y acumular en los armarios ropa que se pondrán una vez ,y que desecharán a la temporada siguiente porque ya no está de moda.
Tampoco entiendo mucho por qué se valora tanto la opinión de esos "gurús", que a la vista está no saben vestir sin parecer que van disfrazados. Es una pena, la verdad, pero es que hay mucha gente borrega que para evitar pensar por si mismos "acatan" lo que otros dicen que es moda.
El video es buenisimo; ay la pobre, que caída más tonta.

Saludos.

Virginia Martínez Escalona dijo...

A mí me hacen bastante gracia los desfiles de moda. Me refiero a que lo que llevan en muchas ocasiones los/as modelos parecen disfraces. ¿Quién va a ir en plan lámpara, mueble, con una teta al aire, con unas rejas, unas cadenas, y demás cachibaches por la calle? xd No sé por qué se esfuerzan en diseñar esos desperdicios. Por otro lado, aunque yo no sea de esas personas que siguen la moda, y se informan de lo que se lleva o de lo que no, me compro la ropa en tiendas donde se la compra pues mucha gente, de modo que al final parece que todos vestimos iguales...

Y lo de los vestidos de las famosas...hombre también las ponen verdes no creas xDD, pero tienes razón en eso de que claro al llevarlo tal cantante, actriz...o quien diablos sea...pues le da el visto bueno a ese vestido, y aunque feo o no la gente querrá ir como ella (no todos, gracias al cielo).

Muy buena entrada! Un beso y disfruta de la tarde!

Indo dijo...

pues claro que síiiiiiiiiiiii. qué bueno el cuento del rey con el culo al aire.
tienes razón, sabes? yo paso bastante de la moda y visto de básicos lo que a veces hace que me llamen sosa.
muy bueno el post.

Mica dijo...

Menuda entrada. Me ha costado leerla porque me he ido a todas las remisiones que haces, y no puedo más que felicitarte y estar completamente de acuerdo contigo. La gente suele ser absurda con la moda. Hay que usar la cabeza y saber discernir entre lo que se lleva o dicen que se lleva y lo que a uno le sienta bien. Ya no es sólo que pretenden vendernos atrocidades camufladas de "moda", si no que la gente pretende enfundarse modelos con los que están para lapidarlos. Porque si se tiene un culo más grande que una plaza de toros, unas patorras como dos jamones, una tripa cervecera y además se es paticorta, cómo se puede poner una unos pantalones pitillo? Porque se llevan? Ah, o esos zapatos de dos metros de plataforma...

peibol dijo...

Pétalo:

La cosa es que se supone que lo de los desfiles es una exageración de la moda de ese momento. Y claro, yo me pregunto; si también hacen desfiles normales, es decir, de la ropa que luego se ve en las tiendas, ¿qué necesidad hay de hacer la patujada de los disfraces imposibles? :s

Por cierto, acabo de engancharte una lectora gracias al enlace. ¿Voy a cobrar algo por ello? XD

Ana:

Nada mujer, pa eso estamos. Ahí está el encanto del mundo Blogger, que en general (siempre habrá excepciones), se establece este colegueo sin competitividad ;).

El vídeo que yo enlacé en realidad era una tontería, pero el tuyo no tiene ningún desperdicio XD. Si te gustan las críticas de Loquendo (el de tu vídeo), deberías escuchar la que puse en esta entrada. Es genial XD

La moda es un tema que daría para hablar durante muchos post, porque tiene una de ramificaciones y mueve tanto dinero, que no creo que seamos si quiera capaces de imaginar la importancia que tiene en el mundo actual. Por cierto, ya que lo menciones, hablé de anorexia aquí.

JuanRa:

Exacto. Yo estoy convencido de que es más el miedo que otra cosa, lo que hace que no puedan decir: “Esta falda de Dolce&Gabanna es una puta basura”. Eso jamás. Si acaso acusarán a la actriz de turno de hacer que resulte fea; la culpa nunca es de la ropa.

