Translate

viernes, 20 de mayo de 2011

El/la género/génera neutro/neutra

Hace poco hablé de la incompetente, una profesora más inútil que el codo de un playmobil. Me dejé en el tintero algo que sentía que tenía que constituir un post por sí mismo: La combinación única de ignorancia, complejos y falta de sentido común, que le llevan a hablar de acuerdo a la moda estúpida de lo políticamente correcto… y gramaticalmente incorrecto.

Como ya he expresado alguna vez por aquí, el lenguaje políticamente correcto me toca muchísimo los cojones; me parece propio de gente con miedo a llamar las cosas por su nombre para no evidenciar sus propios prejuicios. Ella es una de esas personas que ve gente “de color” por la calle, asume que las lesbianas no tienen novia o pareja sino “compañera”, y sobre todo y especialmente, fuerza cualquier cosa que dice para intentar colar los dos géneros sin venir a cuento. Es más, cuando se olvida porque le sale natural, rectifica para incorporarlo. Subnormal.

El otro día le mandamos un trabajo en grupo y nos respondió, vía e-mail, que nos había "corregido" términos "sexistas", eliminando el género neutro para incluir a los dos géneros. Nos tocó tanto los cojones que nosotros nos fuimos a la RAE y le reenviamos el anexo sobre el uso del genérico, y las incorrecciones que últimamente la gente lleva a cabo a posta por cogérsela con papel de fumar. Al día siguiente se acercó a nosotros y nos dijo que teníamos razón, que no era incorrecto, pero que ella era feminista, y por eso se veía en la obligación de "luchar desde todos los frentes". No eres feminista, eres gilipollas y una cateta.

Para empezar, si quieres usar los dos géneros indiscriminadamente, tienes que hacerlo siempre o no hacerlo nunca, pero remarcarlo a muerte sólo cuando te acuerdas es incoherente. Eres tan jodidamente absurda que optas decir cosas como "mi padre y mi madre" en lugar de "mis padres" o mencionar a "los hijos e hijas de mis vecinos y mis vecinas", por poner sólo dos ejemplos. ¿Acaso no te das cuenta de lo engorroso que es y el ridículo que estás haciendo?

Llegados a este punto, alguno podría pensar que me estoy pasando, pero para que os hagáis una idea de lo enana mental que es, y lo resentida que está hacia el género masculino, siempre que dice las notas o quiere hablar con nosotros, llama primero a todas las chicas, con quienes se detiene a charlar largo y tendido, y a los chicos nos deja para el final, dedicándonos apenas a unas migajas de su tiempo.

Podría seguir escribiendo sobre el tema, que da para largo, pero mejor les dejo con un artículo épico de Pérez-Reverte, que me hace eyacular masivamente cada vez que lo releo. Se llama “La osadía de la ignorancia”, y dice así:
"Una comisión del parlamento andaluz a la que se encomendó revisar el «lenguaje sexista» de los documentos de allí, se ha dirigido a la Real Academia Española solicitando un informe sobre la corrección de los desdoblamientos tipo «diputados y diputadas, padres y madres, niños y niñas, funcionarios y funcionarias», etcétera. Como suele –recibe cinco mil consultas mensuales de todo el mundo–, la RAE respondió puntualizando que tales piruetas lingüísticas son innecesarias; y que, pese al deseo de ciertos colectivos de presentar la lengua como rehén histórico del machismo social, el uso genérico del masculino gramatical tiene que ver con el criterio básico de cualquier lengua: economía y simplificación. O sea, obtener la máxima comunicación con el menor esfuerzo posible, no diciendo con cuatro palabras lo que puede resumirse en dos. Ésa es la razón de que, en los sustantivos que designan seres animados, el uso masculino designe también a todos los individuos de la especie, sin distinción de sexos. Si decimos los hombres prehistóricos se vestían con pieles de animales o en mi barrio hay muchos gatos, de las referencias no quedan excluidas, obviamente, ni las mujeres prehistóricas ni las gatas.

Aún se detalló más en la respuesta de la RAE: que precisamente la oposición de sexos, cuando se utiliza, permite destacar diferencias concretas. Usarla de forma indiscriminada, como proponen las feministas radicales, quitaría sentido a esa variante cuando de verdad hace falta. Por ejemplo, para dejar claro que la proporción de alumnos y alumnas se ha invertido, o que en una actividad deportiva deben participar por igual los alumnos y las alumnas. La pérdida de tales matices por causa de factores sociopolíticos y no lingüísticos, y el empleo de circunloquios y sustituciones inadecuadas, resulta empobrecedor, artificioso y ridículo: diputados y diputadas electos y electas en vez de diputados electos, o llevaré a los niños y niñas al colegio o llevaré a nuestra descendencia al colegio en vez de llevaré a los putos niños al colegio. Por ejemplo.

Pero todo eso, que es razonable y figura en la respuesta de la Real Academia, no coincide con los deseos e intenciones de la directora del Instituto Andaluz de la Mujer, doña Soledad Ruiz. Al conocer el informe, la señora Ruiz se quejó amarga y públicamente. Lo que hace la RAE, dijo, es «invisibilizar a las mujeres, en un lenguaje tan rico como el español, que tiene masculino y femenino». Luego no se fumó un puro, supongo, porque lo de fumar no es políticamente correcto. Pero da igual. Aparte de subrayar la simpleza del argumento, y también la osada creación, por cuenta y riesgo de la señora Ruiz, del verbo «invisibilizar» –la estupidez aliada con la ignorancia tienen huevos para todo, y valga la metáfora machista–, creo que la cosa merece una puntualización. O varias.

Alguien debería decirles a ciertas feministas contumaces, incluso a las que hay en el Gobierno de la Nación o en la Junta de Andalucía, que están mal acostumbradas. La Real Academia no es una institución improvisada en dos días, que necesite los votos de las minorías y la demagogia fácil para aguantar una legislatura. La RAE tampoco es La Moncloa, donde bastan unos chillidos histéricos en el momento oportuno para que el presidente del Gobierno y el ministro de Justicia cambien, en alarde de demagogia oportunista, el título de una ley de violencia contra la mujer o de violencia doméstica por esa idiotez de violencia de género sin que se les caiga la cara de vergüenza. La lengua española, desde Homero, Séneca o Ben Cuzmán hasta Cela y Delibes, pasando por Berceo, Cervantes, Quevedo o Valle Inclán, no es algo que se improvise o se cambie en cuatro años, sino un largo proceso cultural cuajado durante siglos, donde ningún imbécil analfabeto –o analfabeta– tiene nada que decir al hilo de intereses políticos coyunturales. La RAE, concertada con otras veintiuna academias hermanas, es una institución independiente, nobilísima y respetada en todo el mundo: gestiona y mantiene viva, eficaz y común, una lengua extraordinaria, culta, hablada por cuatrocientos millones de personas. Esa tarea dura ya casi trescientos años, y nunca estuvo sometida a la estrategia política del capullo de turno; ni siquiera durante el franquismo, cuando los académicos se negaron a privar de sus sillones a los compañeros republicanos en el exilio. Así que por una vez, sin que sirva de precedente, permitan que este artículo lo firme hoy Arturo Pérez-Reverte. De la Real Academia Española."

20 comentarios:

$. M. K. dijo...

En otras lenguas como el alemán, el ingles o el italiano esto no pasa. Y eso que tanto el alemán como el italiano tienen sus declinaciones para diferenciar el genero de la palabra en cuestión.

Hace un par de años vi en la puerta del cole al que solía ir un cartel que ponía A.M.P.A (Asociación de Padres y Madres) que sustituía al A.P.A. (Asociación de Padres) que es como yo la recuerdo de toda la vida. Pero este asunto va más lejos. Es muy frecuente usar la tecla "@" para referirse a los dos géneros, como intentando ser ecuánimes. Por ejemplo: "Vacune a su perr@ antes de la fecha indicada." "Para ser miembr@ se debe cumplimentar la ficha de inscripción"

Estas normas absurdas que nos quieren inculcar los politicos son tan rídiculas y estupidas como el alterar el orden del apellido. Pero esa es otra historia.

Un saludo!