Yo con el arte soy muy abierto de mente… hasta cierto punto. Me gusta el arte moderno, pero sé que amparándose en ese término tan ambiguo hay mucha tomadura de pelo. Y sí, eso de que es “cualquier cosa que te provoque una emoción”, es absurdo: ¿Y si me emociono porque me regalan una tele de plasma? ¿Esa tele es arte? ¿Y si me muero del asco por ver un vómito en la calle? ¿También sería arte? XD

PD. No te confíes con los enlaces, que no todas llevan a entradas viejas; siempre me gusta meter alguno que lleve a algo nuevo no perteneciente al blog ;)

Raquel:

Pues yo ni lo entiendo… ni lo respeto XD. No, a ver; puedo entender que haya a quien le apasione hasta cierto punto, como quien pierde el culo por los coches o la música, pero todo tiene unos límites, y en el mundo de la moda suelen estar difusos. ¿En qué momento deja de ser algo que te llama la atención, para convertirse en la droga que te hace perder el sentido de la realidad, la objetividad y el juicio, por dejarse deslumbrar por la opulencia y las marcas como si fueran lo único en la vida? Y todo, como dices tú, para desechar enseguida lo que unos meses atrás te hizo temblar de emoción. Es incongruente, y nada llevadero económicamente.

Yo creo que se valora a esos iluminados, porque han tenido más huevos que otros aspirantes a gurú, y le han echado morro para montarse un personaje.

El video es grandioso, sobre todo porque según me cuentan mis fuentes, esta tía era más mala que masticar madera, pero tenía unos andares de diva que ni te cuento. ¡Pues toma! ¡Pastillas de goma!


¡Saludos!

peibol dijo...

Virginia:

La cosa es que hay dos modas; la imposible y la llevadera. La primera es de la que se hacen eco en todos lados, la que todo el mundo conoce, la que sale en las revistas y de la que se hacen esos trajes esperpénticos.

La segunda es la de la ropa que compra la gente normal, que también se presenta en pasarelas, pero con la boca pequeña, sin hacer mucho ruido y que nadie se entere. En realidad no tiene mucho sentido…

También ponen verdes a las famosas, sí, pero los ataques se suelen dirigir a ellas y no a la ropa; por no haber elegido bien, porque no les sienta, porque está mal combinado con los zapatos o porque no es de su talla. Ahora bien, ¿cuántas veces se oye decir que el vestido de Carolina Herrera de fulanita es una mierda espantosa?

Me alegra que te haya gustado la entrada ;)

Indo:

El cuento de “El traje nuevo del Emperador” es una muestra totalmente acertada de cómo funciona la gente respecto a la moda elitista. Está clavado.

A mí me gusta vestir bien, pero mis estándares de lo que es “bien” no son los que dictan según la temporada; si algo me gusta y me sienta bien me lo compro, esté o no esté de moda. Curiosamente, la ropa que más me pongo y más me gusta, tiene ya un par de años, pero que me quiten lo bailado. ;)

Gracias por el halago ;)

Mica:

Me alegra mucho que te haya gustado la entrada, pero me alegra mucho más que hayas ido a ver los enlaces; es gratificante saber que no los pongo en vano. ¡Gracias! :D.

No podría estar más de acuerdo contigo, y el ejemplo que pones de los pitillos me viene de perlas: Jamás, nunca, me pondré unos pitillos. Eso sólo le queda bien a las tías buenas, tirando a flacas, y que sean altas. Punto. Un tío con pitillos es la muerte, y si encima eres gord@ apaga y vámonos. ¿Se corta por eso la gente pa comprárselos? ¡No! ¿Por qué? ¡Porque están de moda! ¬¬


¡Saludos!

Pecosa dijo...

¡Pues yo adoooro las revistas de moda! ¡En serio!

;)

Nah, son un asco. Hace años a veces me daba por pillarme la Cosmopolitan, y me aburría enormemente. Sólo hacía los test de sexo, y al final me acababan aburriendo también, siempre eran iguales.

Tengo un caso concreto de una amiga (ya te la nombré cuando el post de Sexo en Nueva York) que entre la serie y las Cosmos que se ha comido, cada año se cambia el armario entero.
Yo, sin mentirte, aún tengo ropa de hace diez años (me da hasta vergüenza decirlo). Obviamente no toda, sólo la que se mantiene mejor. Mientras esté aceptable y no me canse, no me deshago de la prenda. Pa qué complicarse. Por eso voy acomulando ropa, porque de vez en cuando compro, pero tirar, tiro poco :)

Pecosa dijo...

P.D: me encaaaantan los brazos del tío de la primera foto. Cuando he ampliado (la he ampliado para ver si estaba bueno) mi mirada se ha ido a las venacas del brazo. ¡Venas gigantes, arf!

Pétalo dijo...

Ah, que no lo hacías de forma desinteresada? Bueno, pues pide algo entonces...XD.

La exorsister dijo...

A mi lo que más me jode es lo de este año se lleva...
Deciden que los pantalones se llevan pitillos, y ¡Hala! no hay forma de encontrar unos pantalones normales en las tiendas... a pasar todos por el aro, o pitillos o en bragas... COÑO!

Sara dijo...

Jajajaja, mmmmm este tema me suena que lo hemos hablado :P
A ver, yo creo que la moda tiene un fuerte componente artístico, y mezclar colores, estampados y formas tiene su punto, Hay cosas que aunque sepas que no te vas a poner en la vida, las ves y dices, oye, qué bonito, es una obra de arte. Hasta ahí, bien. Pero yo he visto desfiles, que, desde mi punto de vista son una puta mierda, de estos de "todo vale", te pongo una gorra, con veinte mil cosas, un peinado horrendo, unas sandalias imposibles mezcladas con calcetines, unos mini shorts y ya, si eso, una camiseta transparente. Y según el que comenta eso es "super transgresor y hay que ver qué forma de fusionar, de hacer que el conjunto funcione" ... PERO QUÉ COJONES??? Eso es basura, pura y dura, pero como lo ha hecho Dior, mola mil...
La moda, sí, tiene un componente artístico, pero es sobre todo y ante todo, un negocio. Y eso se supone que se lo pone la gente???? Habrá cosas que sí, pero hay algunas cosas que por muy "arriesgado/hortera" que uno pueda ser... son totalmente inviables, que no se lo compra ni la típica rica excéntrica.
Por qué triunfan las franquicias tipo zara, H&M (aparte de por el precio, obvio??) pues porque se inspiran o copian aquello de las grandes firmas que la gente SÍ se pone y puede combinar de forma que hasta el más arriesgado quede conforme.
Y ya lo de los diseñadores de moda, pffffff, y las revistas de moda, más de lo mismo, fotos divinas, con modelos guapísimas (y algunas ni eso) con ropa que jamás te podrás poner (por hortera y porque para comprartela tendrías que vender un riñón...) Con lo bonita que es la ropa de H&M, si es que..... xDD
Besos!

Anónimo dijo...

Hola sr. Peibol,

como casi siempre, no te falta parte de razón.

Todos los negocios tienen puntos criticables.

La moda tiene su punto débil precisamente en su iceberg, el espéctaculo. Sus cabecitas visibles en forma de diseñadores, creadores de tendencias, modélos famosisimas que recrean unas veces belleza y otras chaladuras .
Pero... son necesarios, generan mucha tonteria, y a la vez mucho trabajo , como otros tantos negocios.

La gente variopinta que se dedica a esto de la moda es consciente que emplea su talento para jefes neuróticos y pagadisimos de si mismos, pero eso es taaaaaan habitual en taaaaaantos negocios. Ep !, pero es curro a mansalva.

En cuanto al impacto que tiene en la gente corriente, es como tantas otras cosas, los hay que se dejan llevar por esa moda hoy horripilante, mañana favorecedora, y una gran mayoria, que pone las cejas en arco y sólo se acoge a lo que le viene bien. Pero esto también lo hacemos con los bancos, el supermercado, la inmobiliaria, el periódico que compramos, la tv que vemos, los muebles de diseño, los gadget que nos agenciamos....y... hasta el infinito y más allá!!.

Admito, que el asunto de la ropa es a veces sangrante, es lo que se ha de soportar a nuestros semejantes en los espacios comunes....y es verdad, a veces los que siguen las tendencias necesitan urgentemente espejos envolventes en el recibidor de su casa.

Saludos. Mari.

peibol dijo...

Pecosa:

Lo de tu amiga es de juzgado de guardia; que oye, si se lo puede permitir y se quiere gastar el dinero en eso, pues allá ella, pero no termino de entender cómo puedes babear por una falda y dejarte medio sueldo en comprarla, para que al año te parezca un horror. ¿Te imaginas que le pusiéramos la misma caducidad a todo? Coches, casas, amigos... :s

Yo también tengo ropa desde hace siglos, y lo que más me pongo es precisamente lo más viejo. Si algo me gusta y es atemporal, ¿por qué deshacerme de ello?