Naar dijo...

tienes tanta razón como tuvo Reverte al escribir ese artículo. yo soy mujer y no me siento ofendida si estoy en un grupo y nos dicen "hola a todos" por ejemplo. no me siento marginada, ni me doy por aludida estúpidamente.
lo guay del asunto es que si un hombre se autodenomina "machista" se le puede apalear en la plaza pública, pero si una mujer es feminista, es la más guay del mundo. si defendemos la igualdad, no seamos idiotas, por favor.
en fin, vuelvo a lamentar, como con tu post anterior sobre esta tía, que haya gente así dando clase. aprueba y piérdela de vista cuanto antes.

Doctora Anchoa dijo...

Si te gusta Arturo Pérez Reverte se recomiendo también la columna "erizas en pie de guerra" (creo que se llamaba así)muy relacionada con el tema de las feministas absurdas, que se publicó también en su revista dominical.

Oliver dijo...

En la facultad también me encontré con alguna profesora de esa calaña. Si las feministas buscan la igualdad no pueden hacer distinciones en el trato a ambos sexos... Ese tipo de feminismo es tan peligroso como el machismo. Con respecto a las notas ¿suele ser más benevolente con ellas?

Nalataia dijo...

Toma ya! Con dos cojones (y porque es hombre, sino seria "con dos ovarios" XD).

A ver, me considero feminista como la que más, pues si nosotras no lanzamos el grito al cielo, los demás ni una palabra... y los que sí lo hacen, pobrecillos, los mandan a pastar cabras. Pero de ahí, a "sexualizar" la lengua hay un abismo. No es tanto el vocabulario que se usa cómo la manera de hacerlo y la educación que hay detrás de éste. Si uno es machista por imposición o por elección propia, lo sera igual con o sin el "matiz" femenino; es más, feminizar la lengua lo volverá todavia más cafre.

En mi opinión, hay que empezar desde la EDUCACIÓN y no desde la gramática. Además, si bien usamos el masculino para referirnos al conjunto general (sin diferenciar entre hombres y mujeres)... que coño! usemos también el femenino y listos! s un plural igual, no?

Pues eso... quién se pica, ajos come.

Por cierto, yo nunca me he sentido discriminada por el uso del "masculino general"... a mi dadme hechos, no palabras.

papacangrejo dijo...

No conozco ninguna feminista que eduque con su ejemplo, pues enseña lo mismo que un machista a no respetar y a no tratar al otro como igual.

JuanRa Diablo dijo...

Pero vamos a ver... ¿esta "profesora" pertenece a la especie humana o forma parte de alguna plaga? ¡Qué dechado de virtudes! :S
Veo tan ridículo ese protagonismo que parecen quererse dar algunos, viendo fantasmas donde no los hay... Y lo triste es que se quedan tan panchos acusando al lenguaje de "machista", como si un idioma actuara con vida propia metiéndose con la gente a la que tuviera manía.
El lenguaje es solo un instrumento y es el individuo que lo utiliza el que le puede dar esa connotación negativa. Querer cambiar un idioma para reivindicar feminismo me parece ridículo. Ahí ya no veo una forma de expresar derechos de igualdad, ahí veo una especie de trastorno o de ganas de dar por saco.
Y no deben haber caído en la cuenta, si no ya estarían exigiendo el masculino "pianisto", "violinisto", "futbolisto" para diferenciarlos claramente del femenino.
De verdad, lamentable.

Anda, hazme el favor de darle a la tirapedos ese escrito de Pérez Reverte y que lo lea con atención. Aunque después de todo lo que has contado, dudo que sepa hacerlo.

Saludos

(He visto aquí a la auténtica oveja que da collejas XDD)

Pecosa dijo...

Estoy totalmente de acuerdo con el comentario de Natalia. El feminismo empieza por la educación no por la gramática. Y como el feminismo lo que pretende es la igualdad de sexos, en ningún caso la superioridad del sexo femenino, no entiendo porqué tiene que dar preferencia a las chicas a la hora de hacer cualquier cosa en clase, a eso se le llama DISCRIMINACIÓN SEXUAL, señorita profesora.

Por cierto, yo cuando me enfado, estoy hasta los COJONES, cuando me pongo cabezona, hago las cosas POR MIS COJONES. Porque me gusta más y me suena más contundente. Los ovarios no me suena a poderoso para nada. Como mucho cambiaría "cojones" por "tetas".

Sar@! dijo...

En fin, tu profesora, aparte de tirarse pedos es una inculta y una cateta. El feminismo es el machismo a la inversa, tan malo es lo uno, como lo otro. Las mujeres que se auto proclaman feministas siempre me han parecido unas acomplejadas que se sienten inferiores, y tienen que hacer todo lo posible para hacerse notar. Y lo del tema de la lengua, ya me toca mucho los huevos (sí, los huevos xD), porque luego das con una de estas en la vida real y no razonan, pero ni a tiros. Tienen comido el cerebro, como si de una secta se tratase.
¿No se dan cuenta de que decir: los padres y madres, de los niños y niñas, morenos y morenas es una puta gilipollez, pudiendo decir lo mismo en menos palabras? Diox, ¡cuánta razón tiene este hombre, al decir que el lenguaje es una forma de comunicación que tiene que ser efectiva e inteligente, carajo! xDDD
En serio, yo no podría aguantarla...¿Le has mandado el artículo de este hombre? Yo lo haría.

Cattz dijo...

Ese "tipo de feminismo" no es tal, es parte del hembrismo, que busca una notoriedad superior de las mujeres con respecto a los hombres y parece comerles las neuronas a sus practicantes y practicantas XD

Cattz dijo...

Sar@ el feminismo busca la igualdad, el hembrismo es lo que provoca este tipo de comportamiento absurdo y que da vergüenza ajena a todas las personas que creen que idiotas hay en todos los lados. Pero no dejemos que semejantes descerebradas(porque por algún motivo casi siempre son mujeres las que dicen semejantes aberraciones) nos quiten un movimiento que ha dejado muchas cosas buenas detrás.

Islander ! dijo...

Me pone de una mala hoooooostia cuando hablan así que flipas. Es una bastada, no me siento inferior porque se utilice el masculino para generalizar, petardos todos (y petardas, faltaría más xD).

peibol dijo...

Sé que no hace falta que diga estas cosas, pero me sienta mal que me comenten y no tenga tiempo para contestar. Intentaré hacerlo lo antes posible. ;)

Misaoshi dijo...

¡Adoro a este hombre!

Siempre hablo en masculino (para mí: neutro) para hablar en plural, y en el trabajo escribo igual (todos, amigos, trabajadores, jefes, etc)... esperemos que ninguna feminista tocapelotas venga de nueva y me joda eso.

Anónimo dijo...

yo propongo que se use la "e" como neutro o neutra. Por ejemplo todes tenemos hijes, pues lo mejor es enseñarles a respetar el idiome y a no buscar tonteries para polemizer. todes nosotres estamos de acuerdo en que lo de los/las es una soberane gilipollez.
he diche

peibol dijo...

$.M.K:

En otras lenguas directamente ni se lo plantean; no me imagino yo a ninguna acomplejada inglesa pidiendo que además del artículo "the" se implante el "tha", para que no haya discriminaciones. ¬¬

Lo del ampa es una memez, pues padres es el plural de madre y padre, de toda la vida, ¡qué ganas de complicarse la vida! Y lo de la @ ya no es que me guste más o menos, es que directamente es incorrecto, porque NO es una letra. Es como si pusiéramos alfa y beta en lugar de a y be; se entiende, pero no tiene sentido.

¡Qué país!

Naar:

Es que puedes ser mujer, pero no tienes por qué ser incoherente. El matiz está en que la gente confunde los términos; el feminismo es el movimiento social que trata de equiparar los derechos de hombres y mujeres, y en ese sentido todos deberíamos ser feministas. El problema es que la gente confunde feminismo con hembrismo, que es lo mismo que el machismo pero al revés, y que sin embargo está mejor visto. ¡Cuánta acomplejada!

La perderemos de vista, porque ella misma se ha visto tan inútil que nos ha dicho que cuando acabe el curso no volverá a dar clase.