PD. Algún tía alguien va a tener que explicarme seriamente esa obsesión hacia los brazos masculinos llenos de venas. :o

Pétalo:

Jajajajajaja. En realidad sí que lo hacía de forma desinteresada, pero ya que has recibido algo a cambio, se me despertó la vena capitalista. Don´t worry :D

La exorsister:

Tú lo has dicho: "En bragas...COÑO". No se me ocurre mejor lugar para guardarlo que unas bragas XD.

Ahora en serio, es horrible. Yo estuve años batallando pa poder comprarme unos putos pantalones que no fueran tirando a pitillos, y al final tuve que ir a un mayorista en el extranjero. Tócate los cojones.

Sara:

¡Yeah! Te dije que la entrada te iba a gustar :D

Habría qu ver cómo de amables serían hacia esas fusiones imposibles, si en lugar de Dior las hiciera Paquita Pérez. ¡La acribillarían sin compasión!

Lo otro... bueno, ya lo hemos hablado y está puesto en la entrada, así que no es plan de repetirme ;)

PD. ¿Cuánto te han pagado los de H&M? XD

Mari:

No niego que sea un negocio que da muchos puestos de trabajo, y no critico que la moda exista; como digo la veo como algo normal. Lo que me toca las narices son esas incongruencias que se suelen dar siempre en la punta del iceberg: Gente HORTERA con autoridad para criticar la ropa de los demás y decidir lo que "se lleva" y lo que no, y condescendencia absurda hacia los altos cargos por no quedar mal. Entiendo que lo hagan los propios trabajadores, como quien tiene que ser amable con su jefe, pero que todo el mundo se haga partícipe me enferma. ¿Es que acaso van a ir los de Chanel a reprender a los que digan que su ropa es fea? :s

Son ese tipo de tonterías inconsistentes las que me cabrean, no la moda en sí, y por alguna razón parece que a casi todo el mundo le pasan desapercibidas o, peor aún, se hacen partícipes de las mismas. :o


¡Saludos!

Anónimo dijo...

Hola otra vez sr, Peibol,

yo creo que los de Chanel y los grandes del cotarro, no reprenden nunca.
Simplemente al primero que se le ponga de canto, pues no le vuelven a invitar al desfile ni a fiestas superguapisimas dónde está todo el que es alguien, ni le mandan regalitos, se le niega el champán y los canapés o algún cotilleo jugosito o esas cosillas que tanto gustan a los comentaristas del mundillo y a los transmisores de tendencias ( véase, los bloggeros modiles, que a la primera de cambio dejan las críticas porque les han mandado una camiseta de regalo. Los humanos somos gente fácil!! )
Lo mismito que en otros mundos, como te pongas tonto, se acabarón los besos y abrazos.

Saludos. Mari.

Oliver dijo...

En la moda, como en cualquier disciplina artística, hay mucha tomadura de pelo. Como tú dices, lo que nos impide criticar ciertas expresiones estéticas es el miedo a quedar como paletos, alabando todo obtendremos una imagen de visionarios modernos y con amplitud de miras pero no es oro todo lo que reluce....
Saluditos

peibol dijo...

Mari:

Estoy de acuerdo contigo; las lamidas de culo en el mundo laboral tienen sentido, puesto que abandonar ese peloteo, aún cuando es evidente que lo que están haciendo es dando coba, puede suponer una tumbra profesional.

Lo que de verdad me choca es que en ese peloteo acabe participando todo el mundo, tenga o no intereses económicos de por medio. A eso me refería. ;)
Todo el mundo habla con la misma condescendencia y amabilidad de la ropa objetivamente imposible, del mismo modo en que, como dije en el ejemplo, hay personas que jamás critican una obra de arte, aunque sea, literalmente, una mierda pinchada en un palo. ;)

Oliver:

¡Exacto! Has resumido perfectamente la esencia de lo que quería transmitir. :)
Podría haber escrito sobre arte contemporáneo, pero sé que la gente sí es más visceral en ese caso, y además, desde mi punto de vista, se trata de algo más subjetivo ;)


¡Saludos!

anasisterdiablo dijo...

Amén.

Misaoshi dijo...

He estado leyendo los links que has puesto y la reseña sobre la mierda de Moccia me ha encantado; su amiga no es la única que está enganchada a esa bazofia y me da rabia ver gente defendiendo a ese personaje a muerte.

Diox, y como a Moccia, a todos los pintores burratachistas que se vuelven millonarios con dos garabatos mal hechos.

peibol dijo...

anasisterdiablo:

;)

Misaoshi:

Cuánta mala baba reunida por aquí. XD

¡Saludos!