Doctora Anchoa:

He buscado la columna y lo primero que he visto han sido críticas de enanas mentales incapaces de hacer un ejercicio de autocrítica y separar la paja del grano. :s

Oliver:

Es que omo digo, no es feminismo, es hembrismo encubierto. Lo de las notas es ambiguo, pero a mí me puso buena nota (después de reclamarle y demostrarle que mi examen estaba mal evaluado), así que no sé qué pensar...

Nalataia:

Feministas tenemos que ser todos, pero ser hembrista es ser igual de despreciable que un machista, o incluso más, me atrevería a decir, en el sentido de que el machismo es lgo arraigado con lo que afortunadamente se lucha más cada día, pero ehembrismo es una cuestión de actitud voluntaria.

Como bien dices, hay que empezar desde la educación y preocuparse por los problemas realmente importantes, que no por sentirse menos por no inventarse palabras como miembras.

PD. Ella también usa el femenino al hablar en plurarl... ¬¬

¡Saludos!

peibol dijo...

papacangrejo:

Ahí estamos, peeeeero, socialmente está menos perseguido, mejor visto y, si me apuras, hasta más fomentado. :s

JuanRa:

Se me olvidó decir que es una mosquita muerta, y todos sabemos que esa gente es lo peor a lo que puede uno atenerse.

Quisiera yo ver a esta subnormal en inglaterra tratando de erradicar el "the" y dándole terminaciones femeninas a la mitad de las palabras. A todas estas cabría preguntarse, como bien señalas: ¿Por qué ser miembro, juez, médico o arquitecto y ser mujer supone un problema, pero no les causa ninguna molestia que haya hombres pianistas, logopedas o electricistas? Señoría... no haré más preguntas.

A final de curso le daré una copia del artículo de Pérez Reverte. Prometido.

Pecosa:

Mismamente, pero cuando tú misma eres la que peca de falta de educación e igualdad, al discriminar por no querer ser disciminativa (gran paradoja donde las haya), pues ya me dirás...

PD. Siempre puedes estar hasta el coño, que es más ordinario, pero suena mucho más contundente. XD

¡Saludos!

peibol dijo...

Sar@! y Cattz:

Como bien señalas Cattz (y esto es un error muy extendido Sar@!), lo contrario del machismo no es el feminismo, sino el hembrismo, y es igual de asqueroso. Cuando una mujer se autoproclama feminista, lo que en realidad quiere decir es "yo soy hembrista, pero tengo tal cacaco mental que voy a decir que soy feminista, para ser absurda y disriminativa hacia los hombres sin que me miren mal por ello".

Lo peor Cattz, es que tienes razón, retrasadas como estas hacen que el movimiento feminista real se trivialice hasta lo último. :s

Y sí, hablar así es de gilipollas y poco práctica. (Le mandaré el artículo a final de curso).

Islander!:

Eso es porque tienes dos dedos de frente, algo que lamentablemente no puede decir esta mujer.

Misaoshi:

Me extraña que no lo hayan hecho ya, porque según tengo entendido en la mayoría de sitios te miran eso con lupa. Tengo amiugos a los que les han suspendido trabajos de la carrera por no escribirlos con la imbecilidad del os/as. ¡Manda huevos! (y ovarios)

Anónimo:

Jajajajajajajajjaa ¡Hecho! Voy a proponérselo a la subnormal esta, aunque seguro que no le gustaría, porque la letra "e" recuerda al artículo masculino "el". XD

Jezabel dijo...

Lo frustrante es que gracias a tipas como tu profesora, la gente se piensa que el feminismo es de idiotas, que es lo contrario del machismo o cualquier otra sandez; cuando históricamente el feminismo no ha sido más que reclamar los mismos derechos para ambos sexos, y desde luego no es patrimonio de mujeres. Mi novio está super a favor de que yo vote, por poner un ejemplo ;)
En fin, pese a estas señoras (o señores), esperemos que la igualdad siga avanzando.

peibol dijo...

Amén Jezabel! Estas taradas feminazis (o lo que es lo mismo, hembristas mierda) hacen más daño a la causa que otra cosa.

Putas acomplejadas absurdas...